Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Navidad’

Diciembre 25


El lenguaje del adiós

Las festividades.

A veces, las festividades navideñas están llenas de la alegría que asociamos a esa época del año. La temporada fluye. Hay magia en el aire.

A veces, las fiestas de Navidad pueden ser difíciles y solitarias.

He aquí algunas ideas que he aprendido a través de la experiencia personal y de la práctica, para ayudarnos a superar las fiestas difíciles: Lidia con los sentimientos, pero trata de no morar indebidamente con ellos. Pon las festividades en  perspectiva: un día festivo es un día entre 365. Podemos superar cualquier periodo de veinticuatro horas.

Pasa el día, pero mantente consciente de que puede haber una reacción post día festivo. A veces, si usamos nuestras conductas de supervivencia para pasar el día, los sentimientos nos embargaran al día siguiente. Manéjalos también. Vuelve al camino lo antes posible.

Encontremos y apreciemos el amor que esté a nuestra disposición, aunque no sea exactamente lo que queramos. ¿Hay alguien a quien podamos darle amor y recibir amor de esa persona? ¿Amigos en recuperación? ¿Hay una familia que disfrutaría de compartir este día de fiesta con nosotros? No seas un mártir, ve. Puede haber algunos que apreciarían nuestro ofrecimiento de compartir con ellos nuestro día.

No somos de la minoría si nos encontramos experimentando una festividad poco ideal. Cuán fácil, pero falso, decirnos a nosotros mismos que el resto del mundo está experimentando una festividad perfecta y que sólo nosotros estamos en conflicto.

Nosotros podemos crear nuestro propio programa para este día festivo. Cómprate un regalo. Encuentra a alguien a quien le puedas dar. Dale rienda suelta a tu parte amorosa, cariñosa y entrégate al espíritu de la Navidad.

Tal vez las navidades pasadas no hayan sido maravillosas. Tal vez la de este año tampoco lo haya sido. Pero el año que entra puede ser mejor, y el que sigue mucho más. Trabaja por lograr una vida mejor, que satisfaga tus necesidades. Antes que pase mucho tiempo, la tendrás.

 

Dios, mío, ayúdame a disfrutar y a apreciar este día de fiesta.

Si mi situación no es la ideal, ayúdame a tomar lo bueno de ella y a dejar ir el resto.

Reflexión diaria A.A.

En paz con la vida.

“Cada día es un día en el que tenemos que llevar la visión de la voluntad de Dios a todos nuestros actos: “Cómo puedo servirte mejor; hágase Tu Voluntad (no la mía)”.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79

Yo leo estas frases todas las mañanas para empezar mi día, porque es un continuo recordatorio de “practicar estos principios en todos mis asuntos”. Cuando mantengo la voluntad de Dios en el primer plano de mis pensamientos, puedo hacer lo que debo estar haciendo, y eso me pone en paz con la vida, conmigo y con Dios.

Comida para el pensamiento.

Confianza

Nuestro mayor problema era la incapacidad para dejar de comer compulsivamente y la resultante obesidad. Este problema nunca se resuelve en forma permanente, sino que se supera día tras día. A medida que vamos teniendo éxito con el programa, nuestra confianza se va incrementando. Como al trabajar el programa solucionamos a diario lo que es nuestro mayor problema, sentimos confianza de que también podremos resolver otros problemas.

La confianza es la fe en que nuestro Poder Superior y TA no nos decepcionarán. La confianza es el conocimiento de que, por muy dura que se vuelva nuestra vida, tenemos herramientas y recursos para lidiar con ella. Confianza es creer en nosotros mismos como hijos de Dios y como gente de valía. Confianza es estar dispuestos a dar lo que tenemos, con la fe de que nuestras dádivas los demás las necesitan y las aceptan.

Cuando tenemos confianza en nuestro Poder Superior y en nosotros mismos, estamos dispuestos a probar, aunque podamos fracasar. Si fallamos, estamos dispuesto a probar de nuevo. Como nuestra voluntad y nuestras vidas se las entregamos a Dios, según lo concibe cada uno de nosotros, tenemos confianza de que con el tiempo todo saldrá bien.

Tú eres la fuente de la confianza.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Muchos alcohólicos dirán ahora: “esta es una buena Navidad para m픝. Recordarán Navidades pasadas que no fueron como ésta. Estarán dándole gracias a Dios por su sobriedad y por la nueva forma de vida que han encontrado. Estarán pensado sobre la forma en que cambiaron sus vidas cuando llegaron a A.A. Estarán pensado que tal vez Dios los dejó vivir a través de los peligros de sus carreras de alcohólicos, cuando quizás con frecuencia estuvieron cerca de la muerte; para que al vivir pudieran ser instrumentos de Él en la gran labor de A.A.

– ¿Es esta una Navidad feliz para mí?

Meditación del Día.

El reino del cielo también es para el caído, para el pecador, para el arrepentido. “Y le trajeron regalos: oro incienso y mirra”.

Hay que traer las ofrendas de oro “ el dinero y las posesiones materiales. Hay que traer el incienso – la consagración de la vida a una causa digna. Hay que traer la mirra, la comprensión y la ayuda. Hay que ponerlo todo a los pies de Dios y deja que Él lo utilice.

Oración del Día.

Ruego que esté verdaderamente agradecido en este día de Navidad. Pido que traiga mis ofrendas y las coloque en el altar.

Anuncios

Diciembre 24


El lenguaje del adiós

Pasando las navidades.

Para algunos, las escenas, los signos y los olores de las navidades les traen un sentimiento de alegría y calidez. Pero, mientras otros se sumergen alegremente en la época navideña, algunos de nosotros nos hundimos en el conflicto, en la culpa y en un sentimiento de pérdida.

Leemos artículos acerca de cómo disfrutar las vacaciones, leemos acerca de la depresión de Navidad, pero muchos de nosotros aún no podemos figurarnos cómo atravesar la temporada navideña. No sabemos cómo es y cómo se siente tener una Navidad alegre.

Muchos de nosotros estamos divididos entre lo que queremos hacer en las festividades navideñas y lo que sentimos que tenemos que hacer.

Podemos sentirnos culpables porque no queremos estar con nuestras familias. Podemos experimentar una sensación de pérdida porque no tenemos el tipo de familia con la que querríamos estar. Muchos de nosotros, año tras año, entramos al mismo comedor en el mismo día festivo, esperando que este año sea diferente. Luego nos marchamos, año tras año, sintiendo que nos han fallado, sintiéndonos decepcionados y confundidos por todo ello.

Muchos de nosotros tenemos viejos recuerdos dolorosos que los días festivos disparan. Muchos de nosotros sentimos un gran alivio cuando terminan los días festivos.

Uno de los más grandes regalos de la recuperación es aprender que no estamos solos. Probablemente hay tantos de nosotros que se sienten en conflicto durante los días festivos como tantos que se sienten en paz. Estamos aprendiendo, por medio de ensayo y error, a cuidar un poco mejor de nosotros cada época navideña.

Nuestra primera tarea de recuperación durante las festividades navideñas, es aceptarnos a nosotros mismos, nuestra situación y nuestros sentimientos acerca de la situación. Aceptamos nuestro sentimiento de culpa, nuestra ira y nuestra sensación de pérdida.

Todo está bien.

No hay una manera perfecta o correcta de manejar las festividades.

Podemos encontrar nuestra fortaleza haciendo las cosas lo mejor que podamos, un año a la vez.

Esta temporada navideña, me daré permiso para cuidarme a mí mismo.

Reflexión diaria A.A.

Una “Sana y feliz unidad”

“Hemos llegado al convencimiento de que El quisiera que tuviéramos la cabeza con El en las nubes, pero que nuestros pies deben estar firmemente plantados en la tierra. Aquí es donde están nuestros compañeros de viaje y donde tiene que realizarse nuestro trabajo. Estas son nuestras realidades. No hemos encontrado nada incompatible entre una poderosa experiencia espiritual y una vida de sana y feliz utilidad.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 120

Todas las oraciones y meditaciones del mundo no me ayudarán a menos que estén acompañadas de la acción. Practicar los principios en todos mis asuntos me muestra el cuidado que tiene Dios en todos los aspectos de mi vida. Dios aparece en mi mundo cuando yo me hago a un lado y permito que entre El.

Comida para el pensamiento.

Piensa correctamente

Antes de encontrar este programa, pensábamos mucho en forma de círculos viciosos. Como no sabíamos cómo dejar de comer compulsivamente, pasábamos mucho tiempo pensando acerca de las razones de nuestra conducta, haciendo planes para cambiar y racionalizando nuestro fracaso de un día más en que no pudimos comer normalmente. Nuestro pensamiento a menudo se desviaba hacia la fantasía, y soñábamos con el día en que estaríamos delgados y en la cima del mundo. Como teníamos que tener razones por las cuales nuestros sueños no se materializarán, culpábamos de nuestro fracaso a quienes nos rodeaban. Si tan sólo ellos fueran más amorosos, más considerados, más capaces, más divertidos, más listos…

Ese pensamiento circular no nos llevaba a ninguna parte. Entre más fantaseábamos, más comíamos, y entre más comíamos, más nos aislábamos de la realidad.

Cuando nuestras mentes no están turbias por el exceso de comida, nuestro pensamiento se aclara. Los Doce Pasos nos pusieron en el camino de la acción responsable, no en el de la racionalización irresponsable. Aceptar el hecho de que tenemos una enfermedad nos mantiene en el mundo de la realidad en vez de en la tierra de la fantasía.

Mantén mi pensamiento recto, con Tu verdad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Se nos ha dado una vida nueva, sólo porque llegamos a ser tragones. Desde luego, no nos merecemos la vida nueva que se nos ha dado. Hay poco en nuestro pasado que justifique la vida que tenemos ahora. Muchas personas viven una vida buena desde su juventud, sin meterse en dificultades, viviendo una vida equilibrada, sin embargo, aún no han encontrado todo lo que los tragones hemos hallado. Tuvimos la buena fortuna de encontrar a Tragones Anónimos y con ello una nueva vida. Somos de los pocos seres afortunados del mundo que han aprendido una nueva forma de vivir.

– ¿Estoy profundamente agradecido por la nueva vida que he aprendido en T.A.?

Meditación del Día.

Nos ha llegado una profunda gratitud al Poder Superior por todas las bendiciones que tenemos y que no merecemos. Damos gracias a Dios sinceramente. Después viene el servicio a nuestros semejantes como resultado de la gratitud por lo que hemos recibido. Esto implica algún sacrificio de nosotros mismos y de nuestros asuntos personales; pero nos da gusto hacerlo. La gratitud, el servicio y luego el sacrificio son los pasos que llevan al trabajo efectivo de A.A. Son los que abren la puerta a una nueva vida para nosotros.

Oración del Día.

Ruego que sirva con gusto a los demás, como resultado de una profunda gratitud por todo lo que he recibido. Pido que conserve un hondo sentido de responsabilidad.

Diciembre 23


El lenguaje del adiós

Recuerdos de Navidad.

Un año, cuando era niña, mi padre se emborrachó y se puso violento en Navidad. Yo acababa de desenvolver un regalo, una loción de crema para las manos, cuando él explotó con la rabia del alcohólico.

Nuestra Navidad se interrumpió. Fue terrible. Fue atemorizador para toda la familia. Ahora, treinta y cinco años después, cada vez que huelo crema para las manos, inmediatamente experimento todos los sentimientos que viví entonces: el miedo, la decepción, el dolor de corazón, la impotencia y un deseo instintivo de controlar.

Anónimo.

Hay muchos recuerdos positivos que nos hacen rememorar la Navidad: la nieve, la decoración, los villancicos, los paquetes envueltos, el nacimiento, medias que cuelgan de la chimenea. Estos recuerdos pueden evocar en nosotros sentimientos cálidos de nostalgia de la celebración de la Navidad.

Nuestra mente es como una poderosa computadora. Relaciona la vista, el sonido, el olfato, el tacto y el gusto con sentimientos, pensamientos y recuerdos. Vincula nuestros sentidos, y nosotros recordamos.

A veces, el incidente más inocuo, más pequeño, puede hacer que se disparen recuerdos. No todos nuestros recuerdos son placenteros, especialmente si crecimos en un ambiente disfuncional.

Podemos no comprender por qué súbitamente nos sentimos atemorizados, deprimidos, ansiosos. Podemos no entender qué ha disparado nuestras conductas codependientes para hacer frente a este entorno, la baja autoestima, la necesidad de controlar, la necesidad de descuidarnos a nosotros mismos. Cuando eso suceda, necesitamos entender que algún evento inocuo puede estar disparando memorias que están grabadas profundamente en nuestro interior.

Si hay algo, inclusive algo que no comprendemos, que dispare recuerdos dolorosos, podemos volver a ponernos en el presente cuidando de nosotros mismos: reconociendo nuestros sentimientos, desapegándonos, trabajando los Pasos y afirmándonos a nosotros mismos. Podemos tomar acción para sentirnos bien. Podemos ayudarnos a sentirnos mejor cada Navidad. No importa qué haya ocurrido en el pasado, podemos poner eso en perspectiva y crear hoy unas fiestas más placenteras.

 

Hoy trabajaré suavemente con mis recuerdos en esta temporada de fiestas. Aceptaré mis sentimientos aunque los considere distintos a los que están experimentando los demás en estas fiestas.

Dios mío,ayúdame a curarme, a liberarme y a dejar ir esos recuerdos dolorosos en relación con las festividades. Ayúdame a terminar mis asuntos con el pasado para que pueda crear unas festividades a mi gusto.

Reflexión diaria A.A.

Recuperación, Unidad, Servicio

“Nuestro Doceavo Paso – llevar el mensaje – es el servicio básico que da la Comunidad de A.A.; ésta es nuestra principal aspiración y la razón más importante de nuestra existencia.”

* EL LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 160

Doy gracias a Dios por aquellos que llegaron antes que yo, aquellos que me dijeron que no olvidara los Tres Legados; Recuperación, Unidad y Servicio. Es mi grupo base hay un cartel que describe los Tres Legados así: “Toma un banquillo de tres patas y trata de balancearlo en una pata, o aun en dos. Nuestros Tres Legados deben permanecer intactos. En Recuperación, nos quedamos sobrios juntos; en Unidad, trabajamos juntos por el bien de nuestros Pasos y nuestras Tradiciones; y en Servicio – damos a otros gratuitamente lo que se nos ha dado”.

Uno de los mejores regalos de mi vida ha sido saber que yo no tendré mensaje que dar a menos que me recupere en Unidad con los principios de A.A.

Comida para el pensamiento.

Advertencia: peligro

Luego de que hemos vivido durante un tiempo el programa de TA, éste se vuelve parte de nuestro yo más íntimo. Cuando surge un pensamiento o impulso que amenaza nuestro programa, a menudo sentimos temor al mismo tiempo. Este sentimiento de miedo es una advertencia de que aquello que estamos contemplando puede ser peligroso para nuestra salud.

No seguir estas señales de advertencia es el principio del desatino. Hemos aprendido por triste experiencia que ciertos pensamientos y acciones no son para nosotros, si queremos mantener la abstinencia y la cordura. Cuando nos enfrentamos a una alternativa difícil, necesitamos escuchar con cuidado la pequeña voz de la conciencia que nos advierte del desastre que nos espera si elegimos tontamente.

Nuestro Poder Superior nunca nos permite ser tentados más allá de la capacidad que tenemos para soportar la tentación, siempre y cuando reconozcamos nuestra necesidad de Su fuerza salvadora. Al prestar atención a las más leves advertencias de miedo, podemos evitar pensamientos y acciones que vayan en contra de lo que es Su voluntad para con nosotros.

Que atienda a la señales de advertencia que Tú me envías.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Hemos dejado atrás definitivamente ese mundo de sueños. Era solamente una ficción. Era un mundo imaginado por nosotros y no el mundo real. Es cierto que sentimos mucho el pasado, pero aprendimos bastante de él. Podemos utilizarlo como experiencia “ una valiosa experiencia”, tal como vemos las cosas ahora, porque nos ha dado el conocimiento necesario para poder enfrentarnos al mundo tal como es. Tuvimos que llegar a ser tragones para encontrar el programa de T.A. No lo habríamos tenido en otra forma. En cierto modo ha valido la pena el sufrimiento.

–      ¿Considero mi pasado como una valiosa experiencia?

Meditación del Día.

Hay que difundir paz y no discordia, por dondequiera que se vaya. Hay que tratar de ser parte del remedio de cada situación; no parte del problema. Hay que tratar de ignorar el mal, en vez de combatirlo activamente. Hay que tratar siempre de construir, en vez de destruir. Hay que mostrar a los demás por medio del ejemplo, que la felicidad proviene de vivir una vida recta. El poder del ejemplo es más efectivo que el poder de la palabra.

Oración del Día.

Ruego poder contribuir con algo bueno en cada situación que se presente hoy. Pido que sea constructivo en mi forma de pensar, hablar y actuar, hoy.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: