Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘educación’

Serenidad


La serenidad nos llega cuando estamos en sintonía con nuestro PS. La serenidad nos permite asimilar las dificultades externas con calma, aún las más difíciles. La serenidad es un don que todos estamos libres para recibir diariamente.

El poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, tal y como cada uno de nosotros lo concibe, alienta la serenidad. El mantenernos en contacto con nuestro PS mientras llevamos a cabo nuestras actividades diarias nos produce serenidad. Practicar la abstinencia de comer en exceso en forma compulsiva mantiene la serenidad.

En una reunión tras otra, escuchamos los testimonios de la gente acerca del cambio que han experimentado desde que decidieron seguir el programa de TA. Las circunstancias que antes los hubieran echado de cabeza al refrigerador ahora son manejables. Por la gracia de Dios se les ha dado la serenidad para aceptar las cosas que no pueden cambiar.

 

Que crezca yo en serenidad.

 

Anuncios

Ni el más brillante cerebro…


Al hombre o mujer intelectualmente autosuficientes, muchos A.A. les pueden decir: “Sí, nosotros éramos como ustedes – demasiado listos para nuestro propio bien . . . Seguramente creíamos que podíamos flotar por encima de los demás sólo por medio del poder de la inteligencia”.

COMO LO VE BILL, p. 60

Ni el más brillante cerebro puede defendernos contra la enfermedad del alcoholismo. No puedo lograr mi sobriedad con el solo poder de mi pensamiento. Trato de tener presente que la inteligencia es un atributo dado por Dios que puedo aprovechar – una felicidad, como tener dotes para el baile o el dibujo o la carpintería. No hace que yo sea mejor que otra persona, y no es un instrumento de recuperación en que se pueda confiar mucho, porque es un poder superior a mí mismo el que me devolverá el sano juicio – y no un alto cociente de inteligencia ni un título de la universidad.

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: