Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘fraternidad’

Septiembre 10


Comida para el pensamiento.

Escuchar.

A medida que aprendemos a escuchar a nuestro Poder Superior, también aprendemos a escucharnos con mayor atención tanto como a los demás. Para escuchar es esencial estar dispuestos a pasar un rato a solas, en silencio. A menudo nos asusta el silencio y el hecho de estar un momento en soledad, por lo que nos escapamos a través de distracciones o sumergiéndonos en el trabajo.

La plegaria no consiste tanto en decir y pedir como en escuchar. En este sentido, se puede practicar la plegaria continuamente durante el día. Al seguir el Paso Tres, estamos entregando nuestra voluntad y volviéndonos receptivos a la voluntad de nuestro Poder Superior. Nos concentramos menos en nuestras preocupaciones egoístas y más en Dios, tal como lo concebimos. Esa comprensión de Dios va creciendo a medida que aprendemos a escuchar.

Al escuchar, nos hacemos conscientes de necesidades, sentimientos y respuestas dentro de nosotros mismos que previamente ignorábamos. Al conocernos mejor a nosotros mismos, somos más directos y honestos con los demás y nos interesamos más en ellos. La comunicación que desarrollamos con nuestro Poder Superior se da a un nivel tan profundo como para permitirnos relacionarnos de una manera más significativa con todos los que nos rodean.

Hoy escucharé Tu voz.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Estas son las respuestas sobre cómo vivir sin tragar y ser feliz: Todas las cosas que tenemos en lugar de tragar son más que un substituto de él. Una es la fraternidad de TA En esta comunidad se encuentra un alivio a la inquietud y al aburrimiento. La imaginación revive. Por fin llega a significar algo la vida. Se aprende a vivir los años más satisfactorios de la vida. Entre los compañeros de TA se encontrarán amigos para toda la vida. Estará unido a ellos por lazos nuevos y maravillosos.

¿Significa ahora algo para mí la vida?

Meditación del Día.

¿Quiere la completa y total satisfacción que se haya en servir a Dios, y además todas las satisfacciones del mundo? No es fácil servir tanto a Dios como al mundo. Es difícil pedir las recompensas de ambos. Si se trabaja para Dios, también se tendrán grandes recompensas del mundo, pero hay que estar preparado para apartarse a veces del mundo. No se puede siempre volverse al mundo y esperar todas las recompensas que la vida ofrece. Si se trata sinceramente de servir a Dios, se tendrán otras y mayores recompensas que las que el mundo ofrece.

Oración del Día.

Ruego no esperar demasiado del mundo. Pido estar también satisfecho con las recompensas que viene por servir a Dios.

Reflexión diaria A.A.

¿Recuperación “Por Poder”?

“. . . pero siempre se realizarán si trabajamos para obtenerlas.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78

Yo algunas veces pienso: “Hacer estas reparaciones es ir demasiado lejos. Nadie debería tener que humillarse de esa manera”. Sin embargo, es esa misma humildad la que me acerca más a la luz del espíritu. A.A. es la única esperanza que tengo si he de seguir recuperándome y lograr una vida de felicidad, amistad y armonía.

El lenguaje del adiós.

Auto aprobación.

La mayoría de nosotros queremos caer bien. Queremos que los otros piensen que somos agradables, amistosos, amables y amorosos. La mayoría de nosotros queremos la aprobación de los demás.

Desde la niñez, algunos de nosotros hemos estado tratando de obtener aprobación, tratado de caerle bien a la gente y que ésta nos tenga en alta estima. Podemos tener miedo a que la gente nos deje si desaprueba nuestras acciones. Podemos buscar aprobación de gente que no tiene nada de aprobación que dar. Podemos no saber que somos dignos de amor ahora y que podemos aprender a aprobarnos a nosotros mismos.

Para poder vivir felices, para vivir consistentemente con la forma como nuestro Poder Superior quiere que vivamos, y para ceñirnos a un modo de vida que está en armonía con el universo, necesitamos dejar ir nuestra extremada necesidad de aprobación. Estas necesidades insatisfechas de aprobación y de amor de nuestro pasado le dan a los demás control sobre nosotros hoy. Estas necesidades pueden impedirnos actuar como mejor nos conviene y ser fieles a nosotros mismos.

Nosotros podemos aprobarnos solos. Al final, ésa es la única aprobación que cuenta.

Hoy dejaré ir mi necesidad de aprobación y mi necesidad de caer bien. Las remplazaré con la necesidad de caerme bien y de aprobarme yo misma. Disfrutaré la sorpresa que encontraré cuando lo haga. La gente que cuenta, incluyéndome a mí mismo, me respetará cuando me sea fiel a mí mismo.

Anuncios

Diciembre 11


El lenguaje del adiós.

Afirmaciones.

Una de nuestras opciones en la recuperación es elegir lo que queremos pensar, usar positivamente nuestra energía mental.

La energía mental positiva, la manera positiva de pensar, no significa que pensemos en forma irrealista o que retrocedamos a la negación. Si no nos gusta algo, respetamos nuestra propia opinión.

Si detectamos un problema, somos honestos acerca de ello. Si algo no está funcionando, aceptamos la realidad. Pero no nos quedamos viviendo en la parte negativa de nuestra experiencia.

A cualquier cosa que le damos energía, le damos fuerza. Hay algo mágico en darle fuerza a lo bueno, porque cualquier cosa a la que le damos fuerza se hace más grande. Una manera de darle fuerza a lo bueno es a través de las afirmaciones:  simples aseveraciones positivas que hacemos acerca de nosotros mismos. Me amo a mímismo…. Soy suficientemente bueno… Mi vida es buena… Estoy contento de estar vivo hoy… Lo que quiero y necesito está llegando hacia mí….   Yo puedo…

Nuestra alternativa en la recuperación no es si queremos usar afirmaciones. Hemos estado afirmando pensamientos y creencias desde que fuimos lo suficientemente grandes para poder hablar. La alternativa en la recuperación es lo que queremos afirmar.

Hoy le daré fuerza a lo bueno en mí, en los demás y en la vida.

Estoy dispuesto a liberar, a dejar ir, los patrones de pensamientos negativos y a reemplazarlos con positivos. 

Escogeré lo que quiero afirmar y lo convertiré en algo bueno.

Reflexión diaria A.A.

Una verdadera humildad.

“. . . debemos practicar una verdadera humildad. Todo esto a fin de que las bendiciones que conocemos no nos estropeen; y que vivamos en contemplación constante y agradecida de El que preside sobre todos nosotros.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 226-227

La experiencia me ha enseñado que mi personalidad alcohólica tiene tendencia hacia la grandiosidad. Aparentemente con buenas intenciones, puedo salirme por la tangente al perseguir mis “causas”. Mi ego toma el mando y pierdo de vista mi propósito primordial. Puede que incluso me atribuya el mérito por las obras de Dios en mi vida. Tal sentimiento exagerado de mi propia importancia es peligroso para mi sobriedad y puede causar un grave daño a A.A. como un todo.

Mi salvaguardia, la Duodécima Tradición, sirve para mantenerme humilde. Me doy cuenta de que, como individuo y como miembro de la Comunidad, no puedo hacer alarde de mis logros, y que “Dios hace por nosotros lo que por nosotros mismos no podíamos hacer”.

Comida para el pensamiento.

Fijemos metas realistas

Gran parte del crecimiento emocional consiste en aprender a fijarnos metas realistas. Nuestros grandiosos egos solían empujarnos a soñar grandes sueños que se tradujeron en sentimientos de fracaso cuando éstos no se materializaron. Si esperamos de nosotros lo imposible, estamos destinados a sufrir decepciones.

Aquellos que llegamos a TA con muchos kilos de sobrepeso necesitamos ser realistas acerca del tiempo que requeriremos para completar la pérdida de peso. También debemos ser realistas acerca del hecho de que quizá nunca luzcamos como modelos de modas. Si esperamos que todos los problemas se desvanezcan una vez que lleguemos a nuestra meta de peso, no estamos siendo realistas.

Guardar la abstinencia, seguir los Doce Pasos y asistir regularmente a las reuniones de TA nos mantiene en contacto con la realidad de nuestra enfermedad. Las metas que nosotros mismos nos fijamos están determinadas por lo que somos en la actualidad, ahora mismo. Algunos de nosotros tenemos más camino que recorrer que otros. Las metas que nos fijemos deben ser un reto para nosotros, no una derrota desde antes de comenzar.

Muéstrame las metas que son realistas para mí, hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Los médicos piensan en la fraternidad de T.A. como una terapia de grupo. Este es un concepto muy limitado de la profundidad de la fraternidad de T.A. Mirándola meramente como un medio para lograr y conservar la sobriedad, esa interpretación está bien. Pero no tiene el suficiente alcance. La terapia de grupo está encaminada hacia la ayuda que el individuo recibe de ella. Es esencialmente egoísta. Es utilizar la compañía de otros tragones sólo para permanecer sobrios nosotros mismos. Pero este es nada más el principio de la verdadera fraternidad de T.A.

-¿Siento profundamente la verdadera fraternidad de T.A.?

Meditación del Día.

Casi todos nosotros hemos tenido que vivir la fase oscura de nuestras vidas, los fracasos, la noche de nuestras vidas, cuando estábamos llenos de dificultades, preocupaciones y remordimientos, cuando sentimos la tragedia a fondo. Pero con la diaria entrega de nuestras vidas a un Poder Superior, vienen la paz y la alegría que renuevan las cosas. Ahora podemos tomar cada día como un don radiante y gozoso de Dios, que habremos de utilizar para Él y para nuestros semejantes. La noche del pasado se ha ido; este día es nuestro.

Oración del Día.

Ruego que tome este día como un regalo de Dios. Pido darle gracias a Dios por este día y estar contento.

Diciembre 9


El lenguaje del adiós.

Pidamos ayuda.

Está bien pedir ayuda.

Una de las cosas más absurdas que nos hacemos a nosotros mismos es no pedir la ayuda que necesitamos de un amigo, de un miembro de la familia, de nuestro Poder Superior o de la fuente adecuada.

No tenemos por qué batallar solos con sentimientos y problemas.

Podemos pedir la ayuda de nuestro Poder Superior y pedirle apoyo y aliento a nuestros amigos.

Ya sea que lo que necesitemos sea información, aliento, una mano, una palabra, un abrazo, alguien que nos escuche o un empujón, podemos pedirlo. Podemos pedirle a la gente lo que necesitemos de ella.

Podemos pedirle a Dios lo que necesitemos de El.

Es autodestructivo no pedir la ayuda que necesitamos. Nos mantiene atorados. Si lo pedimos durante el tiempo y con la energía suficiente, si dirigimos nuestra petición a la fuente adecuada, tendremos la ayuda que necesitamos.

Hay una diferencia entre pedirle a alguien que nos respete y pedirle a alguien en forma directa la ayuda que necesitamos de él o de ella.

Podemos ir al grano y dejar que los otros elijan si nos ayudan o no.

Si la respuesta es no, podemos lidiar con eso.

Es autodestructivo insinuar, lamentarnos, manipular u obligar a la gente a que nos ayude. Es molesto acudir a la gente en plan de víctima y esperar que ellos nos rescaten. Es sano pedir ayuda cuando lo que necesitamos es ayuda.

“Mi problema es la vergüenza”, dijo una mujer. “Quería pedir ayuda para lidiar con esto, pero me daba demasiada vergüenza. ¿No es una locura?” Nosotros que estamos ávidos de ayudar a los demás podemos aprender a permitirnos a nosotros mismos recibir ayuda. Podemos aprender a hacer tratos limpios acerca de pedir y recibir la ayuda que necesitamos.

Hoy pediré ayuda si la necesito, de la gente y de mi Poder Superior.

No seré una víctima, esperando impotente a que me rescaten. Mi petición de ayuda la haré especifica y al grano y le daré espacio a la persona para que elija si me quiere ayudar o no. Ya no seguiré siendo un mártir rehusándome a recibir la ayuda que merezco en la vida, la ayuda que hace la vida más fácil. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de hacerlo todo solo. Ayúdame a usar el vasto universo de recursos que tengo a mi disposición

 

Reflexión diaria A.A.

AMOR SIN PRECIO

Cuando se comprende el Paso Doce en su total implicación, realmente habla de la clase de amor al cual no se pude poner precio.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Para empezar a practicar el Paso Doce, yo tenía que trabajar en mi sinceridad, en mi honestidad y aprender a actuar con humildad. Llevar el mensaje es un don de mí mismo, no importa cuántos años de sobriedad pueda haber acumulado. Mis sueños pueden hacerse realidad. Refuerzo mi sobriedad compartiendo lo que he recibido libremente. Al reflexionar sobre la época en que empezó mi recuperación, ya había una semilla de esperanza de que pudiera ayudar a otro borracho a liberarse de su fango alcohólico. Mi deseo de ayudar a otro borracho es la clave de mi salud espiritual. Pero nunca olvido que Dios actúa a través mío. Soy solamente su instrumento.

Aun si la otra persona no está lista, es un éxito, porque mi esfuerzo a su favor me ha ayudado a mantenerme sobrio y fortalecerme. La clave está en actuar, en nunca cansarme de trabajar mi Paso Doce. Si hoy puedo reír, no me dejes olvidar aquellos días en que lloraba. Dios me recuerda que puedo sentir compasión.

Comida para el pensamiento.

Desarrollemos nuestro potencial

La abstinencia es la clave para desarrollar nuestro potencial. Durante años, probablemente nuestra enfermedad controló nuestra vida y redujo nuestra capacidad para funcionar. Como gran parte de nuestra energía la invertíamos en la obsesión mental que nos producía la comida y los efectos físicos que nos provocaba el comer en exceso, fuimos incapaces de desarrollar los talentos y capacidades que poseíamos.

Ponernos en contacto con nuestro Poder Superior nos conecta con la fuente de nuestro potencial. Nuestro egocentrismo no nos permitió creer en nuestra capacidad para que nos activara un Poder que es superior a nosotros mismos. Cuando vemos y escuchamos los resultados que se producen al seguir el programa TA, desarrollamos la fe en nuestros talentos ocultos.

Cuando la comida controlaba nuestras vidas, estamos utilizando solamente un pequeñísimo porcentaje de nuestro potencial real para el trabajo, para la recreación y para relacionarnos con otras personas. Por medio de la abstinencia de comer en forma compulsiva, descubrimos puntos fuertes, capacidades y energía ¡que nunca supimos que teníamos!

Señor, dirige mis esfuerzos.

 

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de T.A. es el camino de la fraternidad.  Hemos leído bastante con respecto a la fraternidad, sin embargo, es una parte tan importante de programa de T.A. que parece que nunca hablaremos demasiado sobre ella.

El hombre no es ermitaño para vivir solo.  La vida de un ermitaño no es la vida común y natura. Todos necesitamos estar solos con nosotros mismos a veces, pero no podemos realmente vivir sin la compañía de los demás. Nuestra naturaleza la necesita. Nuestras vidas dependen en mucho de ella. La fraternidad T.A. nos parece a nosotros que es la mejor del mundo.

–  ¿Me doy cuenta cabal de lo que la fraternidad de A.A. significa para mí?

 

Meditación del Día.

Todos buscamos algo, pero muchos no saben lo que quieren en la vida. Están buscando algo porque se sienten desasosegados e insatisfechos, sin darse cuenta que la fe en Dios puede dar un objetivo y propósito a sus vidas. Muchas personas están, por lo menos subconscientemente, buscando un Poder Superior a ellos mismos, porque eso le daría un significado a sus vidas. El que haya encontrado a ese Poder Superior puede ser el medio para encaminar a los demás hacia el bien, mostrándoles que su búsqueda de un significado de la vida terminará cuando encuentren que la fe y la confianza en Dios es la respuesta.

 

Oración del Día.

Ruego que mi alma pierda su desasosiego encontrando el reposo en Dios. Pido que encuentre la paz en el pensamiento de Dios y su propósito para mí.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: