Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘nueva vida’

Enero 2


Comida para el pensamiento.

¡Auxilio!

Cuando hayamos tocado fondo y estemos listos para tragarnos nuestro orgullo, podremos obtener ayuda. Cuando admitimos que solos somos impotentes, entonces se hace cargo de nosotros un Poder Superior. Durante años, la mayoría de nosotros hemos intentado solos controlar lo que comemos. A menudo nos parece que, entre más nos empeñamos, más miserablemente fracasamos. Entonces nos desesperamos. Sin embargo, cuando estamos al borde de la desesperación y pedimos ayuda, T.A. está dispuesto a brindárnosla.

Hemos comprobado que no podemos resolver nuestro problema solos. Una dieta no basta. Necesitamos de un programa que satisfaga nuestras necesidades emocionales y espirituales, al igual que las físicas.

Paso a paso y día con día podremos aprender a vivir sin comer en exceso. Gradualmente nos convenceremos de que nunca ninguna cantidad de comida física saciará nuestra hambre emocional y espiritual. El Poder Superior que se derrama sobre cada uno de los grupos de T.A. se vuelve nuestro sustento y nuestro salvavidas.

Dios, sálvame de mí mismo

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Cómo es que T.A. opera? Lo primero es experimentar una reacción contra uno mismo y mi manera de vivir. Después tengo que admitir que era impotente, que la comida en exceso me había devorado y que nada podía hacer respecto a ello. En seguida desear sinceramente alejarme de mi antigua vida. Luego tengo que entregar mi vida a un Poder Superior, ponerla en sus manos y confiarle mi problema de la “tragada”. Después debo asistir regularmente a las juntas en busca de compañerismo y para participar mis experiencias. También debo tratar de ayudar a otros tragones.

– ¿Estoy haciendo estas cosas?

Meditación del Día.

El hombre ha sido creado en tal forma que únicamente puede soportar el peso de veinticuatro horas “ no más”. Inmediatamente se abruma con el peso de los años pasados y de los días por venir y su espalda se quiebra. Dios ha prometido ayudarlo con la carga del día solamente. Si es lo bastante insensato para volver a recoger la carga del pasado y llevarla a cuestas, no se puede en verdad esperar que Dios ayude a sobrellevarla. Por tanto, hay que olvidar lo que yace detrás y adelantar en la bendición de cada nuevo día.

Oración del Día.

Ruego que pueda darme cuenta de que, para bien o para mal, los días del pasado ha terminado. Pido que pueda enfrentarme a cada nuevo día las veinticuatro horas inmediatas, con esperanza y valor.

Reflexión Diaria A.A.

Primero los cimientos.

“¿Es la sobriedad lo único que habremos de esperar de un despertar espiritual? No, la sobriedad es apenas un principio.”

TAL COMO LO VE BILL, p. 8

Practicar el programa de A.A. es como construir una casa. Primero tuve que poner una capa grande y gruesa de concreto sobre la cual erigir la casa; para mí, eso correspondió a dejar de beber. Pero es muy incómodo vivir desprotegido en una capa de concreto, expuesto al calor, al frío, al viento y a la lluvia. Así que construí un cuarto sobre la base empezando a practicar el programa. El primer cuarto era un poco tambaleante porque yo no estaba acostumbrado al trabajo. Pero con el paso del tiempo, según iba practicando el programa, aprendí a construir mejores cuartos. Mientras más practicaba y más construía, más confortable y feliz era la casa que tenía, la casa en que vivo ahora.

El lenguaje del Adiós

Límites sanos

Los límites son vitales para la recuperación. Tener y fijar límites sanos es importante en todas las fases de la recuperación: en el aumento de la autoestima, en el manejo de sentimientos y en el aprender a amarnos y valorarnos realmente.

Los límites surgen desde lo profundo de nuestro ser. Tienen relación con el cese de los sentimientos de culpa y de vergüenza, y con el cambio de nuestra creencia respecto de lo que merecemos. A medida que se clarifican nuestros pensamientos acerca de todo esto, sucede lo mismo con nuestros límites.

Los límites también están conectados a un Tiempo Superior al nuestro. Fijaremos un límite sólo cuando estemos listos para hacerlo, ni un momento antes. Lo mismo harán los demás. Hay algo mágico acerca de alcanzar el punto en que uno está listo para fijar un límite. Sabemos que hablamos en serio; los demás también nos toman en serio. Las cosas cambian, no porque estemos controlando a los demás, sino porque nosotros hemos cambiado.

Hoy confiaré en que aprenderé, en que creceré interiormente y en que fijaré a mi propio ritmo los límites que necesito en mi vida. Este ritmo debe ser el adecuado sólo para mí. 

Construye tu camino hacia el sano juicio


Este programa es de acción. Por años, muchos de nosotros hemos intentado analizar por qué comíamos compulsivamente. Lo cierto es que ninguna cantidad de razonamientos va a cambiar nuestro apetito.

Para cambiar debemos actuar

Actuamos al escribir nuestro plan de comida. Levantando el teléfono y llamando a nuestro padrino o madrina de comida. Asistiendo a nuestras juntas. Actuamos al comprar la comida que  necesitamos para nuestro plan. Actuamos al planear el día de tal manera que pasemos el menor tiempo posible dentro de la cocina, durante los periodos en que nos sentimos débiles.

Actuamos al huirle a la comida que no está en nuestra abstinencia programada.

Al trabajar los Doce Pasos realizamos acciones que derivan en cambios de carácter concretos. Al realizar la acción correcta nuestro modo de pensar cambia, nos llegan pensamientos adecuados, pero primero debemos actuar.

¿Qué acción debo realizar el día de hoy? Señor, dirige mis acciones.

Pensamiento del día

El programa de TA, es más bien un camino para construir una nueva vida y no solamente una forma para dominar la comida. Porque en TA no solo dejamos de comer. Eso lo hicimos en tiempos pasados, cuando ya “nos llevaba el tren”. Desde luego, siempre volvíamos a empezar a comer porque solamente estábamos esperando recuperarnos físicamente. Una vez que hemos logrado la sobriedad mediante el programa de TA empezamos a marchar hacia arriba. En nuestros días de comedores íbamos cuesta abajo, cada vez peor. Nos hundimos o nos levantamos.

“¿Estoy yendo hacia arriba, cada vez mejor?”

Meditación del día.

Tratare de obedecer la voluntad de Dios dia y noche, lo mismo en las desiertas planicies que en la cima de los monies de la experiencia. Es en los esfuerzos diarios donde cuenta la perseverancia. Creo que Dios es el Senor de las pequeñas cosas, el Divino Inspector de los pequenos acontecimientos. Perseverare en este nuevo modo de vivir. Se que nada en el dia es demasiado insignificante para formar parte del designio de Dios.

Oración del día.

Ruego porque las piedrecillas que coloco en el mosaico de mi vida puedan formar un patrón que merezca la pena. Pido para que pueda perseverar y hallar así la armonía y la belleza.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: