Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Poder Superior’

Febrero 25


Comida para el pensamiento.

Un nuevo lugar

Después de una recaída, no volvemos a empezar desde el mismo lugar donde estábamos antes. A través de la experiencia de haber cometido un error ganamos un nuevo conocimiento y una nueva percepción.

A menudo descubrimos que una manera errónea de pensar fue la causa de muchos problemas. Quizá volvimos a caer en la vieja percepción que teníamos de nosotros mismos de que éramos el centro del universo. Tal vez nos olvidamos de entregarle a Dios aquello que nos estaba perturbando en vez de empezar a comer en exceso. Indudablemente, nos olvidamos de que la abstinencia es, sin excepción, lo más importante en nuestra vida.

Sea cual sea el error, podemos sacar provecho de él, ya que nos hace aprender y comprender más. Podemos prevenir una trampa y evitarla en el futuro. Empezamos unos cuantos pasos más adelante, en nuevo lugar.

Que los errores no me desalienten.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Algunas personas encuentran difícil creer en un poder superior a ellos. Más no creer en ese poder nos empuja al ateísmo. Se ha dicho que el ateísmo es la fe insensata en el extraño argumento de que este universo se origina de la nada y marcha a la ventura hacia ninguna parte. Esto es prácticamente imposible de creer. Creo que todos nosotros podemos convenir en que la comida es un poder superior a nosotros. Así era indudablemente en mi caso. Yo era impotente ante el poder de la comida.

– ¿Recuerdo las cosas que me sucedieron a causa del poder de la comida?

Meditación del Día.

Lo espiritual y lo moral con el tiempo triunfarán sobre lo material y lo amoral. Este es el fin y el destino de la raza humana. Gradualmente, lo espiritual está superando a lo material en la mente de los hombres. La fe, el compañerismo y la ayuda son el remedio para la mayoría de los males del mundo y no hay nada en el campo de las relaciones personales que no puedan realizar.

Oración del Día.

Ruego poder hacer mi parte para formar un mundo mejor. Pido poder ser una parte del remedio para los males del mundo.

Reflexión diaria A.A.

El desafío del fracaso

“En la economía de Dios, no se desperdicia nada. Mediante el fracaso, aprendemos una lección de humildad que, por dolorosa que sea, es probablemente necesaria”.

COMO LO VE BILL, p. 31

¡Qué agradecido me siento hoy por saber que todos los fracasos del pasado eran necesarios para que yo estuviera donde estoy! Por muchas penas me vino la experiencia y en el sufrimiento llegué a ser obediente. Cuando buscaba a Dios, como yo Lo concibo. El compartió conmigo sus dádivas preciosas. Por la experiencia y la obediencia, empezaba el desarrollo seguido de la gratitud. Sí, y luego me vino la paz del espíritu, viviendo y compartiendo la sobriedad.

El lenguaje del adiós.

Acepta la imperfección

“¿Por qué me hago esto a mí misma?, preguntaba una mujer que quería bajar de peso. Fui a mi grupo de apoyo sintiéndome culpable y avergonzada porque me comí media galleta que no estaba incluida en mi dieta. Descubrí que todo mundo hace un poco de trampa, y algunos hacen muchas trampas. Me sentía tan avergonzada antes de llegar al grupo, como si fuera la única que no estuviera haciendo la dieta al dedillo. Ahora sé que estoy llevando la dieta tan bien como la mayoría, y mejor que algunos”.

¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? No estoy hablando estrictamente de dietas; estoy hablando acerca de la vida ¿Por qué nos castigamos a nosotros mismos pensando que somos inferiores mientras que otros son perfectos, ya sea en cuanto a nuestras relaciones, recuperación, o una tarea específica?

Ya sea que nos estemos juzgando a nosotros mismos o a los demás, son las dos caras de una misma moneda: la perfección. Ninguna de las dos expectativas es válida.

Es mucho más apropiado y beneficioso decirnos a nosotros mismos que está bien ser lo que somos y que lo que estamos haciendo está bien.

Eso no significa que no cometamos errores que necesitemos corregir; no significa que no nos desviemos del camino de vez en cuando, no significa que no podamos mejorar. Significa que, con todos nuestros errores y divagaciones, básicamente estamos sobre la ruta. La manera como nos ayudamos a nosotros mismos a permanecer en el camino es alentándonos y aprobándonos.

Hoy me amaré a mi mismo y me daré ánimos. Me diré a mí mismo que lo que estoy haciendo está bien, y me permitiré disfrutar ese sentimiento.

Marzo 14


Comida para el pensamiento.

Poder

Nuestro grupo está imbuido de un Poder que cambia vidas: el Poder del amor y de la camaradería. Somos tantos los que podemos dar testimonio de los milagros cotidianos que Dios ha obrado y que sigue obrando mientras seguimos este programa. Los cambios y milagros pueden ocurrir lentamente, como podrá ser gradual nuestro crecimiento espiritual; sin embargo, el Poder es real.

A medida que nos hacemos conscientes de este Poder, vemos cuán débiles e innecesarios eran los falsos apoyos en los que confiábamos en el pasado. Probablemente buscamos fortaleza en las posesiones materiales, en los logros personales, en el estatus social. Todos estos apoyos nos fallaron, por lo que comíamos para esconder nuestra debilidad.

Ahora que hemos experimentado el Poder de la camaradería de TA, ya no tenemos que confiar en falsos apoyos. Podemos crecer dentro del programa y dentro de un contacto más cercano con Aquel que nos cree y nos sostiene.

Que pueda yo apoyarme completamente en Ti.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Puedo considerarme una persona recuperada?

Si quiere decir: ¿Puedo volver a comer normalmente? La respuesta es NO.

Pero si quiere decir ¿puedo mantenerme sobrio? La respuesta es ciertamente SI. Puedo funcionar bien entregando mi problema de la comida a un Poder Superior a mí, a ese Divino Principio del universo que llamamos Dios. Y pidiendo a ese Poder cada mañana que me conceda la fuerza para permanecer sobrio las siguientes 24 horas, sé, por la experiencia de muchísimas personas, que si quiero honradamente estar bien, puedo ponerme bien.

¿Estoy tratando de seguir fielmente el programa de TA.?

Meditación del Día.

Hay que perseverar en todo lo que la dirección de Dios lo mueva a hacer. La realización persistente de lo que parece justo y bueno le llevará a donde desee estar. Si usted mira retrospectivamente la dirección de Dios, verá que ésta ha sido muy gradual, y que solamente a medida en que usted ha cumplido con los deseos de Él, en esa medida es en que usted puede comprenderlos, ha sido Dios capaz de prestar una dirección más clara y definida. El hombre es guiado por el toque de Dios a través de una mente receptiva y fortalecida.

Oración del Día.

Ruego poder perseverar en hacer lo que parece justo. Pido poder llevar a cabo todo lo que la dirección de Dios me indique, a medida en que yo pueda comprenderla.

Reflexión diaria A.A.

La piedra clave

“Él es el Padre y nosotros Sus hijos. La mayoría de las buenas ideas son sencillas y este concepto fue la piedra clave del nuevo arco triunfal por el que pasamos a la libertad.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 58

La piedra clave es una pieza en forma de cuña que va en la parte más alta de un arco y que mantiene las otras piedras en su lugar. Las “otras piezas” son los Pasos Uno, Dos y desde el Cuatro al Doce. En un sentido esto parece indicar que el Paso Tres es el Paso más importante, que los otros once dependen del tercero para soporte. Sin embargo en la realidad, el Paso Tres es sólo uno de los doce. Es la piedra clave, pero sin las otras once piedras para construir la base y los lados, con o sin piedra clave, sencillamente no hay arco. Por medio de la práctica diaria de los Doce Pasos, yo encuentro ese arco triunfal esperándome para por él pasar a otro día de libertad.

El lenguaje del adiós.

Confiemos en nosotros mismos

La confianza puede ser uno de los conceptos más confusos en la recuperación. ¿En quién confiamos? ¿Para qué? El aspecto más importante que afrontamos acerca de la confianza es aprender a confiar en nosotros mismos. Lo más dañino que nos ha ocurrido es que llegamos a creer que no podíamos confiar en nosotros mismos.

Habrá algunos que nos digan que no podemos confiar en nosotros mismos, que estamos fuera de base y fuera de onda. Hay algunos que se podrían beneficiar de que nosotros no confiáramos en nosotros mismos.

El miedo y la duda son nuestros enemigos. El pánico es nuestro enemigo. La confusión es nuestra oponente.

La confianza en uno mismo es un regalo de curación que nos podemos dar a nosotros mismos. ¿Cómo la adquirimos? La aprendemos. ¿Qué hacemos acerca de nuestros errores, acerca de esas veces en que pensamos que podríamos confiar en nosotros mismos pero que estábamos equivocados? Las aceptamos y de todos modos, confiamos en nosotros mismos.

Nosotros sabemos lo que mejor nos conviene. Sabemos lo que es mejor para nosotros. Si estamos equivocados, si necesitamos cambiar de opinión, se nos guiará hacia ello, pero únicamente confiado desde donde nos encontramos hoy.

Podemos buscar apoyo y refuerzo en otros, pero confiar en nosotros mismos es esencial.

No confíes en el miedo. No confíes en el pánico. Podemos confiar en nosotros mismos, defender nuestra propia verdad, pararnos en nuestra propia luz. Ahora la tenemos. Tenemos toda la luz que necesitamos para el día de hoy. Y la luz de mañana se nos dará entonces.

Confiemos en nosotros mismos y sabremos en quién confiar. Confiemos en nosotros mismos y sabremos qué hacer. Cuando sintamos que no podemos confiar en nosotros mismos en forma absoluta, confiemos en que Dios nos guiará hacia la verdad.

Dios mío, ayúdame a dejar ir el miedo, la duda y la confusión, los enemigos de la confianza en uno mismo. Ayúdame a seguir adelante en paz y confiado. Ayúdame a crecer en confianza en mí mismo y en Ti, un día a la vez, una experiencia a la vez.

Diciembre 22


El lenguaje del adiós

Nos vienen cosas buenas.

No te preocupes cómo vendrá lo bueno que ha sido planeado para ti.

Vendrá.

No te preocupes, ni te obsesiones, ni pienses que tienes que controlar, que tienes que salir de cacería a buscarlo, ni te confundas la mente tratando de averiguar cuándo y cómo te encontrarán esas cosas buenas.

Te encontrarán.

Sométete cada día a tu Poder Superior. Confía en tu Poder Superior.

Luego, quédate en paz. Confía en ti mismo y escúchate. Así es como vendrá a ti lo bueno que quieres.

Tu curación. Tu alegría. Tus relaciones. Tus soluciones. Ese trabajo. Ese cambio que deseas. Esa oportunidad. Vendrá a ti, de manera natural, con facilidad y de una multitud de formas.

Vendrá esa respuesta. Vendrá la dirección. El dinero. La idea. La energía. La creatividad. El camino se te abrirá. Confía en ello, pues ya ha sido planeado.

Preocuparse de cómo vendrá es inútil, un desperdicio y una disipación de energía. Ya está ahora mismo. Está en su lugar. ¡Sólo que no puedes verlo! Serás atraído hacia ello, o ello será atraído hacia ti.

 

Hoy me relajaré y confiaré en que lo bueno que necesito me encontrará. Ya sea por mis propios medios, o por medio de los demás, todo lo que quiero y necesito me vendrá cuando sea el momento.

Reflexión diaria A.A.

Principios, No personalidades

Al reflexionar sobre ello, la manera en que algunas veces los “dignos” alcohólicos han tratado de juzgar a los “menos dignos” es más bien cómica. Imagínate, si puedes, ¡un alcohólico juzgando a otro!.

* EL LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 37

¿Quién soy yo para juzgar a nadie? Cuando entré en la Comunidad, descubrí que todos me gustaban. Después de todo, A.A. me iba a ayudar a vivir una vida mejor sin alcohol. La realidad era que a mí no me podrían gustar todos y tampoco yo a ellos. A medida que me he desarrollado en la Comunidad, he aprendido a amar a todos solamente por haber escuchado lo que ellos tenían que decir. Esa persona allá, o ésta aquí, puede ser la que Dios ha elegido para darme el mensaje que necesito hoy. Siempre debo recordar anteponer los principios a las personalidades.

Comida para el pensamiento.

Nos atrevemos

¿Qué es lo que hay dentro de nuestra cabeza que sigue atreviéndose a tratar de probarnos una vez más que no somos tragones? ¿Qué clase de estupidez nos hace pensar que esta vez podremos salirnos con la nuestra y comernos ese bocado compulsivo? En un momento de ciega bravuconería, podemos perder meses o años del control que con tanto trabajo hemos logrado.

Nuestro ego es nuestro peor enemigo. Nos olvidamos de que quien es comedor compulsivo, siempre sigue siéndolo. Nos decimos a nosotros mismos que como lo hemos hecho tan bien durante tanto tiempo, seguramente podremos manejar una o dos pequeñas desviaciones. Nos rebelamos contra el programa y nos colocamos por encima de él. Nos olvidamos de que tenemos una enfermedad, y decidimos hacer lo que nos viene en gana, olvidándonos del hecho de que el comer ese primer bocado compulsivo estaremos destruyendo nuestra cordura y nuestra serenidad.

Debemos evitar a toda costa este tipo de atrevimientos. El mejor antídoto es la humildad, que nos recuerda la realidad de nuestra enfermedad. No somos como todos los demás. Nosotros somos comedores compulsivos y no nos atrevemos a echar por la borda nuestro programa.

Sálvame del tipo de atrevimientos que me destruyen.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Conforme miramos retrospectivamente nuestras carreras de tragones, debemos darnos cuenta que nuestras vidas eran un desastre. La dificultad está dentro de nosotros y no en la vida. La vida en sí era buena, pero la mirábamos desde un punto de vista negativo. Mirábamos la vida a través de un plato de comida y sólo veíamos destrucción. No podíamos ver toda la belleza, la bondad y propósito que había en el mundo, porque nuestra visión estaba nublada. Sólo percibíamos un solo camino a través de la estrechez de nuestra percepción. La gente podía vernos, pero nosotros no podíamos hacer ni ver lo que la vida significaba para los demás y lo que debería significar para nosotros. Entonces estábamos ciegos, pero ahora podemos ver.

– ¿Puedo ahora ver la vida como realmente es?

Meditación del Día.

No hay que temer a la maldad, porque el Poder de Dios puede vencerla. La maldad tiene el poder de lastimar seriamente sólo a aquellos que no se someten a la protección de un poder Superior. Esta no es una idea sentimental, sino que un hecho comprobado por nuestra experiencia. Hay que decirnos nosotros mismos que, pase lo que pase, ningún mal podrá hacernos daño en tanto que dependamos de un Poder Superior. Hay que estar seguro de la protección de la gracia de Dios.

Oración del Día.

Ruego que el temor a la maldad no me desanime. Pido que trate de colocarme hoy bajo la protección de la gracia de Dios.

Diciembre 16


Reflexión diaria A.A.

Compañeros de recuperación

“. . . no hay nada que asegure tanto la inmunidad a la bebida como el trabajo intensivo con otros alcohólicos. . . Tanto tú como el principiante tienen que ir día por día por el camino del progreso espiritual . . . Sigue los mandatos de un Poder Superior y pronto vivirás en un mundo maravilloso, no importa cuál sea tu situación actual.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 83-93

Hacer las cosas debidas por los debidos motivos – esta es mi manera de controlar mi egoísmo y mi egocentrismo. Me doy cuenta de que mi dependencia de un Poder superior abre el camino de la tranquilidad de espíritu, de la felicidad y de la sobriedad. Yo rezo cada día para evitar mis acciones previas y así poder ayudar a otros.

El lenguaje del adiós.

Cuidemos de nosotros emocionalmente

¿Qué significa cuidar de mí mismos emocionalmente?

¿Reconozco cuando me siento enojado y acepto ese sentimiento sin vergüenza y sin culpa? ¿Reconozco cuando me siento lastimado y acepto esos sentimientos sin intentar castigar a la fuente de mi dolor? ¿Reconozco que tengo miedo cuando se me presenta esa emoción? ¿Me permito sentir felicidad, alegría y amor cuando esas emociones están a mi disposición?

Cuidar de mí mismo significa que he tomado la decisión de que está bien experimentar sentimientos. Cuidar de mis emociones significa que me permita a mí mismo quedarme con el sentimiento hasta que sea el momento de liberarlo y de proseguir con el que sigue. ¿Reconozco que algunas veces mis sentimientos me pueden ayudar a ver la realidad, pero a veces son engañosos? Son importantes, pero no tengo que dejar que me controlen. Puedo sentir y pensar también. Hablo con la gente acerca de mis sentimientos cuando eso es apropiado y seguro. Busco ayuda o guía si me quedo atorado en una emoción en particular.

Estoy abierto a las lecciones que mis emociones estén tratando de darme. Después que siento, acepto y libero el sentimiento, me pregunto a mí mismo qué quiero o qué necesito hacer para cuidar de mí mismo.

Cuidar de mí mismo emocionalmente significa que valoro, que atesoro, que exploro y que aprecio mi parte emocional.

Hoy cuidaré de mí mismo emocionalmente. Estaré abierto y aceptaré mi parte emocional y la de las otras personas. Me esforzaré por lograr el equilibrio combinando las emociones con la razón, pero no permitiré que el intelecto desplace mi parte emocional.

Comida para el pensamiento.

Nos estamos aliviando

Nuestra recuperación siempre está en proceso; nunca se acaba. Si pensamos por un minuto que hemos conquistado nuestra enfermedad y que ya no tenemos que tomarla en cuenta, en ese momento estamos en peligro de tener una recaída. Lo que haremos durante el resto de nuestra vida es aliviarnos. Afortunadamente, tenemos lineamientos y una membrecía en los cuales apoyarnos.

No se requiere que pensemos en nuestra enfermedad veinticuatro horas al día. Necesitamos recordarla cuando surjan pensamientos de comida y de comer. También necesitamos recordarla cuando nos encontramos pensando el tipo de pensamientos o experimentando el tipo de sentimientos que nos han llevado en el pasado a darnos un atracón.

Aliviarse es una aventura. Nos hemos alejado de las rutinas repetitivas de hábitos del pasado y estamos yendo hacia lo desconocido. Hay veces en que estamos yendo hacia lo desconocido. Hay veces en que estamos ansiosos y temerosos de no ser capaces de lograrlo. No estamos solos. Hay un Poder Superior que nos guía y una organización de amigos que nos apoya. El proceso de aliviarnos es un privilegio y un regalo.

Gracias por el proceso de aliviarnos.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de T.A. es el camino de la fe. No obtenemos los beneficios totales del programa sino hasta que entreguemos nuestras vidas a un Poder Superior a nosotros mismos y confiamos en ese Poder para que nos dé la fortaleza que necesitamos. No hay un camino mejor para nosotros. Podemos lograr la sobriedad sin él; pero si vamos a vivir verdaderamente, debemos tomar el camino de la fe en Dios. Ese es nuestro sendero. Debemos seguirlo.

–  ¿He tomado el camino de la fe?.

Meditación del Día.

La vida es la búsqueda de la felicidad. La felicidad es el producto de una vida buena, de las obras buenas. No hay que buscar la felicidad; hay que buscar la vida buena y la felicidad vendrá como recompensa. A veces la vida es la marcha del deber durante días pesados y sombríos. Pero la felicidad habrá de volver como la sonrisa de reconocimiento de Dios por nuestra fidelidad. La verdadera felicidad es siempre producto de una vida buena.

Oración del Día.

Ruego que no busque la felicidad, sino hacer el bien. Pido que no busque tanto el placer como las cosas que traen el verdadero contento.

Diciembre 6


El lenguaje del adiós.

Dejemos ir la vergüenza.

Muchos de nosotros fuimos victimados, a veces más de una vez.

Podemos haber sufrido abuso físico, abuso sexual o haber sido explotados por las adicciones de otro.

Entendemos que si otra persona ha abusado de nosotros, eso no es motivo para que sintamos vergüenza. El sentimiento de culpa por el acto de abuso le pertenece al perpetrador, no a la víctima.

Aunque en recuperación caigamos presas de la victimización, eso no es causa de vergüenza.

La meta de la recuperación es aprender a cuidar de uno mismo, aprender a liberarnos de la victimización y a no culparnos por las experiencias pasadas. La meta es equiparnos para que no sigamos siendo victimados debido a la vergüenza y a sentimientos no resueltos a causa de la victimización original.

Cada uno de nosotros tiene su propio trabajo que hacer, sus propios asuntos, sus tareas de recuperación. Una de esas tareas es dejar de señalar al perpetrador con el dedo, porque eso nos perturba. Aunque hacemos a cada persona responsable de su propia conducta y ésta deba dar cuenta de ella, aprendemos a tener compasión por el perpetrador. Comprendemos que han estado en juego muchas cosas en la vida de esa persona. Al mismo tiempo, nosotros no nos aferramos a la vergüenza. Aprendemos a entender el papel que nosotros jugamos en nuestra victimización, cómo caímos en ese papel y nos rescatamos a nosotros mismos. Pero ésa es una información con la que debemos equiparnos para que no necesite suceder esto otra vez.

Dejar ir la vergüenza de la víctima. Tenemos asuntos por resolver y tareas por hacer, pero uno de nuestros asuntos es no sentirnos culpables y equivocados porque hemos sido victimados.

Hoy me libraré de toda vergüenza de víctima que pueda haber estado albergando o a la que pudiera haber estado aferrándome.

 

Reflexión diaria A.A.

Cuando pierdo las esperanzas

“Cuando progresamos todavía más, nos dimos cuenta de que la mejor fuente posible de estabilidad emocional es el mismo Dios. Vimos que la dependencia de Su perfecta justicia, perdón y amor era saludable, y funcionaria donde nada más podría hacerlo. Si realmente dependíamos de Dios, no podíamos hacer muy bien el papel de Dios ante nuestros semejantes ni sentiríamos el vivo deseo de depender completamente de la protección y del cuidado humano.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 123

Mi experiencia ha sido que, cuando todos los recursos humanos parecen haber fallado, siempre hay Uno que nunca me desampara. Aun más, El siempre está ahí para compartir mi alegría, para enseñarme el buen camino y para confiarme a El cuando no hay nadie más. Mientras que los esfuerzos humanos pueden aumentar o disminuir mi bienestar y felicidad, sólo Dios puede proveerme el amoroso alimento del cual depende mi salud espiritual diaria.

 

Comida para el pensamiento.

Un estirón

Si solamente hacemos lo que nos gusta y nos parece cómodo, no creceremos. Si no ejercitamos nuestras mentes, vegetaremos en el plano intelectual. Si no disciplinamos nuestros cuerpos, nos pondremos bofos y debiluchos. Si no ejercitamos nuestra buena voluntad, seguiremos siendo emocionalmente inmaduros.

Conformarse con un logro mínimo es perderse la satisfacción de lograr más de lo que alguna vez creímos posible. Es algo trillado, pero nunca sabremos hasta dónde podremos llegar, si no lo intentamos. Abstenernos de comer azúcares refinados y carbohidratos quizá nos parecía imposible en una época. Habiéndolo logrado por medio de la ayuda de nuestro Poder Superior y de TA, podremos alcanzar otros logros que antes considerábamos fuera de nuestro alcance.

En este programa, la única manera de fracasar es dejando de intentar. Al abstenernos de comer en forma compulsiva y siguiendo los Doce Pasos, podremos alcanzar un grado más pleno de nuestro potencial físico, mental, emocional y espiritual.

Que no sea tan flojo que no pueda esforzarme tanto como pueda hacerlo.

 

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Alguna persona ha tenido una recaída. Está avergonzada de sí misma. A veces está tan avergonzada que teme regresar a T.A. Desarrolla el antiguo complejo de inferioridad y se hace a la idea de que no sirve, que ha defraudado a sus amigos en T.A., que no tiene remedio y que nunca podrá salir adelante. Este estado de ánimo es tal vez peor que el original.  Quizá la recaída lo haya debilitado; pero su entrenamiento de T.A. nunca puede perderse por completo. Siempre sabe que puede volver si así lo desea. Sabe que todavía tiene la ayuda de Dios si se la vuelve a pedir.

– ¿Creo que nunca podré perder por completo lo que he aprendido en T.A.?.

Meditación del Día.

Nadie escapa por completo de la tentación. Hay que esperarla y estar preparado para cuando llegue. Ninguno de nosotros está totalmente a salvo. Hay que tratar de tener listas las defensas por medio de la oración diaria. Por eso tenemos estas meditaciones diarias. Hay que saber reconocer la tentación cuando llegue. El primer paso para conquistar la tentación es verla claramente como una tentación y no conservarla en el pensamiento. Hay que desligarse de ella, sacudirla de la mente tan pronto como aparezca. No hay que pensar en pretextos para caer en ella. Hay que acudir de inmediato al Poder Superior pidiendo ayuda.

Oración del Día.

Ruego que esté preparado para cualquier tentación que me llegue. Pido que la vea claramente y la evite con la ayuda de Dios.

Aceptarse a sí mismo


Sabemos que Dios nos cuida amorosamente. Sabemos que cuando nos volvamos a El, todo estará bien con nosotros, aquí y en el más allá.

Rezo para estar siempre dispuesto a recordar que soy hijo de Dios, un alma divina en forma humana, y que la tarea más básica y urgente de mi vida es aceptarme, conocerme, amarme y cultivarme a mí mismo. Según me acepte a mí mismo, acepto la voluntad de Dios. Según me conozca y me ame a mí mismo, conozco y amo a Dios. Según me cultive a mí mismo, actúo bajo la orientación de Dios.

Rezo para estar dispuesto a abandonar mi arrogante autocrítica, y alabar a Dios humildemente aceptándome y cuidando de mí mismo.

Un don inapreciable


Para esta etapa, según toda probabilidad, hemos alcanzado hasta cierto punto la liberación de nuestras desventajas más arrolladoras. Disfrutamos de momentos en los cuales hay algo parecido a la verdadera tranquilidad de espíritu. Para aquellos de nosotros que hasta ahora sólo hemos conocido la excitación, depresión o ansiedad (en otras palabras, todos nosotros), esta paz recién encontrada resulta un don inapreciable.

Estoy aprendiendo a “desprenderme” y “dejarlo en manos de Dios”, a tener una mente abierta y un corazón dispuesto a recibir la gracia de Dios en todos mis asuntos; de esta manera puedo experimentar la paz y libertad que vienen como resultado de la entrega. Se ha demostrado que un acto de entrega, que se origina en la desesperación y en la derrota, puede convertirse en un continuo acto de fe, y que la fe significa libertad y victoria.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: