Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Tentación’

Diciembre 28


Comida para el pensamiento.

Para minimizar la tentación

Hay cosas que podemos hacer para minimizar las tentaciones que nos rodean. Constantemente estamos expuestos a anuncios de comida si vemos la televisión o leemos revistas. La mayoría de nosotros necesitamos invertir cierta cantidad de tiempo comprando y preparando comida. Por lo general, las reuniones sociales implican la presencia de refrigerios. Todo este contacto con la comida puede ser incómodo para los tragones si no encontramos una manera de minimizarlo.

Una buena idea consiste en saltarnos las secciones de cocina de las revistas que leemos. Pensar innecesariamente en la comida sólo sirve para intensificar nuestra obsesión. Alejarnos de la televisión durante un anuncio de comida es una manera de minimizar este tipo de tentación. Las compras de víveres se hacen más rápido si anotamos en una lista todo lo que necesitamos y así, pasamos únicamente el tiempo indispensable en la tienda de abarrotes. La preparación de la comida debe simplificarse para que uno pase menos tiempo en la cocina, y no más. En las fiestas, podemos concentrarnos en la gente y en la conversación en vez de en la comida.

La mejor manera de manejar la tentación es recordar que somos comedores compulsivos y que nada vale la pena para que activemos nuestra enfermedad.

Guíanos para evitar la tentación.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La organización de T.A. puede ser humana, pero su propósito es divino. Su propósito es el de dirigirnos hacia Dios y hacia una vida buena. Mis pies han sido puestos en el buen sendero. Lo siento en lo más profundo de mí ser. Voy en la dirección correcta. El futuro puede dejarse en manos de Dios. Lo que sea que me depare el porvenir, no será excesivo para mis fuerzas. Llevo dentro de mí el Divino Poder, para que me ayude a sobrellevar lo que suceda.

–  ¿Estoy dirigido hacia Dios y hacia la vida buena?

Meditación del Día.

Aun cuando esté oculto, el Señor está siempre cerca de aquellos que creen y confían y dependen de Él para recibir la fortaleza necesaria para enfrentarse a los retos de la vida. Aunque oculto a la vista humana, el Poder Superior está siempre a nuestra disposición cada vez que se le invoque. El sentimiento de que Dios está con nosotros no debe depender de terminados estados de ánimo pasajeros, sino que debemos siempre tratar de estar conscientes de su poder y de su amor en el fondo de nuestras vidas.

Oración del Día.

Ruego que hoy sienta que Dios no está demasiado lejos para que yo dependa de su ayuda. Pido que sienta confianza en su buena voluntad para darme el poder que necesito.

El lenguaje del adiós

Pánico.

¡Qué no te entre el pánico! Si nos ataca el pánico, no tenemos por qué permitirle que controle nuestras conductas. Las conductas controladas por el pánico tienden a ser autodestructivas. No importa cuál sea la situación o circunstancia, el pánico no suele ser una buena base. No importa cuál sea la situación o circunstancia, por lo general tenemos aunque sea solo un momento para respirar profundamente y restaurar nuestra serenidad y nuestra paz.

No tenemos que hacer más de lo que razonablemente podemos hacer, ¡nunca! ¡No tenemos que hacer algo que no sabemos hacer en absoluto o que no podamos aprender a hacer! Este programa, esta manera sana de vivir que estamos buscando, se construye sobre una base de paz y de callada confianza, en nosotros mismos, en nuestro Poder Superior, en el proceso de recuperación.

Que no te entre pánico. Eso nos aleja del sendero. Relájate. Respira profundamente. Deja que fluya la paz por tu cuerpo y por tu mente. A partir de esta base, tu Fuente te proveerá de los recursos necesarios.

Hoy trataré el pánico como un asunto aparte que necesita atención inmediata. Me rehusaré a permitir que me motiven pensamientos y sentimientos de pánico. En vez de ello, dejare que la paz y la confianza motiven mi sentimientos, pensamientos y conductas.

Reflexión diaria A.A.

Prepárate y preséntate

“En A.A., nuestro objetivo no es únicamente la sobriedad – tratamos de hacernos nuevamente ciudadanos del mundo que una vez rechazamos, y que un día nos rechazó. Esta es la demostración final hacia la cual el trabajo de Paso Doce es el primer paso, pero no el último”.

COMO LO VE BILL, p. 21

En inglés hay un viejo dicho “Suit up and show up”, que se puede traducir como, “Prepárate y preséntate”. Esta acción es tan importante que me gusta considerarla como mi máxima favorita. Cada día puedo optar por prepararme y presentarme o no hacerlo. Presentarme a las reuniones es para mí empezar a sentirme parte de esa reunión, porque entonces puedo hacer lo que digo que haré. Puedo hablar con los recién llegados y puedo compartir mi experiencia; esto es lo que realmente significa credibilidad, honestidad y cortesía. Prepararme y presentarme son las acciones concretas que pongo en práctica en mi progresivo retorno a la vida normal.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: