Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘fe’

Febrero 26


Comida para el pensamiento.

Yo como despacio

Los tragones tendemos a devorar nuestra comida. Con frecuencia, la hora de la comida nos encuentra ansiosos y tensos, ¡y a veces sencillamente glotones! Mientras que otros en la mesa se interesan en la conversación y en socializar, nosotros podemos concertarnos casi exclusivamente en la comida y preocuparnos por tratar de satisfacer un apetito voraz.

Necesitamos romper nuestro egocentrismo. En vez de dedicarnos por entero a satisfacer nuestro apetito (lo cual nunca lograremos), podemos aprender a dirigir una parte de nuestra atención a lo que le interesa a quienes están a nuestro alrededor. Cuando comemos más despacio, dedicamos más tiempo a los demás y sentimos menos privación. Aumenta nuestro disfrute, tanto que la compañía como de la comida.

Aun cuando comemos solos, debemos recordar que no recibimos todo nuestro alimento a partir de la comida física. Cuando comemos con lentitud, nos relajamos más tanto física como espiritualmente. Cuando estamos conscientes de nuestro Poder Superior y agradecidos por todas Sus bendiciones, la comida es más satisfactoria.

Ayúdame a comer despacio y a apreciar Tus dones.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando llegamos a T.A. llegamos a creer en un Poder Superior a nosotros. Venimos para creer en aquel Principio Divino del Universo que llamamos Dios y al que podemos acudir en busca de ayuda. Cada mañana tenemos un momento de tranquilidad. Pedimos a Dios fuerza para permanecer abstinentes y en el plan de alimentación las siguientes veinticuatro horas. Y todas las noches le damos gracias por ayudarnos por haber permanecido abstinentes ese día.

– ¿Creo que todo hombre o mujer que veo en T.A. es una demostración del poder de Dios para transformar a un ser humano de un tragón a persona abstinente?

Meditación del Día.

Debo pedir más fe, como un hombre sediento pide agua en un desierto. ¿Sé lo que significa sentirse seguro de que Dios jamás me abandonará? Debo rogar todos los días y más cuidadosamente para que pueda crecer mi fe. Nada falta en mi vida, porque realmente todo lo que necesito es mío. Únicamente carezco de la fe necesaria para saberlo. Soy el hijo de un rey vestido de andrajos, y sin embargo, en torno mío hay cantidades de todo lo que pudiera desear.

Oración del Día.

Ruego porque me dé cuenta que Dios tiene todo lo que necesito. Pido poder saber que su poder es siempre alcanzable.

Reflexión diaria A.A.

Una historia de éxito fuera de lo común

“A.A. no es una historia de éxito en el sentido común y corriente de la palabra. Es la historia del sufrimiento transmutado bajo la gracia en progreso espiritual”.

COMO LO VE BILL, p. 35

Al entrar en A.A. escuchaba a otra gente hablar de la realidad de su vida de bebedor: la soledad, el terror y el sufrimiento. Al escucharles más, les oía describir otra realidad muy diferente: la realidad de la sobriedad. Es una realidad de libertad y de felicidad, de intención y dirección, y de serenidad y tranquilidad con Dios, con nosotros mismos y con otra gente. Cuando asisto a las reuniones, me reintroducen a esta realidad una y otra vez. La veo en los ojos y la escucho en las voces de aquellos alrededor mío. Trabajando en el programa, encuentro la dirección y la fortaleza que me hacen posible hacer esta realidad la mía. La alegría de A.A. es que esta nueva realidad está a mi alcance.

El lenguaje del adiós.

Programas de Doce Pasos

Estaba furiosa cuando acudí a mi primera junta de Al- Anón. Me parecía muy injusto que él tuviera el problema y yo fuera la que tuviera que asistir a una reunión. En esa época, no me quedaba nadie en el mundo a quien acudir con mi dolor. Ahora, estoy agradecida por Al-Anón y mi recuperación de la codependencia. Al-Anón me mantiene sobre el camino; la recuperación me ha dado una vida.

Anónimo

Hay muchos programas de Doce Pasos: Al-Anón, Hijos Adultos de Alcohólicos, Drog-Anón, AA, TA, y más. Tenemos varias opciones de dónde elegir acerca del tipo de grupo adecuado para nosotros y acerca de cuál grupo en particular satisface nuestras necesidades. Los grupos de Doce Pasos son gratuitos, anónimos, y existen en la mayoría de las comunidades.

El objetivo de los grupos de Doce Pasos para no es cómo ayudar a la otra persona; es ayudarnos a nosotros mismos a crecer interiormente y a cambiar. El grupo nos puede ayudar a aceptar la forma como la enfermedad nuestra o de otros nos ha afectado y a lidiar con ella. También a ponernos sobre el camino y a permanecer en él.

Hay magia en los programas de Doce Pasos. Hay un poder curativo en el contacto con otras personas en recuperación. Accedemos a este poder curativo trabajando los Doce Pasos y permitiendo que éstos trabajen para nosotros. Los Doce Pasos son una fórmula para sanar.

¿Durante cuánto tiempo tenemos que asistir a las reuniones? Podemos asistir hasta que “captamos el programa”, o hasta que el programa “nos capta a nosotros”. Y luego, seguimos yendo y creciendo.

Seleccionar un grupo y asistir a él con regularidad son dos maneras importantes de empezar a cuidar de nosotros mismos y de seguir haciéndolo. Participar activamente en nuestro programa de recuperación trabajando los Pasos es otra manera.

Estaré abierto al poder curativo que ponen a mi disposición los Doce Pasos y el programa de recuperación.

Febrero 25


Comida para el pensamiento.

Un nuevo lugar

Después de una recaída, no volvemos a empezar desde el mismo lugar donde estábamos antes. A través de la experiencia de haber cometido un error ganamos un nuevo conocimiento y una nueva percepción.

A menudo descubrimos que una manera errónea de pensar fue la causa de muchos problemas. Quizá volvimos a caer en la vieja percepción que teníamos de nosotros mismos de que éramos el centro del universo. Tal vez nos olvidamos de entregarle a Dios aquello que nos estaba perturbando en vez de empezar a comer en exceso. Indudablemente, nos olvidamos de que la abstinencia es, sin excepción, lo más importante en nuestra vida.

Sea cual sea el error, podemos sacar provecho de él, ya que nos hace aprender y comprender más. Podemos prevenir una trampa y evitarla en el futuro. Empezamos unos cuantos pasos más adelante, en nuevo lugar.

Que los errores no me desalienten.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Algunas personas encuentran difícil creer en un poder superior a ellos. Más no creer en ese poder nos empuja al ateísmo. Se ha dicho que el ateísmo es la fe insensata en el extraño argumento de que este universo se origina de la nada y marcha a la ventura hacia ninguna parte. Esto es prácticamente imposible de creer. Creo que todos nosotros podemos convenir en que la comida es un poder superior a nosotros. Así era indudablemente en mi caso. Yo era impotente ante el poder de la comida.

– ¿Recuerdo las cosas que me sucedieron a causa del poder de la comida?

Meditación del Día.

Lo espiritual y lo moral con el tiempo triunfarán sobre lo material y lo amoral. Este es el fin y el destino de la raza humana. Gradualmente, lo espiritual está superando a lo material en la mente de los hombres. La fe, el compañerismo y la ayuda son el remedio para la mayoría de los males del mundo y no hay nada en el campo de las relaciones personales que no puedan realizar.

Oración del Día.

Ruego poder hacer mi parte para formar un mundo mejor. Pido poder ser una parte del remedio para los males del mundo.

Reflexión diaria A.A.

El desafío del fracaso

“En la economía de Dios, no se desperdicia nada. Mediante el fracaso, aprendemos una lección de humildad que, por dolorosa que sea, es probablemente necesaria”.

COMO LO VE BILL, p. 31

¡Qué agradecido me siento hoy por saber que todos los fracasos del pasado eran necesarios para que yo estuviera donde estoy! Por muchas penas me vino la experiencia y en el sufrimiento llegué a ser obediente. Cuando buscaba a Dios, como yo Lo concibo. El compartió conmigo sus dádivas preciosas. Por la experiencia y la obediencia, empezaba el desarrollo seguido de la gratitud. Sí, y luego me vino la paz del espíritu, viviendo y compartiendo la sobriedad.

El lenguaje del adiós.

Acepta la imperfección

“¿Por qué me hago esto a mí misma?, preguntaba una mujer que quería bajar de peso. Fui a mi grupo de apoyo sintiéndome culpable y avergonzada porque me comí media galleta que no estaba incluida en mi dieta. Descubrí que todo mundo hace un poco de trampa, y algunos hacen muchas trampas. Me sentía tan avergonzada antes de llegar al grupo, como si fuera la única que no estuviera haciendo la dieta al dedillo. Ahora sé que estoy llevando la dieta tan bien como la mayoría, y mejor que algunos”.

¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? No estoy hablando estrictamente de dietas; estoy hablando acerca de la vida ¿Por qué nos castigamos a nosotros mismos pensando que somos inferiores mientras que otros son perfectos, ya sea en cuanto a nuestras relaciones, recuperación, o una tarea específica?

Ya sea que nos estemos juzgando a nosotros mismos o a los demás, son las dos caras de una misma moneda: la perfección. Ninguna de las dos expectativas es válida.

Es mucho más apropiado y beneficioso decirnos a nosotros mismos que está bien ser lo que somos y que lo que estamos haciendo está bien.

Eso no significa que no cometamos errores que necesitemos corregir; no significa que no nos desviemos del camino de vez en cuando, no significa que no podamos mejorar. Significa que, con todos nuestros errores y divagaciones, básicamente estamos sobre la ruta. La manera como nos ayudamos a nosotros mismos a permanecer en el camino es alentándonos y aprobándonos.

Hoy me amaré a mi mismo y me daré ánimos. Me diré a mí mismo que lo que estoy haciendo está bien, y me permitiré disfrutar ese sentimiento.

Febrero 8


Comida para el pensamiento.

Lo principal

Todos sabemos que tenemos que pagar un precio por todo lo que vale la pena en la vida. El precio es el principal. No existen las comidas gratuitas. Aunque hayamos aprendido que no podemos superar nuestra manera compulsiva de comer sin el apoyo de nuestro Poder Superior y del grupo de TA, también sabemos que estar en TA no es tener un boleto gratis para mantenernos en el peso ideal. Cada uno de nosotros tenemos que mirar lo principal.

El precio que tenemos que pagar por liberarnos de comer de manera compulsiva es evitar cualquier comida que en lo personal nos lleve a darnos atracones. Es la disciplina cotidiana de comer con medida. No podemos tener una vida nueva libre de la compulsión si seguimos recurriendo a nuestros viejos excesos. No podemos ser libres y comer en exceso al mismo tiempo. Debemos estar dispuestos a pagar el precio.

A medida que día con día guardamos abstinencia, vamos desarrollando nuevos hábitos y nos vamos acostumbrando a vivir sin comida extra, innecesaria. Empezamos a cambiar en forma positiva, constructiva. Día con día, paso a pasito, vamos pagando el precio de nuestro nuevo crecimiento interior y nuestro progreso. ¡Lo que ganamos vale infinitamente más que le precio que pagamos!

Que hoy esté dispuesto a pagar el precio.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando el sol de la mañana se eleva en un día brillante y hermoso, saltamos del lecho. Estamos agradecidos con Dios por sentirnos bien y felices, en lugar de enfermos y a disgusto. La generosidad y la felicidad han llegado a ser para nosotros mucho más importantes que el estímulo de la comida que nos eleva durante un breve rato, pero que al final nos desploma. Desde luego, todos nosotros los tragones nos divertimos mucho tragando. Podríamos admitirlo perfectamente. Podemos volver la vista atrás y contemplar muchas horas buenas antes que llegásemos a ser Tragones. Pero para nosotros, los tragones, llega el momento en que el tragar deja de ser divertido y se transforma en problemas.

– ¿He aprendido que la “tragadera” ya no volverá a ser para mí ninguna otra cosa que problemas?

Meditación del Día.

Tengo que confiar en Dios. Tengo que confiar en Él hasta el máximo. Tengo que depender del Poder Divino en todas las relaciones humanas. Esperaré, confiaré y tendré esperanza hasta que Dios me muestre el camino. Esperaré orientación sobre cualquier decisión importante. Haré frente a la prueba de la espera hasta que una cosa parezca justa antes de hacerla. Toda tarea para Dios tiene que pasar a través de la prueba del tiempo.  Llegará la orientación si la esperamos.

Oración del Día.

Ruego poder pasar la prueba de la espera de la orientación de Dios. Pido no actuar por mí mismo.

Reflexión diaria A.A.

Como convencer al Sr. Hyde?

“Aun entonces, según vamos talando y talando, la paz y la alegría todavía nos eludirán. Este es el punto al que hemos llegado muchos de nosotros veteranos de A.A. Y es un punto literalmente infernal. Cómo conseguir que nuestro inconsciente – de donde surgen todavía muchos de nuestros temores, obsesiones y aspiraciones falsas – esté conforme con lo que realmente creemos, sabemos y queremos. Cómo convencer al “Sr. Hyde”, ese monstruo mudo, feroz y oculto, es nuestra tarea principal.”

LO MEJOR DE BILL, p. 42-43

La asistencia asidua a las reuniones, el servir y ayudar a otros es la receta que muchos han probado y que les ha resultado eficaz.

Cuando me desvío de estos principios, brotan de nuevo mis costumbres del pasado y reaparece mi viejo ser con todos sus temores y defectos. La meta final de todos los miembros de A.A. es la sobriedad permanente, lograda un día a la vez.

El lenguaje del adiós.

Deja ir los sentimientos de culpa

Sentirnos bien con nosotros mismos es una elección que hacemos. Lo mismo ocurre con el hecho de sentirnos culpables. Cuando el sentimiento de culpa es legítimo, actúa como una señal de advertencia, indicando que nos hemos salido del camino. Y ahí termina su propósito.

Revolcarnos en la culpa les permite a los demás controlarnos. Provoca que no nos sintamos tan buenos. Nos impide fijar límites y tomar algún otro curso de acción sano para cuidar de nosotros mismos.

Podemos haber aprendido a sentirnos culpables habitualmente, como una reacción instintiva a la vida. Ahora sabemos que no necesitamos sentirnos culpables. Aunque hayamos hecho algo que viole un valor establecido, el sentimiento prolongado de culpa no soluciona el problema sino que lo prolonga. Así que, mejor repara el daño. Cambia una conducta y, luego, deja ir los sentimientos de culpa.

Hoy Dios mío, ayúdame a disponerme por completo a dejar ir los sentimientos de culpa. Por favor apártalos de mí y reemplázalos con amor a mí mismo.

Enero 9


Comida para el pensamiento.

Llamadas telefónicas

Cuando nos unimos a T.A., descubrimos que no estamos solos. Nos volvemos parte de una larga cadena de individuos que comparten un problema en común: comer en forma compulsiva, y que unos a otros se dan fuerza y se apoyan. El teléfono es nuestra cuerda salvavidas. Una conversación telefónica es una minijunta en la cual la mayoría de nosotros descubrimos que necesitamos tener viarias de ellas a diario.

Se sugiere que hagamos por lo menos tres llamadas telefónicas al día, además de comunicarnos con nuestro padrino. Llamamos cuando nos asalta la tentación y la dificultad, y también cuando tenemos buenas noticias que contar. Una llamada telefónica puede ser un medio para prevenir problemas durante el día o, simplemente, un gesto de amistad y camaradería que nos mantiene en contacto.

Sea cual sea la razón, la persona que recibe la llamada obtiene ayuda, tanto como quien la inició. La llamada telefónica nos recuerda que ninguno de nosotros estamos solos, que tenemos un programa que nos apoya, y que juntos lograremos el éxito.

Que no sea yo tan orgulloso ni tan tímido, ni que esté tan ocupado que no use el teléfono.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando tragabamos, la mayoría de nosotros no teníamos fe verdadera en nada. Tal vez pudimos haber dicho que creíamos en Dios, pero actuábamos como si no fuera así. Nunca pedimos sinceramente a Dios que nos ayudara y jamás aceptamos realmente su ayuda. Para nosotros, la fe parecía falta de fuerza de carácter. Pero cuando llegamos a TA comenzamos a tener fe en Dios y descubrimos que la fe nos proporcionaba la fortaleza necesaria para triunfar sobre la comida.

-¿He llegado a saber que en la fe hay fortaleza?

Meditación del Día.

Tendré fe a pesar de lo que me sobrevenga. Seré tolerante, aún en medio de las aflicciones. No temeré las presiones de la vida, porque creo que Dios sabe cuánto puedo soportar. Miraré al futuro con confianza. Sé que Dios no me pedirá que soporte nada que pudiera vencerme o destruirme.

Oración del Día.

Ruego que ponga este día mi vida en manos de Dios. Pido que tenga fe para que nada me trastorne o debilite en mi determinación de permanecer sobrio.

Reflexión Diaria A.A.

Un acto de providencia

“Es verdaderamente espantoso tener que admitir que, con la copa en la mano, hemos deformado nuestras mentes hacia una obsesión de beber tan destructiva que sólo un acto de la Providencia puede remover.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 23

Para mí, el acto de la Providencia, (una manifestación de cuidado y dirección divina), ocurrió cuando yo experimentaba la quiebra total del alcoholismo activo – todo lo significativo de mi vida había desaparecido. Llamé por teléfono a Alcohólicos Anónimos y, desde ese instante, mi vida nunca ha sido la misma. Al reflexionar sobre ese momento muy especial, sé que Dios estaba trabajando en mi vida mucho antes de que yo reconociera y aceptara conceptos espirituales. Mediante este único acto de Providencia pude quitarme de la bebida y empezar mi viaje hacia la sobriedad. Mi vida continúa desarrollándose con cuidado y dirección divina. El Paso Uno, admitir que yo era impotente ante el alcohol, y que mi vida se había vuelto ingobernable, cobra cada día más sentido para mí – un día a la vez – en la Comunidad salvadora y vivificadora de Tragones Anónimos.

El lenguaje del Adiós

Responsables de nosotros mismos

“Hemos estado haciendo cosas equivocadas por razones correctas.”

Ya no seas codependiente.

Ser cuidador consiste en asumir las responsabilidades de los demás, al tiempo que descuidamos la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos. Cuando de manera instintiva nos sentimos responsables de los sentimientos, de los pensamientos, de las elecciones, de los problemas, de la comodidad y del destino de los demás, somos cuidadores.

Quizá creamos, a nivel inconsciente, que los otros son responsables de nuestra felicidad, tal y como nosotros somos responsables de la suya.

Ser una persona considerada, amorosa y cariñosa es una meta meritoria. Pero ser una persona cuidadora significa descuidarnos a nosotros mismos hasta el punto de sentirnos victimados. Ser cuidador implica cuidar a los demás de tal forma que les impida aprender a ser responsables de si mismos.

Ser cuidador no funciona. Lastima a los demás y también nos hiere. La gente se enoja, se siente lastimada, usada y victimada, y nosotros también. La conducta más amable y generosa que podemos elegir es la de asumir la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos, por lo que pensamos, sentimos, queremos y necesitamos. Lo más beneficioso que podemos hacer es ser fieles a nosotros mismos y dejar que los demás asuman su propia responsabilidad.

Hoy le pondré atención a mis propias responsabilidades. Dejaré que los demás hagan lo mismo. Si tengo dudas acerca de cuáles son mis responsabilidades reales, haré un inventario.

Diciembre 18


El lenguaje del adiós

Permanezcamos abiertos a nuestros sentimientos.

Muchos de nosotros nos hemos vuelto tan buenos para seguir la regla “no sientas”, que tratamos de convencernos a nosotros mismos de no tener sentimientos, incluso en la recuperación.

“Si realmente estuviera trabajando un buen programa, no me sentiría enojado.” “Yo no me enojo. Soy cristiano. Yo perdono y olvido” “No estoy enojado. Estoy afirmando que estoy feliz.” Todas estas son aseveraciones, algunas de ellas muy hábiles, que nos indican que estamos operando otra vez bajo la regla “no sientas”.

Parte de trabajar un buen programa significa reconocer nuestros sentimientos y lidiar con ellos. Nos esforzamos por aceptar y lidiar con nuestra ira para que ésta no se endurezca y se convierta en resentimiento. No usamos la recuperación como pretexto para cerrar nuestras emociones.

Si, estamos esforzándonos por el perdón, pero queremos seguir sintiendo, escuchando y quedándonos con nuestros sentimientos hasta que llegue el momento de librarlos adecuadamente. Nuestro Poder Superior creó nuestra parte emocional. Dios no nos está diciendo que no sintamos; son nuestros sistemas disfuncionales.

Hoy me rehusaré a aceptar la vergüenza por parte de los demás o de mí mismo por el hecho de sentir mis sentimientos.

Reflexión diaria A.A.

Honestidad con los recién llegados

“Dile exactamente qué fue lo que sucedió. Haz hincapié sin reserva en el aspecto espiritual.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 86

Lo maravilloso de A.A. es que sólo cuento lo que me sucedió a mí. No pierdo el tiempo ofreciendo consejo a posibles principiantes, porque si el consejo diera buenos resultados, nadie llegaría a A.A. Todo lo que tengo que hacer es mostrar lo que me ha traído la sobriedad y lo que ha cambiado mi vida. Si dejo de hacer hincapié en el aspecto espiritual del programa de A.A., soy deshonesto. No se le debe causar al recién llegado una falsa impresión de la sobriedad. Yo estoy sobrio solamente por la gracia de mi Poder Superior, y esto hace posible que yo comparta con otros.

Comida para el pensamiento.

Concentrémonos

Nuestro programa requiere de concentración. No es algo que podamos considerar casualmente en nuestros ratos de ocio. Como la abstinencia es lo más importante en nuestra vida, dedicamos nuestras mejores energías a guardarla. Muchos encontramos que el tiempo que invertimos concentrándonos en nuestro programa al principiar el día es el más fructífero.

Estos periodos de concentración no tienen que ser largos. Lo que cuenta es la calidad de nuestra atención. Unos cuantos minutos que utilicemos en la mañana para ponernos en contacto con nuestro Poder Superior pueden fijar la pauta para el día entero. Tocamos la base de quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos. La concentración da resultado.

Cada vez que los pensamientos acerca de la comida y el comer interrumpan nuestras actividades, nos detendremos un momento para concentrarnos en nuestro programa. La abstinencia no siempre está en primer término en nuestra mente, pero siempre está ahí cuando estamos amenazados de recaer en viejos pensamientos y antojos. La compulsión consistía en estar concentrados en la comida; la abstinencia es estar concentrados en la recuperación.

Te pido que dirijas mi concentración.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

A menos que tengamos la llave de la fe para penetrar en el significado de la vida, estaremos perdidos. No escogemos la fe porque represente un camino para nosotros, sino porque para nosotros es el único camino. Muchos han fallado y fallarán, pues no podemos vivir victoriosamente sin fe. Navegamos en el mar sin timón ni ancla, perdidos en el oleaje de la vida. Somos pasajeros sin hogar. Nuestras almas están en desasosiego hasta que encuentran el descanso en Dios. Sin fe nuestras vidas son una sucesión de hechos confusos que no tienen significado, armonía o razón.

–  ¿He llegado a descasar en la fe?

Meditación del Día.

Este vasto universo alrededor de nosotros, que incluye esta maravillosa tierra en la que vivimos, fue en algún tiempo quizá tan sólo un pensamiento de Dios. Mientas más se acercan los astrónomos y los físicos al descubrimiento de la verdadera composición de todas las cosas, se acerca más el universo a la fórmula matemática que es el pensamiento. El universo debe ser el pensamiento del Divino Pensador. Debemos tratar de tener los pensamientos que Dios indique en nuestra conciencia. Debemos tratar de obtener la orientación de la Mente Divina para saber cuál es la intención de Él para el mundo de los hombres, y cuál es la parte que podemos hacer para realizar esa intención.

Oración del Día.

Ruego que no me preocupe por las limitaciones de mi mente humana. Pido que viva como si mi mente fuera reflejo de la Mente Divina.

Diciembre 16


Reflexión diaria A.A.

Compañeros de recuperación

“. . . no hay nada que asegure tanto la inmunidad a la bebida como el trabajo intensivo con otros alcohólicos. . . Tanto tú como el principiante tienen que ir día por día por el camino del progreso espiritual . . . Sigue los mandatos de un Poder Superior y pronto vivirás en un mundo maravilloso, no importa cuál sea tu situación actual.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 83-93

Hacer las cosas debidas por los debidos motivos – esta es mi manera de controlar mi egoísmo y mi egocentrismo. Me doy cuenta de que mi dependencia de un Poder superior abre el camino de la tranquilidad de espíritu, de la felicidad y de la sobriedad. Yo rezo cada día para evitar mis acciones previas y así poder ayudar a otros.

El lenguaje del adiós.

Cuidemos de nosotros emocionalmente

¿Qué significa cuidar de mí mismos emocionalmente?

¿Reconozco cuando me siento enojado y acepto ese sentimiento sin vergüenza y sin culpa? ¿Reconozco cuando me siento lastimado y acepto esos sentimientos sin intentar castigar a la fuente de mi dolor? ¿Reconozco que tengo miedo cuando se me presenta esa emoción? ¿Me permito sentir felicidad, alegría y amor cuando esas emociones están a mi disposición?

Cuidar de mí mismo significa que he tomado la decisión de que está bien experimentar sentimientos. Cuidar de mis emociones significa que me permita a mí mismo quedarme con el sentimiento hasta que sea el momento de liberarlo y de proseguir con el que sigue. ¿Reconozco que algunas veces mis sentimientos me pueden ayudar a ver la realidad, pero a veces son engañosos? Son importantes, pero no tengo que dejar que me controlen. Puedo sentir y pensar también. Hablo con la gente acerca de mis sentimientos cuando eso es apropiado y seguro. Busco ayuda o guía si me quedo atorado en una emoción en particular.

Estoy abierto a las lecciones que mis emociones estén tratando de darme. Después que siento, acepto y libero el sentimiento, me pregunto a mí mismo qué quiero o qué necesito hacer para cuidar de mí mismo.

Cuidar de mí mismo emocionalmente significa que valoro, que atesoro, que exploro y que aprecio mi parte emocional.

Hoy cuidaré de mí mismo emocionalmente. Estaré abierto y aceptaré mi parte emocional y la de las otras personas. Me esforzaré por lograr el equilibrio combinando las emociones con la razón, pero no permitiré que el intelecto desplace mi parte emocional.

Comida para el pensamiento.

Nos estamos aliviando

Nuestra recuperación siempre está en proceso; nunca se acaba. Si pensamos por un minuto que hemos conquistado nuestra enfermedad y que ya no tenemos que tomarla en cuenta, en ese momento estamos en peligro de tener una recaída. Lo que haremos durante el resto de nuestra vida es aliviarnos. Afortunadamente, tenemos lineamientos y una membrecía en los cuales apoyarnos.

No se requiere que pensemos en nuestra enfermedad veinticuatro horas al día. Necesitamos recordarla cuando surjan pensamientos de comida y de comer. También necesitamos recordarla cuando nos encontramos pensando el tipo de pensamientos o experimentando el tipo de sentimientos que nos han llevado en el pasado a darnos un atracón.

Aliviarse es una aventura. Nos hemos alejado de las rutinas repetitivas de hábitos del pasado y estamos yendo hacia lo desconocido. Hay veces en que estamos yendo hacia lo desconocido. Hay veces en que estamos ansiosos y temerosos de no ser capaces de lograrlo. No estamos solos. Hay un Poder Superior que nos guía y una organización de amigos que nos apoya. El proceso de aliviarnos es un privilegio y un regalo.

Gracias por el proceso de aliviarnos.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de T.A. es el camino de la fe. No obtenemos los beneficios totales del programa sino hasta que entreguemos nuestras vidas a un Poder Superior a nosotros mismos y confiamos en ese Poder para que nos dé la fortaleza que necesitamos. No hay un camino mejor para nosotros. Podemos lograr la sobriedad sin él; pero si vamos a vivir verdaderamente, debemos tomar el camino de la fe en Dios. Ese es nuestro sendero. Debemos seguirlo.

–  ¿He tomado el camino de la fe?.

Meditación del Día.

La vida es la búsqueda de la felicidad. La felicidad es el producto de una vida buena, de las obras buenas. No hay que buscar la felicidad; hay que buscar la vida buena y la felicidad vendrá como recompensa. A veces la vida es la marcha del deber durante días pesados y sombríos. Pero la felicidad habrá de volver como la sonrisa de reconocimiento de Dios por nuestra fidelidad. La verdadera felicidad es siempre producto de una vida buena.

Oración del Día.

Ruego que no busque la felicidad, sino hacer el bien. Pido que no busque tanto el placer como las cosas que traen el verdadero contento.

Diciembre 9


El lenguaje del adiós.

Pidamos ayuda.

Está bien pedir ayuda.

Una de las cosas más absurdas que nos hacemos a nosotros mismos es no pedir la ayuda que necesitamos de un amigo, de un miembro de la familia, de nuestro Poder Superior o de la fuente adecuada.

No tenemos por qué batallar solos con sentimientos y problemas.

Podemos pedir la ayuda de nuestro Poder Superior y pedirle apoyo y aliento a nuestros amigos.

Ya sea que lo que necesitemos sea información, aliento, una mano, una palabra, un abrazo, alguien que nos escuche o un empujón, podemos pedirlo. Podemos pedirle a la gente lo que necesitemos de ella.

Podemos pedirle a Dios lo que necesitemos de El.

Es autodestructivo no pedir la ayuda que necesitamos. Nos mantiene atorados. Si lo pedimos durante el tiempo y con la energía suficiente, si dirigimos nuestra petición a la fuente adecuada, tendremos la ayuda que necesitamos.

Hay una diferencia entre pedirle a alguien que nos respete y pedirle a alguien en forma directa la ayuda que necesitamos de él o de ella.

Podemos ir al grano y dejar que los otros elijan si nos ayudan o no.

Si la respuesta es no, podemos lidiar con eso.

Es autodestructivo insinuar, lamentarnos, manipular u obligar a la gente a que nos ayude. Es molesto acudir a la gente en plan de víctima y esperar que ellos nos rescaten. Es sano pedir ayuda cuando lo que necesitamos es ayuda.

“Mi problema es la vergüenza”, dijo una mujer. “Quería pedir ayuda para lidiar con esto, pero me daba demasiada vergüenza. ¿No es una locura?” Nosotros que estamos ávidos de ayudar a los demás podemos aprender a permitirnos a nosotros mismos recibir ayuda. Podemos aprender a hacer tratos limpios acerca de pedir y recibir la ayuda que necesitamos.

Hoy pediré ayuda si la necesito, de la gente y de mi Poder Superior.

No seré una víctima, esperando impotente a que me rescaten. Mi petición de ayuda la haré especifica y al grano y le daré espacio a la persona para que elija si me quiere ayudar o no. Ya no seguiré siendo un mártir rehusándome a recibir la ayuda que merezco en la vida, la ayuda que hace la vida más fácil. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de hacerlo todo solo. Ayúdame a usar el vasto universo de recursos que tengo a mi disposición

 

Reflexión diaria A.A.

AMOR SIN PRECIO

Cuando se comprende el Paso Doce en su total implicación, realmente habla de la clase de amor al cual no se pude poner precio.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Para empezar a practicar el Paso Doce, yo tenía que trabajar en mi sinceridad, en mi honestidad y aprender a actuar con humildad. Llevar el mensaje es un don de mí mismo, no importa cuántos años de sobriedad pueda haber acumulado. Mis sueños pueden hacerse realidad. Refuerzo mi sobriedad compartiendo lo que he recibido libremente. Al reflexionar sobre la época en que empezó mi recuperación, ya había una semilla de esperanza de que pudiera ayudar a otro borracho a liberarse de su fango alcohólico. Mi deseo de ayudar a otro borracho es la clave de mi salud espiritual. Pero nunca olvido que Dios actúa a través mío. Soy solamente su instrumento.

Aun si la otra persona no está lista, es un éxito, porque mi esfuerzo a su favor me ha ayudado a mantenerme sobrio y fortalecerme. La clave está en actuar, en nunca cansarme de trabajar mi Paso Doce. Si hoy puedo reír, no me dejes olvidar aquellos días en que lloraba. Dios me recuerda que puedo sentir compasión.

Comida para el pensamiento.

Desarrollemos nuestro potencial

La abstinencia es la clave para desarrollar nuestro potencial. Durante años, probablemente nuestra enfermedad controló nuestra vida y redujo nuestra capacidad para funcionar. Como gran parte de nuestra energía la invertíamos en la obsesión mental que nos producía la comida y los efectos físicos que nos provocaba el comer en exceso, fuimos incapaces de desarrollar los talentos y capacidades que poseíamos.

Ponernos en contacto con nuestro Poder Superior nos conecta con la fuente de nuestro potencial. Nuestro egocentrismo no nos permitió creer en nuestra capacidad para que nos activara un Poder que es superior a nosotros mismos. Cuando vemos y escuchamos los resultados que se producen al seguir el programa TA, desarrollamos la fe en nuestros talentos ocultos.

Cuando la comida controlaba nuestras vidas, estamos utilizando solamente un pequeñísimo porcentaje de nuestro potencial real para el trabajo, para la recreación y para relacionarnos con otras personas. Por medio de la abstinencia de comer en forma compulsiva, descubrimos puntos fuertes, capacidades y energía ¡que nunca supimos que teníamos!

Señor, dirige mis esfuerzos.

 

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de T.A. es el camino de la fraternidad.  Hemos leído bastante con respecto a la fraternidad, sin embargo, es una parte tan importante de programa de T.A. que parece que nunca hablaremos demasiado sobre ella.

El hombre no es ermitaño para vivir solo.  La vida de un ermitaño no es la vida común y natura. Todos necesitamos estar solos con nosotros mismos a veces, pero no podemos realmente vivir sin la compañía de los demás. Nuestra naturaleza la necesita. Nuestras vidas dependen en mucho de ella. La fraternidad T.A. nos parece a nosotros que es la mejor del mundo.

–  ¿Me doy cuenta cabal de lo que la fraternidad de A.A. significa para mí?

 

Meditación del Día.

Todos buscamos algo, pero muchos no saben lo que quieren en la vida. Están buscando algo porque se sienten desasosegados e insatisfechos, sin darse cuenta que la fe en Dios puede dar un objetivo y propósito a sus vidas. Muchas personas están, por lo menos subconscientemente, buscando un Poder Superior a ellos mismos, porque eso le daría un significado a sus vidas. El que haya encontrado a ese Poder Superior puede ser el medio para encaminar a los demás hacia el bien, mostrándoles que su búsqueda de un significado de la vida terminará cuando encuentren que la fe y la confianza en Dios es la respuesta.

 

Oración del Día.

Ruego que mi alma pierda su desasosiego encontrando el reposo en Dios. Pido que encuentre la paz en el pensamiento de Dios y su propósito para mí.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: