Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘TA’

Serenidad


La serenidad nos llega cuando estamos en sintonía con nuestro PS. La serenidad nos permite asimilar las dificultades externas con calma, aún las más difíciles. La serenidad es un don que todos estamos libres para recibir diariamente.

El poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, tal y como cada uno de nosotros lo concibe, alienta la serenidad. El mantenernos en contacto con nuestro PS mientras llevamos a cabo nuestras actividades diarias nos produce serenidad. Practicar la abstinencia de comer en exceso en forma compulsiva mantiene la serenidad.

En una reunión tras otra, escuchamos los testimonios de la gente acerca del cambio que han experimentado desde que decidieron seguir el programa de TA. Las circunstancias que antes los hubieran echado de cabeza al refrigerador ahora son manejables. Por la gracia de Dios se les ha dado la serenidad para aceptar las cosas que no pueden cambiar.

 

Que crezca yo en serenidad.

 

Tragones Anónimos en Chihuahua


Hacer de la comida una adicción y no solo una necesidad hizo que un grupo de más de 40 personas con obesidad de 10 hasta más de 100 kilogramos formara en Chihuahua el grupo de Tragones Anónimos, que tiene como objetivo la recuperación del peso ideal y sobre todo liberarse de la dependencia de los alimentos para obtener placer.

Desde 2008 se formó en Chihuahua la asociación en la que se enseña a los miembros a alimentarse sanamente para bajar de peso, y darse apoyo entre ellos mismos para evitar caer en la tentación de la comida por medio de los testimoniales de quienes ya han estado en este tipo de grupos y han logrado recuperarse de la adicción.

El tragonismo es una necesidad de comer de una manera compulsiva, quienes la padecen no comen por necesidad sino por vicio y no tienen el instinto de satisfacción y los alimentos ni siquiera los mastican pues sienten la necesidad de ingerir rápidamente, es decir de tragar en lugar de alimentarse.

Para estos hombres y mujeres que pertenecen al grupo lo más importante es poder recuperar la autoestima y sobre todo la salud, pues debido al sobrepeso que padecen caen en problemas como dificultad para respirar, dolores de cabeza, espalda y articulaciones, diabetes, hipertensión  y hasta afecciones cardiacas.

El grupo tiene atención las 24 horas, puesto que la ansiedad por comer no tiene hora, señalaron los miembros que dijeron requieren apoyarse unos a otros para evitar una recaída.

Y es que al igual que cualquier adicción ellos están conscientes de que la compulsión por la comida no se quita y por ello deben aprender a controlarse.

En esta capital del Estado de Chihuahua, el grupo comenzó con testimonios de miembros de otras organizaciones similares de Torreón Coahuila y de Ciudad Juárez con el fin de apoyar a personas que como ellas no tienen control de lo que comen.

Es un padecimiento lento y progresivo que lleva a la muerte, coincidieron los tragones anónimos, quienes dijeron que comer compulsivamente y ser obesos los llevó a estar en un estado depresivo en el que tanto sus vidas familiares como profesionales fueron afectadas.

El Domicilio del grupo en la Ciudad de Chihuahua es

Calle Cananea Numero 29.
Colonia Diego Lucero.
El Telefono es 200-1801
Chihuahua, Chih.
El grupo está muy cerca de la Ave. José María Iglesias y Rio Aros.
Deja de sufrir por el sobrepeso y la obesidad.

Te esperamos.

Tragones Anónimos en Ciudad Juárez, Chih. México


Si vives en Ciudad Juárez y deseas dejar de sufrir por el sobrepeso. Te invitamos a nuestro grupo en Ciudad Juárez.

LLama para obtener información de un grupo más cercano.

Grupo “Nuevo Amanecer”

Calle Ixcoatl 7905

Telefono: (656) 619-5112

 

Vivir mi programa


Casi siempre tengo épocas difíciles en las que me alejo de mi Poder Superior, especialemnte cuando lamento mi pasado y tempo al futuro, ahora tengo un programa acción de aplicación diaria que me ayuda a volver a acercarme y a volver a reconciliarme con él. Eso es una gran diferencia para mi, pues antes me enojaba y alejaba con más frecuencia, sin causa y razón, sin estar consciente de ello, ahora puedo volver a él cuando practico la humildad y la honestidad en mi día a día, solo por hoy.

Me hace falta hacer una lectura y reflexionar cada día, a ponerle acción porque las ganas se acaban.

El programa a través de la unidad del grupo, unidad de propósito, siento que cuando nos concentramos en la báscula la unidad se tambalea, el propósito del grupo es el minimo desea de dejar de comer inadecuadamente, ya no estoy solo, hay personas que me comprenden y que viven lo mismo que yo vivo, ya no me siento más el espécimen raro de mi familia, por no ser como ellos son o quieren que yo sea. Ahora puedo ser lo que soy y mi Poder Superior esta conmigo.

 

¿Dónde es la fiesta?


La mayoría de nosotros tenemos recuerdos tempranos de fiestas de cumpleaños –nuestras y de otros niños- y, como tragones, quizá recordamos la comida más que todo lo demás. Por lo que podemos recordar, las fiestas han significado comida y bebida. Entre mejor y más abundantes eran la comida y la bebida, más buena era la fiesta; o así pensábamos.

Guardar la abstinencia significa que asistiremos a fiestas en las que no comeremos ni beberemos, si lo que se sirva no está de acuerdo con nuestro plan de alimentación. Para poder hacer esto con alegría y serenidad, necesitamos redefinir nuestra idea de lo que es una fiesta. Ésta no es una celebración si rompemos nuestra abstinencia y volvemos a tragar.

A través de este programa, llegamos a comprender que una fiesta es algo más que una ocasión para comer y beber. Para disfrutar junto con otras personas es necesario que nos tengamos buena voluntad, que haya una atracción mutua y que exista el esfuerzo de comunicarse unos con otros y de afirmarse entre sí. Si estos elementos están presentes, habrá fiesta, aunque no haya nada de comer ni de beber. Si estos elementos están ausentes, ninguna cantidad de comida ni bebida nos asegurará que la pasemos bien.

Gracias a mi Poder Superior, por la diversión.

Trabajar en forma compulsiva


 

No queremos cambiar la compulsión por la comida por la compulsión por el trabajo. Éste es, también, un intento de escapar a la realidad. Trabajar en forma compulsiva es algo particularmente peligroso para nosotros, ya que cuando nos permitimos cansarnos en exceso, corremos el riesgo de romper nuestra abstinencia.

 

Trabajar de manera compulsiva implica que tenemos miedo de que lo que hacemos no es completamente bueno. Cuando no estamos seguros de nuestra propia valía es cuando tenemos que probar continuamente cuánto podemos lograr. El trabajo compulsivo es también una manera de evitar entablar relaciones significativas con familiares y amigos. Si tememos a la intimidad y a exponernos, a veces tratamos de escondernos bajo una fachada de exceso de ocupaciones.

 

Cuando Dios controla nuestra voluntad y nuestra vida, trabajamos de acuerdo con Su dirección. Tenemos fe en que lo que hagamos será aceptable y suficiente. Al creer que Dios cuida de nosotros, no nos fiamos únicamente de nuestras propias capacidades. Trabajar para un Poder Superior significa trabajar con serenidad y confianza, sabiendo que Él dirige y sostiene nuestros esfuerzos.

 

 

Enséñame a trabajar productivamente para Ti.

Atendió IMSS a personas que abusaron en las cenas de Navidad y Año Nuevo


Y sí dieron sus atracones atendió IMSS a personas que abusaron en las cenas de Navidad y Año Nuevo

Pasadas las fiestas de Navidad y Fin de Año, derechohabientes del Seguro Social acuden a causa de los excesos cometidos durante los pasados festejos; sobretodo pacientes con diabetes e hipertensión.

Por ello, la Institución insistió, especialmente con las personas que cursan enfermedades crónicas, en que sean estrictos en llevar a cabo las recomendaciones médicas, tanto en mantener la medicación como la dieta a que están sujetos conforme a su problema de salud, no solo durante épocas especiales, sino durante todo el año.

Derechohabientes con problemas de gastritis, reflujo, dolores de cabeza prolongados, colesterol y triglicéridos disparados, azúcar eleva da o presión alta, conforman hasta el 80 por ciento de los pacientes que consultan a los médicos familiares en estos primeros días del año 2011 y cuyos malestares obedecen a que en los días previos en alguna forma abusaron de la ingesta de ciertos alimentos ricos en carnes rojas, grasos, carbohidratos y azúcares y de bebidas con alcohol.

Entre el 30 y 35 por ciento de esos pacientes que ahora acuden a consulta son enfermos crónicos de diabetes, hipertensión, de corazón, de cáncer que incluso, durante el abuso de ciertos alimentos y bebidas estuvieron en riesgo de terminar en hospital por descompensarse y en casos graves hasta con peligro de sufrir accidentes cardiovasculares como algún infarto al miocardio o cerebral.

Las personas que sufren sobrepeso y obesidad tienen una solución en los grupos de Autoayuda

Se sube hasta tres kilos por la cena de Navidad, advierte IMSS

Tamales, pavo, bacalao, buñuelos, platillos que se disfrutan en las fiestas decembrinas hacen que los mexicanos suban en promedio tres kilos, por lo que especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan solamente tomar una porción de la cena de Navidad, que es lo que cabe en la palma de la mano.

Lo anterior lo dio a conocer la nutrióloga Rosa María Andrade García, encargada de Nutrición de la Unidad Metabólica de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), quien dijo que se aumentan más de tres kilos de peso durante las fiestas decembrinas, con el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad.

Sugerencias

La mejor recomendación es que antes de llegar a las reuniones navideñas se consuma una ensalada de verduras, a fin de no llegar con el estómago vacío y que al momento de cenar se coma con moderación.

Tomar un vaso de agua antes de iniciar con la comida sólida, ya que ello favorece una mejor digestión y una pronta satisfacción.

Explicó que el Seguro Social realiza de forma permanente acciones para prevenir y controlar el sobrepeso u obesidad, a través de pláticas que lleva a cabo en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), en las que se abordan temas de nutrición, hipertensión y diabetes mellitus, estos últimos casos muchas veces son complicaciones del mal comer.

Comentó que los excesos de comida y de bebidas embriagantes durante esta época navideña no sólo incrementan el riesgo de subir de peso, sino también las complicaciones que esto conlleva, como son la elevación de glucosa, colesterol, triglicéridos y ácido úrico.

Resaltó que estas alteraciones son más peligrosas en las personas que ya padecen de sobrepeso y obesidad y que hoy representan el 70 por ciento de los mexicanos; por ello la importancia de no abusar de estos típicos platillos.

La nutrióloga Rosa María Andrade García aconsejó para no aumentar kilos en esta temporada masticar más de 30 veces el bocado, ello también permite una mejor digestión, buena distribución de nutrientes y una pronta satisfacción, “entre más mastiquemos nos vamos a sentir más satisfechos”.

Precisó que en esta época el ambiente festivo propicia un abuso de alimentos ricos en calorías, por lo que la mejor forma de quemarlas será aprovechando estas reuniones familiares para bailar o romper la piñata, de tal manera que se mueva el cuerpo.

Un consejo más, agregó, es tomar en ayunas al menos un vaso de agua tibia, esto ayudará a mantener más saludable a la flora intestinal y una óptima distribución de los alimentos y sus nutrientes en el organismo.

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: