Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Herramientas’

Diciembre 28


Comida para el pensamiento.

Para minimizar la tentación

Hay cosas que podemos hacer para minimizar las tentaciones que nos rodean. Constantemente estamos expuestos a anuncios de comida si vemos la televisión o leemos revistas. La mayoría de nosotros necesitamos invertir cierta cantidad de tiempo comprando y preparando comida. Por lo general, las reuniones sociales implican la presencia de refrigerios. Todo este contacto con la comida puede ser incómodo para los tragones si no encontramos una manera de minimizarlo.

Una buena idea consiste en saltarnos las secciones de cocina de las revistas que leemos. Pensar innecesariamente en la comida sólo sirve para intensificar nuestra obsesión. Alejarnos de la televisión durante un anuncio de comida es una manera de minimizar este tipo de tentación. Las compras de víveres se hacen más rápido si anotamos en una lista todo lo que necesitamos y así, pasamos únicamente el tiempo indispensable en la tienda de abarrotes. La preparación de la comida debe simplificarse para que uno pase menos tiempo en la cocina, y no más. En las fiestas, podemos concentrarnos en la gente y en la conversación en vez de en la comida.

La mejor manera de manejar la tentación es recordar que somos comedores compulsivos y que nada vale la pena para que activemos nuestra enfermedad.

Guíanos para evitar la tentación.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La organización de T.A. puede ser humana, pero su propósito es divino. Su propósito es el de dirigirnos hacia Dios y hacia una vida buena. Mis pies han sido puestos en el buen sendero. Lo siento en lo más profundo de mí ser. Voy en la dirección correcta. El futuro puede dejarse en manos de Dios. Lo que sea que me depare el porvenir, no será excesivo para mis fuerzas. Llevo dentro de mí el Divino Poder, para que me ayude a sobrellevar lo que suceda.

–  ¿Estoy dirigido hacia Dios y hacia la vida buena?

Meditación del Día.

Aun cuando esté oculto, el Señor está siempre cerca de aquellos que creen y confían y dependen de Él para recibir la fortaleza necesaria para enfrentarse a los retos de la vida. Aunque oculto a la vista humana, el Poder Superior está siempre a nuestra disposición cada vez que se le invoque. El sentimiento de que Dios está con nosotros no debe depender de terminados estados de ánimo pasajeros, sino que debemos siempre tratar de estar conscientes de su poder y de su amor en el fondo de nuestras vidas.

Oración del Día.

Ruego que hoy sienta que Dios no está demasiado lejos para que yo dependa de su ayuda. Pido que sienta confianza en su buena voluntad para darme el poder que necesito.

El lenguaje del adiós

Pánico.

¡Qué no te entre el pánico! Si nos ataca el pánico, no tenemos por qué permitirle que controle nuestras conductas. Las conductas controladas por el pánico tienden a ser autodestructivas. No importa cuál sea la situación o circunstancia, el pánico no suele ser una buena base. No importa cuál sea la situación o circunstancia, por lo general tenemos aunque sea solo un momento para respirar profundamente y restaurar nuestra serenidad y nuestra paz.

No tenemos que hacer más de lo que razonablemente podemos hacer, ¡nunca! ¡No tenemos que hacer algo que no sabemos hacer en absoluto o que no podamos aprender a hacer! Este programa, esta manera sana de vivir que estamos buscando, se construye sobre una base de paz y de callada confianza, en nosotros mismos, en nuestro Poder Superior, en el proceso de recuperación.

Que no te entre pánico. Eso nos aleja del sendero. Relájate. Respira profundamente. Deja que fluya la paz por tu cuerpo y por tu mente. A partir de esta base, tu Fuente te proveerá de los recursos necesarios.

Hoy trataré el pánico como un asunto aparte que necesita atención inmediata. Me rehusaré a permitir que me motiven pensamientos y sentimientos de pánico. En vez de ello, dejare que la paz y la confianza motiven mi sentimientos, pensamientos y conductas.

Reflexión diaria A.A.

Prepárate y preséntate

“En A.A., nuestro objetivo no es únicamente la sobriedad – tratamos de hacernos nuevamente ciudadanos del mundo que una vez rechazamos, y que un día nos rechazó. Esta es la demostración final hacia la cual el trabajo de Paso Doce es el primer paso, pero no el último”.

COMO LO VE BILL, p. 21

En inglés hay un viejo dicho “Suit up and show up”, que se puede traducir como, “Prepárate y preséntate”. Esta acción es tan importante que me gusta considerarla como mi máxima favorita. Cada día puedo optar por prepararme y presentarme o no hacerlo. Presentarme a las reuniones es para mí empezar a sentirme parte de esa reunión, porque entonces puedo hacer lo que digo que haré. Puedo hablar con los recién llegados y puedo compartir mi experiencia; esto es lo que realmente significa credibilidad, honestidad y cortesía. Prepararme y presentarme son las acciones concretas que pongo en práctica en mi progresivo retorno a la vida normal.

Diciembre 6


El lenguaje del adiós.

Dejemos ir la vergüenza.

Muchos de nosotros fuimos victimados, a veces más de una vez.

Podemos haber sufrido abuso físico, abuso sexual o haber sido explotados por las adicciones de otro.

Entendemos que si otra persona ha abusado de nosotros, eso no es motivo para que sintamos vergüenza. El sentimiento de culpa por el acto de abuso le pertenece al perpetrador, no a la víctima.

Aunque en recuperación caigamos presas de la victimización, eso no es causa de vergüenza.

La meta de la recuperación es aprender a cuidar de uno mismo, aprender a liberarnos de la victimización y a no culparnos por las experiencias pasadas. La meta es equiparnos para que no sigamos siendo victimados debido a la vergüenza y a sentimientos no resueltos a causa de la victimización original.

Cada uno de nosotros tiene su propio trabajo que hacer, sus propios asuntos, sus tareas de recuperación. Una de esas tareas es dejar de señalar al perpetrador con el dedo, porque eso nos perturba. Aunque hacemos a cada persona responsable de su propia conducta y ésta deba dar cuenta de ella, aprendemos a tener compasión por el perpetrador. Comprendemos que han estado en juego muchas cosas en la vida de esa persona. Al mismo tiempo, nosotros no nos aferramos a la vergüenza. Aprendemos a entender el papel que nosotros jugamos en nuestra victimización, cómo caímos en ese papel y nos rescatamos a nosotros mismos. Pero ésa es una información con la que debemos equiparnos para que no necesite suceder esto otra vez.

Dejar ir la vergüenza de la víctima. Tenemos asuntos por resolver y tareas por hacer, pero uno de nuestros asuntos es no sentirnos culpables y equivocados porque hemos sido victimados.

Hoy me libraré de toda vergüenza de víctima que pueda haber estado albergando o a la que pudiera haber estado aferrándome.

 

Reflexión diaria A.A.

Cuando pierdo las esperanzas

“Cuando progresamos todavía más, nos dimos cuenta de que la mejor fuente posible de estabilidad emocional es el mismo Dios. Vimos que la dependencia de Su perfecta justicia, perdón y amor era saludable, y funcionaria donde nada más podría hacerlo. Si realmente dependíamos de Dios, no podíamos hacer muy bien el papel de Dios ante nuestros semejantes ni sentiríamos el vivo deseo de depender completamente de la protección y del cuidado humano.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 123

Mi experiencia ha sido que, cuando todos los recursos humanos parecen haber fallado, siempre hay Uno que nunca me desampara. Aun más, El siempre está ahí para compartir mi alegría, para enseñarme el buen camino y para confiarme a El cuando no hay nadie más. Mientras que los esfuerzos humanos pueden aumentar o disminuir mi bienestar y felicidad, sólo Dios puede proveerme el amoroso alimento del cual depende mi salud espiritual diaria.

 

Comida para el pensamiento.

Un estirón

Si solamente hacemos lo que nos gusta y nos parece cómodo, no creceremos. Si no ejercitamos nuestras mentes, vegetaremos en el plano intelectual. Si no disciplinamos nuestros cuerpos, nos pondremos bofos y debiluchos. Si no ejercitamos nuestra buena voluntad, seguiremos siendo emocionalmente inmaduros.

Conformarse con un logro mínimo es perderse la satisfacción de lograr más de lo que alguna vez creímos posible. Es algo trillado, pero nunca sabremos hasta dónde podremos llegar, si no lo intentamos. Abstenernos de comer azúcares refinados y carbohidratos quizá nos parecía imposible en una época. Habiéndolo logrado por medio de la ayuda de nuestro Poder Superior y de TA, podremos alcanzar otros logros que antes considerábamos fuera de nuestro alcance.

En este programa, la única manera de fracasar es dejando de intentar. Al abstenernos de comer en forma compulsiva y siguiendo los Doce Pasos, podremos alcanzar un grado más pleno de nuestro potencial físico, mental, emocional y espiritual.

Que no sea tan flojo que no pueda esforzarme tanto como pueda hacerlo.

 

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Alguna persona ha tenido una recaída. Está avergonzada de sí misma. A veces está tan avergonzada que teme regresar a T.A. Desarrolla el antiguo complejo de inferioridad y se hace a la idea de que no sirve, que ha defraudado a sus amigos en T.A., que no tiene remedio y que nunca podrá salir adelante. Este estado de ánimo es tal vez peor que el original.  Quizá la recaída lo haya debilitado; pero su entrenamiento de T.A. nunca puede perderse por completo. Siempre sabe que puede volver si así lo desea. Sabe que todavía tiene la ayuda de Dios si se la vuelve a pedir.

– ¿Creo que nunca podré perder por completo lo que he aprendido en T.A.?.

Meditación del Día.

Nadie escapa por completo de la tentación. Hay que esperarla y estar preparado para cuando llegue. Ninguno de nosotros está totalmente a salvo. Hay que tratar de tener listas las defensas por medio de la oración diaria. Por eso tenemos estas meditaciones diarias. Hay que saber reconocer la tentación cuando llegue. El primer paso para conquistar la tentación es verla claramente como una tentación y no conservarla en el pensamiento. Hay que desligarse de ella, sacudirla de la mente tan pronto como aparezca. No hay que pensar en pretextos para caer en ella. Hay que acudir de inmediato al Poder Superior pidiendo ayuda.

Oración del Día.

Ruego que esté preparado para cualquier tentación que me llegue. Pido que la vea claramente y la evite con la ayuda de Dios.

Hundirse o Nadar


Últimamente he estado pensando en los delfines.

Los delfines no pueden  respirar bajo el agua, deben nadar en la superficie a intervalos, cuando un delfín está muy enfermo para subir a la superficie, sus compañeros se reúnen a su alrededor y lo empujan a la superficie para que el delfín enfermo pueda respirar.

Esto es muy parecido a nuestro grupo de TA, muchos de ustedes me han empujado para subir a la superficie durante el tiempo que he estado en el grupo. Me han escuchado, como nadie más lo haría, aplicando amor y paciencia. Me han regalado su dolorosa experiencia, y gracias a ustedes sé que todos los días se producen milagros. Tengo el privilegio de averiguar las cosas por mí mismo, sin dogmas ni fanatismos, solo a través de compartir esperanza, experiencia y fortaleza. Me han ayudad a estar bien por estas 24 horas.

¿Los delfines se apoyan entre sí por instinto? Creo que no, al igual que en mi grupo, cada uno de ellos es instrumento de un poder superior, tal como lo son cada uno de los compañeros de mi grupo.

Por estas 24 horas tengo mucho que agradecer, ¿Y mañana? Le pido a mi Poder Superior que pueda recordar las importantes lecciones que he aprendido el día de hoy.

Juntos hacemos lo que solos no pudimos.

 

Nuestras herramientas


  • Mantengámoslo sencillo.
  • Tómalo con calma.
  • Vive y deja vivir.
  • Un día a la vez.
  • Primero lo primero.
  • Únete a los triunfadores.
  • Sigue viniendo.
  • Escucha.
  • Pídele a tu Poder Superior la ayuda para mantenerte sobrio hoy, y dale las gracias al final del día.
  • Lee la Literatura de TA.
  • Guarda un momento de quietud en la mañana y en la noche.
  • Evita los cuatro “demasiados”: no permitas sentirte demasiado Hambriento, ni demasiado Enojado, ni demasiado Cansado, ni demasiado Solo.
  • Practica, no analices.
  • Todos juntos podemos hacer, lo que yo no puedo solo.
  • En la mañana, decide que clase de día vas a tener.
  • Empieza el día cada vez que lo necesites.
  • Substituye un pensamiento negativo por uno positivo.
  • Toma una actitud de agradecimiento.
  • Trata a la gente como quieras que te traten.
  • Solo por la gracia de Dios.
  • Elabora planes, no resultados (Haz planes pero no planees los resultados)
  • Mantén bajas tus expectativas y alta tu aceptación.
  • Entrégaselo a tu Poder Superior.
  • Mi Poder Superior existe ahora, si elijo vivir en el pasado o en el futuro entonces estaré actuando solo.
  • Ya no tengo porque estar solo.
  • Si quieres conservarlo tienes que pasarlo.
  • Actúa como hablas.
  • Dedica el mismo tiempo a escuchar que a hablar.
  • Ten cuidado como vives, tu puedes ser el único ejemplar del Libro Grande que alguien tenga a la vista.
  • Acción es la palabra mágica.
  • Tu respuesta está en tu interior.
  • Hay que derrotarse para poder triunfar.
  • Las coincidencias son milagros en los cuales Dios prefiere permanecer anónimo.
  • No te tomes muy en serio.
  • Todo está sujeto a cambio.
  • Locura es hacer la misma cosa una y otra vez, esperando resultados diferentes.
  • No te comas el primer bocado compulsivo.
  • Niégate a volver a sentir.
  • Acción en vez de reacción.
  • Aceptación es ver las cosas como son en realidad, sin aprobar o desaprobar.
  • Realiza actos de amor.
  • No soy perfecto.
  • El valor no es la ausencia del miedo; es la voluntad de actuar a pesar del miedo.
  • Las actitudes son contagiosas, ¿Vale la pena que la mía se contagie?
  • Mi labor consiste en mejorar el tiempo presente.

Mantener y usar nuestras herramientas


Lo que hacemos cada día no es tan importante, lo que si es importante es como lo hacemos. Si estamos abstinentes, trabajando el programa y en contacto con el Poder Superior. Entonces cualquier cosa que hagamos durante el día ira como debe ser.

Cuando  nos   volvemos  descuidados   e  indiferentes  con   nuestra  abstinencia, negligentes para usar las herramientas del programa y olvidamos los Doce Pasos, entonces podemos estar seguros de que tendremos problemas. Cuando no estamos en contacto con nuestro Poder Superior ni con nuestros compañeros de grupo, entonces nada va como debiera ir.

Si sientes que estas volviéndote descuidado, has esa llamada telefónica que no quieres hacer. Lee y relee la literatura, ve a tu junta de ese día. Escucha dentro de ti mismo la callada voz que Dios usa para inferirte entusiasmo y dirección.

Cada uno de nosotros se convierte en herramienta de Dios si nos mantenemos trabajando adecuadamente nuestro programa.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: