Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Límites’

Marzo 1


Comida para el pensamiento.

Problema de los demás

A veces nos desgastamos tratando de resolver los problemas de otras personas. ¿No es ésta, tal vez, otra forma de egocentrismo? De alguna manera pensamos que debemos tener todas las respuestas y ser capaces de encontrarle solución a cada uno de los problemas, especialmente si quien los tiene es alguien cercano a nosotros.

Podemos mostrarnos comprensivos y brindar apoyo y ayuda a una persona, pero no podemos desempeñar en su vida el papel de Dios. Hasta nuestros hijos deben aprender de sus errores, así como nosotros seguimos aprendiendo de los nuestros. Si confío en que mi Poder Superior me dirige y me guía, entonces Él seguramente también guiará a mis familiares y amigos.

Lo mejor que puedo hacer por cualquier persona es mantener mi propia cordura y abstinencia. Si me como un problema  “ya sea mío, tuyo o nuestro” entonces soy menos capaz de lidiar con él.

Hay ocasiones en que parece no haber ninguna solución cuando una circunstancia desafortunada o trágica debe aceptarse y vivirse de la mejor manera posible. Quizá no podamos cambiar las circunstancias, pero podemos estar seguros de que Dios nos dará fuerzas para lidiar con ellas.

Dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando me encuentro pensando en “tragar” me digo: No atraigas nuevamente ese problema. Se lo has entregado a Dios y nada puedes hacer acerca de ello. Así me olvido del primer bocado. Una de las partes más importantes del programa de T.A. es entregar nuestro problema a Dios sincera y totalmente y jamás volver a hacernos cargo del problema. Si dejamos que Dios se haga cargo de él y lo tenga en sus manos para siempre y luego cooperamos con Él, permaneceremos abstinentes.

-¿He determinado no volver a hacerme cargo del problema de tragar?

Meditación del Día.

Es necesario el esfuerzo constante si he de progresar espiritualmente y desarrollar mi vida espiritual. Debo observar con constancia las normas espirituales con perseverancia, amorosamente, con tolerancia y esperanza. Observándolas, toda una montaña de dificultades será derribada, las esperanzas de pobreza de espíritu se harán suaves y todos los que me conocen sabrán que Dios es el Señor de todos mis caminos. Estar unido al espíritu de Dios es hallar la vida, la salud y la fortaleza.

Oración del Día.

Ruego porque el espíritu de Dios pueda ser todo para mi alma. Pido que el espíritu de Dios pueda crecer dentro de mí.

Reflexión diaria A.A.

Funciona.

Funciona, realmente funciona.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 82

Cuando logré mi sobriedad al principio tenía fe únicamente en el programa de Alcohólicos Anónimos. La desesperación y el temor me mantenían sobrio (ayudado quizás por un padrino cariñoso y duro). La fe en un Poder Superior me llegó mucho más tarde. Al comienzo esta fe venía lentamente, después de que yo empezaba a escuchar a los otros compartir en las reuniones acerca de sus experiencias – experiencias a las que nunca me había enfrentado sobrio, pero con las cuales ellos se estaban enfrentando reforzados por un Poder Superior. De este compartimiento surgía la esperanza de que yo también pudiera “conseguir” un Poder Superior y que lo haría. Con el tiempo llegué a saber que un Poder Superior – una fe que funciona sean cuales sean las circunstancias – es posible.

Hoy esta fe, más la honestidad, la liberalidad de mente y la buena disposición para trabajar en los Pasos, me da la serenidad que busco. Funciona – realmente funciona.

El lenguaje del adiós.

Deja ir la ira.

En la recuperación, a menudo discutimos objetívame acerca de la ira. Sí, razonamos, ésta es una emoción que todos tendemos a experimentar. Sí, la meta en la recuperación es liberarse del resentimiento y de la ira. Sí, está bien sentir enojo, estamos de acuerdo. Bueno, quién sabe…

La ira es una emoción poderosa y a veces atemorizante. También es beneficiosa si no le permitimos que se endurezca hasta convertirse en resentimiento o utilizarla como un mazo demoledor para castigar a la gente o para abusar de ella.

La ira es una señal de advertencia. Señala los problemas. A veces, señala problemas que necesitamos resolver. A veces, señala límites que necesitamos fijar. A veces, es el estallido final de energía antes de que nos entre la aceptación o el dejar ir. Y, en ocasiones, la ira simplemente es. No necesita justificarse.

Por lo general no se puede confiar en un pulcro envoltorio. Y no es necesario que ésta nos asfixie a nosotros o a nuestra energía.

No tenemos que sentirnos culpables cada vez que experimentemos ira. No tenemos que sentirnos culpables.

Inhala profundamente. Podemos, sin vergüenza, sentir todos nuestros sentimientos, incluyendo la ira, y seguir asumiendo la responsabilidad de nuestra conducta.

Hoy sentiré y liberaré cualquier sentimiento de ira que tenga. Puedo hacerlo de manera adecuada y segura.

Enero 2


Comida para el pensamiento.

¡Auxilio!

Cuando hayamos tocado fondo y estemos listos para tragarnos nuestro orgullo, podremos obtener ayuda. Cuando admitimos que solos somos impotentes, entonces se hace cargo de nosotros un Poder Superior. Durante años, la mayoría de nosotros hemos intentado solos controlar lo que comemos. A menudo nos parece que, entre más nos empeñamos, más miserablemente fracasamos. Entonces nos desesperamos. Sin embargo, cuando estamos al borde de la desesperación y pedimos ayuda, T.A. está dispuesto a brindárnosla.

Hemos comprobado que no podemos resolver nuestro problema solos. Una dieta no basta. Necesitamos de un programa que satisfaga nuestras necesidades emocionales y espirituales, al igual que las físicas.

Paso a paso y día con día podremos aprender a vivir sin comer en exceso. Gradualmente nos convenceremos de que nunca ninguna cantidad de comida física saciará nuestra hambre emocional y espiritual. El Poder Superior que se derrama sobre cada uno de los grupos de T.A. se vuelve nuestro sustento y nuestro salvavidas.

Dios, sálvame de mí mismo

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Cómo es que T.A. opera? Lo primero es experimentar una reacción contra uno mismo y mi manera de vivir. Después tengo que admitir que era impotente, que la comida en exceso me había devorado y que nada podía hacer respecto a ello. En seguida desear sinceramente alejarme de mi antigua vida. Luego tengo que entregar mi vida a un Poder Superior, ponerla en sus manos y confiarle mi problema de la “tragada”. Después debo asistir regularmente a las juntas en busca de compañerismo y para participar mis experiencias. También debo tratar de ayudar a otros tragones.

– ¿Estoy haciendo estas cosas?

Meditación del Día.

El hombre ha sido creado en tal forma que únicamente puede soportar el peso de veinticuatro horas “ no más”. Inmediatamente se abruma con el peso de los años pasados y de los días por venir y su espalda se quiebra. Dios ha prometido ayudarlo con la carga del día solamente. Si es lo bastante insensato para volver a recoger la carga del pasado y llevarla a cuestas, no se puede en verdad esperar que Dios ayude a sobrellevarla. Por tanto, hay que olvidar lo que yace detrás y adelantar en la bendición de cada nuevo día.

Oración del Día.

Ruego que pueda darme cuenta de que, para bien o para mal, los días del pasado ha terminado. Pido que pueda enfrentarme a cada nuevo día las veinticuatro horas inmediatas, con esperanza y valor.

Reflexión Diaria A.A.

Primero los cimientos.

“¿Es la sobriedad lo único que habremos de esperar de un despertar espiritual? No, la sobriedad es apenas un principio.”

TAL COMO LO VE BILL, p. 8

Practicar el programa de A.A. es como construir una casa. Primero tuve que poner una capa grande y gruesa de concreto sobre la cual erigir la casa; para mí, eso correspondió a dejar de beber. Pero es muy incómodo vivir desprotegido en una capa de concreto, expuesto al calor, al frío, al viento y a la lluvia. Así que construí un cuarto sobre la base empezando a practicar el programa. El primer cuarto era un poco tambaleante porque yo no estaba acostumbrado al trabajo. Pero con el paso del tiempo, según iba practicando el programa, aprendí a construir mejores cuartos. Mientras más practicaba y más construía, más confortable y feliz era la casa que tenía, la casa en que vivo ahora.

El lenguaje del Adiós

Límites sanos

Los límites son vitales para la recuperación. Tener y fijar límites sanos es importante en todas las fases de la recuperación: en el aumento de la autoestima, en el manejo de sentimientos y en el aprender a amarnos y valorarnos realmente.

Los límites surgen desde lo profundo de nuestro ser. Tienen relación con el cese de los sentimientos de culpa y de vergüenza, y con el cambio de nuestra creencia respecto de lo que merecemos. A medida que se clarifican nuestros pensamientos acerca de todo esto, sucede lo mismo con nuestros límites.

Los límites también están conectados a un Tiempo Superior al nuestro. Fijaremos un límite sólo cuando estemos listos para hacerlo, ni un momento antes. Lo mismo harán los demás. Hay algo mágico acerca de alcanzar el punto en que uno está listo para fijar un límite. Sabemos que hablamos en serio; los demás también nos toman en serio. Las cosas cambian, no porque estemos controlando a los demás, sino porque nosotros hemos cambiado.

Hoy confiaré en que aprenderé, en que creceré interiormente y en que fijaré a mi propio ritmo los límites que necesito en mi vida. Este ritmo debe ser el adecuado sólo para mí. 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: