Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Solo por Hoy’

Enero 2


Comida para el pensamiento.

¡Auxilio!

Cuando hayamos tocado fondo y estemos listos para tragarnos nuestro orgullo, podremos obtener ayuda. Cuando admitimos que solos somos impotentes, entonces se hace cargo de nosotros un Poder Superior. Durante años, la mayoría de nosotros hemos intentado solos controlar lo que comemos. A menudo nos parece que, entre más nos empeñamos, más miserablemente fracasamos. Entonces nos desesperamos. Sin embargo, cuando estamos al borde de la desesperación y pedimos ayuda, T.A. está dispuesto a brindárnosla.

Hemos comprobado que no podemos resolver nuestro problema solos. Una dieta no basta. Necesitamos de un programa que satisfaga nuestras necesidades emocionales y espirituales, al igual que las físicas.

Paso a paso y día con día podremos aprender a vivir sin comer en exceso. Gradualmente nos convenceremos de que nunca ninguna cantidad de comida física saciará nuestra hambre emocional y espiritual. El Poder Superior que se derrama sobre cada uno de los grupos de T.A. se vuelve nuestro sustento y nuestro salvavidas.

Dios, sálvame de mí mismo

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Cómo es que T.A. opera? Lo primero es experimentar una reacción contra uno mismo y mi manera de vivir. Después tengo que admitir que era impotente, que la comida en exceso me había devorado y que nada podía hacer respecto a ello. En seguida desear sinceramente alejarme de mi antigua vida. Luego tengo que entregar mi vida a un Poder Superior, ponerla en sus manos y confiarle mi problema de la “tragada”. Después debo asistir regularmente a las juntas en busca de compañerismo y para participar mis experiencias. También debo tratar de ayudar a otros tragones.

– ¿Estoy haciendo estas cosas?

Meditación del Día.

El hombre ha sido creado en tal forma que únicamente puede soportar el peso de veinticuatro horas “ no más”. Inmediatamente se abruma con el peso de los años pasados y de los días por venir y su espalda se quiebra. Dios ha prometido ayudarlo con la carga del día solamente. Si es lo bastante insensato para volver a recoger la carga del pasado y llevarla a cuestas, no se puede en verdad esperar que Dios ayude a sobrellevarla. Por tanto, hay que olvidar lo que yace detrás y adelantar en la bendición de cada nuevo día.

Oración del Día.

Ruego que pueda darme cuenta de que, para bien o para mal, los días del pasado ha terminado. Pido que pueda enfrentarme a cada nuevo día las veinticuatro horas inmediatas, con esperanza y valor.

Reflexión Diaria A.A.

Primero los cimientos.

“¿Es la sobriedad lo único que habremos de esperar de un despertar espiritual? No, la sobriedad es apenas un principio.”

TAL COMO LO VE BILL, p. 8

Practicar el programa de A.A. es como construir una casa. Primero tuve que poner una capa grande y gruesa de concreto sobre la cual erigir la casa; para mí, eso correspondió a dejar de beber. Pero es muy incómodo vivir desprotegido en una capa de concreto, expuesto al calor, al frío, al viento y a la lluvia. Así que construí un cuarto sobre la base empezando a practicar el programa. El primer cuarto era un poco tambaleante porque yo no estaba acostumbrado al trabajo. Pero con el paso del tiempo, según iba practicando el programa, aprendí a construir mejores cuartos. Mientras más practicaba y más construía, más confortable y feliz era la casa que tenía, la casa en que vivo ahora.

El lenguaje del Adiós

Límites sanos

Los límites son vitales para la recuperación. Tener y fijar límites sanos es importante en todas las fases de la recuperación: en el aumento de la autoestima, en el manejo de sentimientos y en el aprender a amarnos y valorarnos realmente.

Los límites surgen desde lo profundo de nuestro ser. Tienen relación con el cese de los sentimientos de culpa y de vergüenza, y con el cambio de nuestra creencia respecto de lo que merecemos. A medida que se clarifican nuestros pensamientos acerca de todo esto, sucede lo mismo con nuestros límites.

Los límites también están conectados a un Tiempo Superior al nuestro. Fijaremos un límite sólo cuando estemos listos para hacerlo, ni un momento antes. Lo mismo harán los demás. Hay algo mágico acerca de alcanzar el punto en que uno está listo para fijar un límite. Sabemos que hablamos en serio; los demás también nos toman en serio. Las cosas cambian, no porque estemos controlando a los demás, sino porque nosotros hemos cambiado.

Hoy confiaré en que aprenderé, en que creceré interiormente y en que fijaré a mi propio ritmo los límites que necesito en mi vida. Este ritmo debe ser el adecuado sólo para mí. 

Diciembre 30


Comida para el pensamiento.

Miedo al fracaso

Con frecuencia, es el miedo al fracaso el que nos impide intentar lo que realmente queremos hacer. Cuando somos nuevos en TA, quizá nos rehusemos a comprometernos a la abstinencia porque nos da miedo romperla. Cuando somos capaces de guardar la abstinencia de la compulsión de comer, quizá temamos establecer cualquier otro tipo de compromiso por miedo a no ser capaces de tener éxito.

Nuestros fracasos del pasado pueden minar nuestra confianza en nuestra capacidad actual. Por esta razón, necesitamos dejar ir el pasado y estar dispuestos a probar algo nuevo. Para muchos de nosotros, creer en un Poder Superior es un compromiso nuevo. El miedo a sentirnos decepcionados alguna vez nos obstaculiza la confianza total que ese compromiso implica.

La mejor manera de manejar el miedo al fracaso es vivir un día a la vez. Podemos arriesgarnos hoy a tener un pequeño fracaso; lo que nos aterra es el gran fracaso en el futuro. Al dar hoy un pequeño paso hacia la conservación de la abstinencia o el trabajo sobre un proyecto importante, vamos construyendo la confianza de que con el tiempo, podremos tener éxito.

Con Tu apoyo, que esté dispuesto a arriesgarme al fracaso.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En la medida en que falle en mis responsabilidades, fallará T.A. En la medida en que las cumpla, tendré éxito en T.A. Cada fracaso mío significa un retroceso, en esa medida de T.A. No esperaré a ser reclutado para dar servicio  a mis semejantes, sino que seré un voluntario. Aceptaré cada oportunidad de trabajar en T.A. como un reto y haré todo lo posible por aceptar cada reto y realizar mi labor lo mejor que pueda.

¿Aceptaré con gusto cada reto?

Meditación del Día.

Los hombres son, en lo más profundo, unos fracasos cuando quieren vivir sin el poder del apoyo de Dios. Muchos hombres tratan de ser autosuficientes y buscan el placer egoísta, para descubrir que no quedan satisfechos. No importa la cantidad de recursos materiales que logren, no importa cuánta fama y poder tengan, no importan esas cosas, pues generalmente llega el momento del desencanto y el sentimiento de futilidad. La muerte les espera y no pueden llevarse nada material cuando se vayan.

¿Qué importa haber ganado el mundo entero si he perdido el alma?

Oración del Día.

Ruego que no llegue vacío al final de mi vida. Pido que viva en forma tal que no me dé miedo morir.

El lenguaje del adiós

Echa los cimientos.

Se han echado los cimientos. ¿No lo ves? ¿No entiendes que todo lo que has pasado ha tenido un propósito? Había una razón, una buena razón, para la espera, la lucha, el dolor y finalmente la liberación.

Se te ha preparado. De la misma manera como el constructor debe derribar y escarbar lo viejo para construir lo nuevo, tu Poder Superior ha estado limpiando los cimientos de tu vida. ¿Alguna vez has observado a un constructor en una construcción? Cuando comienza su trabajo, se ve peor que antes de que empezara. Lo que está viejo y deteriorado se debe retirar. Lo que es insuficiente o demasiado débil para soportar la nueva estructura se debe retirar, remplazar o reforzar. Ningún constructor a quien le importe su trabajo pondría una nueva superficie sobre un sistema de apoyo insuficiente. Los cimientos se desplomarían. La construcción no duraría.

Si el producto terminado va a ser como se desea, se tiene que llevar a cabo un exhaustivo trabajo de los cimientos hacia arriba. A medida que progresa la obra, a menudo parece un cataclismo. Con frecuencia no parece tener sentido. Podría parecer una pérdida de tiempo y de esfuerzo, porque aún no podemos ver el producto terminado. Pero es muy importante que los cimientos se echen como debe ser si es que el trabajo divertido, los toques finales, van a ser como queremos que sean.

Esta época larga, difícil de tu vida ha sido para echar los cimientos. No carecía de propósito, aunque a veces el propósito no haya sido evidente o aparente. Ahora se han echado ya los cimientos. La estructura es sólida.

Ahora es tiempo ya de los toques finales, de la terminación. Es tiempo de poner los muebles dentro y de disfrutar los frutos de la labor.

Felicidades. Has tenido la paciencia para soportar las partes duras. Has confiado, te has sometido y le has permitido a tu Poder Superior y al universo que te curen y te preparen. Ahora disfrutarás de lo bueno que ha sido planeado. Ahora verás el propósito. Ahora todo se conjuntará y tendrá sentido. Disfrútalo.

Hoy me someteré al echar los cimientos – las bases- de mi vida. Si es tiempo de disfrutar la colocación de los toques finales, me someteré a ello y disfrutaré eso también. Me acordaré de estarle agradecido a un Poder Superior que es un Maestro Constructor y únicamente tiene en mente mis mejores intereses, creando y construyendo mi vida. Estaré agradecido por el cuidado y la atención a los detalles de mi Poder Superior al echar los cimientos, aunque me ponga impaciente a veces. Miraré con reverencia la belleza del producto terminado de Dios.

Tocar fondo


A veces es importante tocar fondo para darnos cuenta que hay cosas importantes en la vida y no las valoramos.No hay mejor satisfaccion que ser felices pero a cada instante porque los defectos de carácter se manifiestan en automático, el ser humano tiene que esatar alerta solo por hoy, paso a paso, compartir generosamente experiencia, fortaleza y esperanza. Si me aplico solo por hoy, lo mejor está por venir.

¿Dónde es la fiesta?


La mayoría de nosotros tenemos recuerdos tempranos de fiestas de cumpleaños –nuestras y de otros niños- y, como tragones, quizá recordamos la comida más que todo lo demás. Por lo que podemos recordar, las fiestas han significado comida y bebida. Entre mejor y más abundantes eran la comida y la bebida, más buena era la fiesta; o así pensábamos.

Guardar la abstinencia significa que asistiremos a fiestas en las que no comeremos ni beberemos, si lo que se sirva no está de acuerdo con nuestro plan de alimentación. Para poder hacer esto con alegría y serenidad, necesitamos redefinir nuestra idea de lo que es una fiesta. Ésta no es una celebración si rompemos nuestra abstinencia y volvemos a tragar.

A través de este programa, llegamos a comprender que una fiesta es algo más que una ocasión para comer y beber. Para disfrutar junto con otras personas es necesario que nos tengamos buena voluntad, que haya una atracción mutua y que exista el esfuerzo de comunicarse unos con otros y de afirmarse entre sí. Si estos elementos están presentes, habrá fiesta, aunque no haya nada de comer ni de beber. Si estos elementos están ausentes, ninguna cantidad de comida ni bebida nos asegurará que la pasemos bien.

Gracias a mi Poder Superior, por la diversión.

Admitimos…


Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol: que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 23

No es una mera casualidad que el mismo Primer Paso mencione la impotencia: La admisión de impotencia personal ante el alcohol es la piedra angular de la base para la recuperación. Me he dado cuenta que no tengo el poder y el control que una vez creía tener. Soy impotente ante lo que la gente piense de mí. Soy impotente ante el hecho de haber perdido el tren. Soy impotente respecto a la forma en que otra gente trabaje (o no trabaje) en los Pasos. Pero también me he dado cuenta de que no soy impotente ante otras cosas. No soy impotente ante mis actitudes. No soy impotente el negativismo. No soy impotente en cuanto a asumir la responsabilidad en mi propia recuperación. Tengo el poder de ejercer una influencia positiva sobre mí mismo, sobre mis seres queridos y sobre el mundo en el que vivo.

Recaídas


Cada vez que recaemos en el síntoma nos desesperamos y pensamos quizás que el programa no funciona, o peor aun, pensamos que Dios no nos está ayudando. Una recaída significa solo una cosa: QUE NO ME HE DERROTADO. Solo podré conseguir la anhelada derrota a través de la admisión de mi impotencia ante el síntoma. Lo logro hablando ante mis compañeros el historial de mi vida de comedor compulsivo. El recuerdo hablado de mis atracones, de mi incapacidad de controlar las cantidades, el darme cuenta de como fui tolerando mas cantidad a medida de que pasaba el tiempo, me llevara a comprender por fin que a menos que no ingiera el síntoma SOLO POR HOY, no podré lograr la deseada recuperación de esta enfermedad que es el comer compulsivamente.

El admitir mi impotencia ante el síntoma (PRIMER PASO), el darme cuenta que la forma en que he usado la comida no es de buen juicio (SEGUNDO PASO) y que Dios sabe lo que es mejor para mi (TERCER PASO), serán la base de mi abstinencia.

Que pueda yo aceptar ante el síntoma, te pido senior.

Pensamiento del día.

El programa de TA, es un modo de vivir y tenemos que aprender a vivir el programa si queremos permanecer sobrios. Los doce pasos del libro son como indicadores. Señalan la dirección en que tenemos que marchar. Pero cada miembro del grupo tiene que encontrar su modo propio de vivir mejor el programa. No todos lo hacemos exactamente igual. Ya sea mediante horas de calma en la mañana, asistiendo a reuniones, trabajando con otros o pasando el mensaje, tenemos que aprender a vivir el programa.

“¿Ha llegado a ser la forma de TA mi modo de vivir constantemente, natural?”

Meditación del día.

Reposaré y no estaré en tensión. No tendré temor, porque todo saldrá bien al fin. Aprenderé a sopesar y equilibrar mi alma en un mundo vacilante y cambiante. Buscare el poder de Dios y lo emplearé, porque si no lo utilizo, me será retirado. Mientras sepa represar a Dios y reciba abundantemente mi fortaleza después de cada tarea, ningún trabajo puede ser excesivo.

Oración del día

Ruego porque pueda descansar y porque la fortaleza de Dios me sea concedida. Pido poder someter mi voluntad de Dios y estar libre de todas las tensiones.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: