Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘miedo al fracaso’

Enero 10


Comida para el pensamiento.

Decisión

Alguien ha dicho que la parte más dura del programa de T.A. es tomar la decisión de seguirlo. Una vez que te has propuesto hacerlo, ¡puedes lograr casi cualquier cosa! Sin embargo, la decisión debe ser firme y el compromiso, profundo.

Muchos de nosotros que somos tragones nos hemos pasado la vida buscando una manera más fácil de perder peso. Sentimos que debe haber una solución mágica en algún lado que nos permita tragar y estar flacos al mismo tiempo. A menudo, nuestra primera reacción hacia el programa de TA es de desaliento. Nos parece muy drástico, y protestamos diciendo que debe haber una forma más sencilla de hacerlo.

El programa de T.A. no es fácil; tampoco la vida lo es. En vez de solucionar los problemas y dificultades que enfrentamos en nuestras vidas, el comer en exceso los multiplica. En T.A. se nos ha ofrecido una vida nueva. Cada uno decidimos día a día “y muchas veces al  día”,  si optaremos o no por esa vida nueva.

Que hoy decida seguir el programa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando tragabamos, la mayoría de nosotros estábamos dominados por el orgullo y el egoísmo. Creíamos que podíamos manejar nuestros propios asuntos, aun cuando estuviéramos haciendo un desbarajuste de nuestras vidas. Éramos tercos y no nos agradaba recibir consejos. Nos resentíamos si se nos decía lo que debíamos hacer. Para nosotros la humildad equivalía a la debilidad. Pero cuando llegamos a T.A. empezamos a ser humildes. Y descubrimos que la humildad nos daba la fuerza que necesitábamos para vencer a la comida.

-¿He aprendido que existe fuerza en la humildad?

Meditación del Día.

Me acercaré con fe a Dios y Él me ofrecerá un nuevo modo de vivir. Y este nuevo modo de vivir cambiará toda mi existencia. Las palabras que pronuncio, la influencia que tengo, brotarán de la vida interior que hay en mí. Veo lo importante que es la labor de una persona que sigue este nuevo modo de vivir. Las palabras y el ejemplo de una persona así pueden tener una amplia influencia para el bien del mundo.

Oración del Día.

Ruego que pueda aprender los principios de la vida sana. Pido que pueda meditar sobre ellos y ponerlos en práctica porque son eternos.

Reflexión Diaria A.A.

Unidos nos mantenemos

“Llegamos a comprender que teníamos que admitir plenamente, en lo más profundo de nuestro ser, que éramos alcohólicos. Este es el primer paso hacia la recuperación. Hay que acabar con la ilusión de que somos como la demás gente, o de que pronto lo seremos.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 28

Vine a Alcohólicos Anónimos porque ya no podía controlarme bebiendo. Puede que fuese por las quejas de mi esposa por mi costumbre de beber, o quizá porque la policía me obligaba a asistir a las reuniones de A.A. o tal vez, porque en lo más íntimo de mi propio ser, me daba cuenta de que no podía beber como las demás gentes y no estaba dispuesto a admitirlo porque la alternativa me aterraba. Alcohólicos Anónimos es una comunidad de hombres y mujeres unidos contra una enfermedad común y mortal. Nuestras vidas están vinculadas unas con otras y somos como un grupo de náufragos en una balsa salvavidas en alta mar. Si trabajamos unidos, podemos llegar, sanos y salvos, a tierra firme.

El lenguaje del Adiós

Miedo

“No seas demasiado tímido y escrupuloso acerca de tus actos. La vida entera es un experimento. Cuantos más experimentos hagas, mejor. ¿Qué importa si éstos son un tanto burdos y te empapas o te rasgas la ropa, o si fracasas y te revuelcas en la tierra una o dos veces? Te levantas de nuevo; nunca debes tenerle tanto miedo a una caída.”

Ralph Waldo Emerson.

El miedo puede ser un gran obstáculo para muchos de nosotros: miedo a la fragilidad, miedo al fracaso, miedo a cometer un error, miedo al qué dirán, miedo al éxito. Quizá dudemos tanto de nuestra siguiente acción o palabra que acabemos convenciéndonos de no participar en la vida.

“¡Pero ya fracasé antes!” “¡No puedo hacerlo bien!” “¡Mira lo que me pasó la última vez!” “¿Qué pasaría si…?” Estas afirmaciones pueden ser un disfraz del miedo. A veces, el miedo es el disfraz de la vergüenza.

Después de que terminé los primeros dos capítulos de un libro que estaba escribiendo, los leí e hice una mueca. “No están bien”, pensé. “No puedo hacerlo”. Estaba lista para tirar los capítulos por la ventana y tirar también mi carrera como autora.

Una amiga escritora me llamó y le conté mi problema. Ella me escuchó y me dijo: “Esos capítulos están  bien. Deja ese miedo. Deja de criticarte a ti misma y sigue escribiendo”.

Seguí su consejo. El libro que estuve a punto de tirar a la basura se convirtió en un éxito de ventas del New York Times.

Relájate. Nuestro mejor esfuerzo es suficientemente bueno. Puede ser mejor de lo que pensamos. Incluso nuestros fracasos pueden convertirse en importantes experiencias de aprendizaje que nos lleven directamente al éxito, y que sean necesarias para él.

Siente el miedo y luego déjalo ir. Decídete y hazlo, sea lo que sea. Si nuestros instintos y nuestro sendero nos han traído hasta aquí, aquí es donde debemos estar.

Hoy participare en la vida al máximo de mi capacidad, sin importarme el resultado. Eso me hace ser un ganador.

Anuncios

Diciembre 30


Comida para el pensamiento.

Miedo al fracaso

Con frecuencia, es el miedo al fracaso el que nos impide intentar lo que realmente queremos hacer. Cuando somos nuevos en TA, quizá nos rehusemos a comprometernos a la abstinencia porque nos da miedo romperla. Cuando somos capaces de guardar la abstinencia de la compulsión de comer, quizá temamos establecer cualquier otro tipo de compromiso por miedo a no ser capaces de tener éxito.

Nuestros fracasos del pasado pueden minar nuestra confianza en nuestra capacidad actual. Por esta razón, necesitamos dejar ir el pasado y estar dispuestos a probar algo nuevo. Para muchos de nosotros, creer en un Poder Superior es un compromiso nuevo. El miedo a sentirnos decepcionados alguna vez nos obstaculiza la confianza total que ese compromiso implica.

La mejor manera de manejar el miedo al fracaso es vivir un día a la vez. Podemos arriesgarnos hoy a tener un pequeño fracaso; lo que nos aterra es el gran fracaso en el futuro. Al dar hoy un pequeño paso hacia la conservación de la abstinencia o el trabajo sobre un proyecto importante, vamos construyendo la confianza de que con el tiempo, podremos tener éxito.

Con Tu apoyo, que esté dispuesto a arriesgarme al fracaso.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En la medida en que falle en mis responsabilidades, fallará T.A. En la medida en que las cumpla, tendré éxito en T.A. Cada fracaso mío significa un retroceso, en esa medida de T.A. No esperaré a ser reclutado para dar servicio  a mis semejantes, sino que seré un voluntario. Aceptaré cada oportunidad de trabajar en T.A. como un reto y haré todo lo posible por aceptar cada reto y realizar mi labor lo mejor que pueda.

¿Aceptaré con gusto cada reto?

Meditación del Día.

Los hombres son, en lo más profundo, unos fracasos cuando quieren vivir sin el poder del apoyo de Dios. Muchos hombres tratan de ser autosuficientes y buscan el placer egoísta, para descubrir que no quedan satisfechos. No importa la cantidad de recursos materiales que logren, no importa cuánta fama y poder tengan, no importan esas cosas, pues generalmente llega el momento del desencanto y el sentimiento de futilidad. La muerte les espera y no pueden llevarse nada material cuando se vayan.

¿Qué importa haber ganado el mundo entero si he perdido el alma?

Oración del Día.

Ruego que no llegue vacío al final de mi vida. Pido que viva en forma tal que no me dé miedo morir.

El lenguaje del adiós

Echa los cimientos.

Se han echado los cimientos. ¿No lo ves? ¿No entiendes que todo lo que has pasado ha tenido un propósito? Había una razón, una buena razón, para la espera, la lucha, el dolor y finalmente la liberación.

Se te ha preparado. De la misma manera como el constructor debe derribar y escarbar lo viejo para construir lo nuevo, tu Poder Superior ha estado limpiando los cimientos de tu vida. ¿Alguna vez has observado a un constructor en una construcción? Cuando comienza su trabajo, se ve peor que antes de que empezara. Lo que está viejo y deteriorado se debe retirar. Lo que es insuficiente o demasiado débil para soportar la nueva estructura se debe retirar, remplazar o reforzar. Ningún constructor a quien le importe su trabajo pondría una nueva superficie sobre un sistema de apoyo insuficiente. Los cimientos se desplomarían. La construcción no duraría.

Si el producto terminado va a ser como se desea, se tiene que llevar a cabo un exhaustivo trabajo de los cimientos hacia arriba. A medida que progresa la obra, a menudo parece un cataclismo. Con frecuencia no parece tener sentido. Podría parecer una pérdida de tiempo y de esfuerzo, porque aún no podemos ver el producto terminado. Pero es muy importante que los cimientos se echen como debe ser si es que el trabajo divertido, los toques finales, van a ser como queremos que sean.

Esta época larga, difícil de tu vida ha sido para echar los cimientos. No carecía de propósito, aunque a veces el propósito no haya sido evidente o aparente. Ahora se han echado ya los cimientos. La estructura es sólida.

Ahora es tiempo ya de los toques finales, de la terminación. Es tiempo de poner los muebles dentro y de disfrutar los frutos de la labor.

Felicidades. Has tenido la paciencia para soportar las partes duras. Has confiado, te has sometido y le has permitido a tu Poder Superior y al universo que te curen y te preparen. Ahora disfrutarás de lo bueno que ha sido planeado. Ahora verás el propósito. Ahora todo se conjuntará y tendrá sentido. Disfrútalo.

Hoy me someteré al echar los cimientos – las bases- de mi vida. Si es tiempo de disfrutar la colocación de los toques finales, me someteré a ello y disfrutaré eso también. Me acordaré de estarle agradecido a un Poder Superior que es un Maestro Constructor y únicamente tiene en mente mis mejores intereses, creando y construyendo mi vida. Estaré agradecido por el cuidado y la atención a los detalles de mi Poder Superior al echar los cimientos, aunque me ponga impaciente a veces. Miraré con reverencia la belleza del producto terminado de Dios.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: