Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Desapego’

Septiembre 11


Comida para el pensamiento.

Tan sólo orar.

En el Paso Once pedimos que “nos deje conocer Su voluntad y nos dé la fortaleza para cumplirla.

¡Cómo simplifica eso nuestra plegaria! No tenemos que preocuparnos por pedirle las cosas correctas de la manera correcta. Simplemente rezamos pidiendo conocer la voluntad de Dios y que nos dé fortaleza para cumplirla.

Este Paso se relaciona estrechamente con el Paso Tres, ya que le estamos dejando a Dios las decisiones. Él sabe mejor que nosotros lo que nos conviene hacer y tener. Nos ponemos a disposición de Su dirección sin añadir condiciones y cláusulas acerca de lo que haremos o no.

Este tipo de oración nos libera de mucha preocupación y ansiedad. Aceptamos la abstinencia como la voluntad de Dios para nosotros, ya que sin la abstinencia somos impotentes para hacer muchas cosas. Y aún más, nos preparamos para vivir cada día tal como nuestro Poder Superior nos lo manda, confiando en que Él nos mostrará Su voluntad y nos dará la fortaleza que necesitemos.

Señor, esta es mi plegaria.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Otras de las contestaciones a la pregunta de cómo se puede vivir sin tragar y ser feliz son: Le decimos que estará unido a otros TA por lazos nuevos y maravillosos, ya que él y ellos se han salvado juntos del desastre y que hombro con hombro emprenderán una jornada común hacia una vida mejor y más satisfactoria.

Sabrá lo que significa dar de sí mismo para que otros puedan sobrevivir y volver a descubrir la vida. Será feliz, respetado y útil nuevamente. Como estas cosas nos han sucedido a nosotros, también le pueden suceder a él.

¿Me han sucedido estas cosas?

Meditación del Día.

Dios se manifiesta en las vidas humanas como la fuerza para vencer el mal y el poder para resistir la tentación. La gracia de Dios es ese poder que hace posible que un ser humano se transforme, de una persona inútil e incorregible, en una útil y normal. También se manifiesta Dios como el amor “amor al prójimo”, compasión por sus problemas y un deseo genuino de ayudarlo. La gracia de Dios también se manifiesta en la paz de espíritu y la de serenidad de carácter. Podemos tener bastante fuerza, amor y serenidad en nuestras vidas si estamos dispuestos a pedirle a Dios estas cosas cada día.

Oración del Día.

Ruego poder ver la gracia de Dios en la fuerza que recibo, el amor que conozco y la paz que tengo. Pido poder ser agradecido por las cosas que he recibido mediante la gracia de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Hacer Enmiendas

“Sobre todo, debemos estar absolutamente seguros de que no nos estamos demorando por causa del miedo.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 92

El tener valor, el no tener miedo, son regalos de mi recuperación. Me hace posible pedir ayuda y seguir haciendo mis enmiendas con un sentido de dignidad y humildad. Para hacer enmiendas se requiere cierta cantidad de honestidad que creo que me falta; sin embargo, con la ayuda de Dios y la sabiduría de otros puedo buscar adentro y encontrar la fortaleza para actuar. Mis enmiendas pueden ser o no ser aceptadas, pero después de que están hechas puedo caminar con un sentimiento de libertad y saber que, por hoy, yo soy responsable

El lenguaje del adiós.

Conflicto y desapego.

En una relación hay esas épocas maravillosas en que las cosas transcurren suavemente para ambas personas, y ninguna de las dos necesita concentrarse demasiado en el concepto del desapego. Pero hay esas épocas desafiantes en que una persona está en crisis o está cambiando, y necesitamos desapegarnos.

Luego están también esos ciclos estresantes donde ambas personas están lidiando con cuestiones muy intensas.

Ambos están necesitados y ninguno tiene nada que dar.

Hay épocas en que desapegarnos y cuidar de nosotros mismos es difícil.

Es útil, en esos momentos, identificar el problema. Ambas personas están lidiando y curándose. Ninguna tienen mucho que dar, por lo menos por el momento. Y ambas se sienten particularmente necesitadas. ¡Ese es el problema! ¿Cuál es la solución?

Puede no haber una solución perfecta. El desapego sigue siendo la clave, pero puede resultar difícil cuando nosotros mismos necesitamos apoyo. De hecho, la otra persona puede estar pidiendo apoyo más que ofreciéndolo.

Aun así podemos trabajar con el desapego. Aun así podemos manejar nuestros sentimientos. Podemos aceptarlo como un ciclo temporal en la relación y dejar de estar buscando que la otra persona nos dé algo que él o ella no pueden dar por el momento.

Podemos también dejar de esperar que nosotros demos por el momento.

La comunicación ayuda. Identificar el problema y hablar acerca de él sin culpa ni avergonzar es un principio. Ingeniar sistemas de apoyo alternativos, o formas de satisfacer nuestras necesidades, ayuda.

Seguimos siendo responsables de cuidar de nosotros mismos, aunque estemos en la mejor de las relaciones. Podemos esperar razonablemente que los conflictos de necesidades y el choque de asuntos por resolver se den en las relaciones más amorosas, más sanas.

Es uno de los ciclos del amor, de la amistad y de la familia. Si es una relación sana, la crisis no continuará indefinidamente.

Recuperemos nuestro equilibrio. La otra persona lo recuperará también. Podemos dejar de estar volviéndonos locos esperando que la otra persona esté equilibrada cuando no lo está.

Hablemos las cosas. Resolvamos las cosas. Mantengamos nuestras expectativas acerca de nosotros mismos, de los demás y de nuestras relaciones sanas y razonables.

Una buena relación será capaz de mantenerse y de sobrevivir a los malos tiempos. A veces, los necesitamos para que ambos podamos crecer y aprender por separado.

A veces, la gente que por lo general está ahí para apoyarnos no puede hacerlo. Podemos encontrar otra manera de cuidar de nosotros mismos.

Hoy recordaré que mis mejores relaciones tienen tiempos malos.

Si el mal es la norma, consideraré cuánto de deseable es la relación. Si el mal tiempo es un ciclo temporal, practicaré el comprenderme a mímismo y a la otra persona.

Dios mío , ayúdame a recordar que la ayuda y el apoyo que quiero y necesito no viene nada más en forma de una sola persona. Ayúdame a estar abierto a opciones sanas para cuidar de mí mismo si no dispongo de mi sistema normal de apoyo.

Diciembre 5


El lenguaje del Adiós.

Gente difícil.

Pocas cosas nos pueden volver tan locos como esperar algo de alguien que no tiene nada que dar. Pocas cosas nos pueden frustrar más que tratar de hacer de una persona algo que no es; nos volvemos locos cuando tratamos de pretender que esa persona es alguien que no es.

Podemos habernos pasado años negociando con la realidad en relación con gente en particular de nuestro pasado y de nuestro presente.

Podemos habernos pasado años tratando de que alguien nos ame de cierta manera, cuando esa persona no puede o no quiere hacerlo.

Es tiempo de dejarlo ir. Es tiempo de dejarla ir a ella o de dejarlo ir a él. Eso no significa que ya no podamos amar a esa persona.

Significa que sentimos el inmenso alivio que nos viene cuando dejamos de negar la realidad y empezamos a aceptarla. Ponemos a esa persona en libertad para ser lo que realmente es él o ella. Dejemos de tratar que esa persona sea lo que no es. Lidiamos con nuestros sentimientos y nos alejamos del sistema destructivo.

Aprendemos a amar y a interesarnos de manera diferente, de una manera que toma en cuenta la realidad.

Entramos en relación con esa persona bajo nuevos términos, tomándonos en cuenta a nosotros mismos y nuestras necesidades. Si una persona es adicta al alcohol, a otras drogas, a la comida, a la desgracia o a otra gente, podemos dejar ir su adicción; le quitamos las manos de encima a la adicción. Le devolvemos su vida a esa persona. Y, en el proceso, a nosotros también se nos devuelve nuestra vida y nuestra libertad

Dejamos de permitir que nos controle lo que no estamos obteniendo de esa persona. Asumimos la responsabilidad de nuestra vida. Seguimos adelante con el proceso de amarnos y de cuidarnos a nosotros mismos.

Nosotros decidimos cómo queremos interactuar con esa persona, tomando en cuenta la realidad y nuestros mejores intereses. Nos enojamos, nos sentimos heridos, pero aterrizamos en un lugar de perdón. Lo liberamos a él o a ella, y nosotros nos liberamos de la esclavitud.

Esa es la única médula de desapegarse con amor.

Hoy trabajaré para desapegarme con amor de personas conflictivas cercanas a mí. Lucharé por aceptar la realidad de mis relaciones.

Me permitiré cuidarme en mis relaciones con la meta de lograr la libertad emocional, física, mental y espiritual para ambas partes.

 

Reflexión diaria A.A.

Un nuevo estado de conciencia.

“Se le ha concedido un don que consiste en un nuevo estado de la conciencia y del ser.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Para muchos de nosotros en A.A. el despertar espiritual puede ser algo enigmático. Yo tenía la tendencia a esperar un milagro, algo dramático y espectacular. Pero lo que generalmente sucede es que una sensación de bienestar, un sentimiento de paz nos traslada a un nuevo nivel de conciencia. Eso es lo que me sucedió a mí. Mi locura y mi inquietud interior desaparecieron y entré en una nueva dimensión de esperanza, amor y paz. Creo que el grado en que sigo experimentando esta nueva dimensión está en proporción directa con la sinceridad, profundidad y devoción con las que practique los Doce Pasos de A.A.

Comida para el pensamiento.

Retos

Cuando comíamos en forma compulsiva, aceptábamos pocos retos aparte de la cantidad de comida que podíamos retacar en nuestro estómago sin llegar a enfermarnos. A medida que nuestra enfermedad progresó, los intereses externos se hicieron cada vez menos y menos la pensábamos con un mínimo de logros en vez de estar inspirados para rendir al máximo.

La vida es un reto. Para ninguno de nosotros la vida es fácil. Son los problemas y dificultades que superamos los que nos aseguran un crecimiento emocional continuado. Sin obstáculos y sin tensiones, nos estancaríamos. Al comer en exceso, nos manteníamos demasiado drogados y aletargados para responder a muchos de los retos que la vida nos presentaba.

La abstinencia es un reto. Requiere de nuestra devoción, determinación y dedicación. Hay algunos días en que guardar la abstinencia es el único reto que podemos manejar. A medida que progresamos en el programa, vamos siendo más capaces de responder a los retos que nos vienen a través de nuestra familia, de nuestro trabajo, de nuestras actividades recreativas y de nuestros compromisos con la comunidad.

Hoy, mi reto será convertirme en lo que Tú quieres que sea.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

A pesar de todo lo que hemos aprendido en T.A., nuestra antigua manera de pensar vuelve a nosotros, a veces con fuerza avasalladora y ocasionalmente algunos de nosotros tenemos recaídas. Olvidamos o nos rehusamos a recurrir a un Poder Superior para que nos dé su ayuda. Parece como si deliberadamente pusiéramos nuestras mentes en blanco en lo que respecta a los principios de T.A., y tomamos un “bocado compulsivo”. Eventualmente nos “tragamos”. Temporalmente volvemos a donde empezamos. Quienes han tenido recaídas unánimemente dicen que no fueron divertidas. Dicen que T.A. le quitó todo el placer al hecho de tragar. Sabían que estaban haciendo mal. El antiguo conflicto mental volvía con toda su fuerza. Estaban disgustados consigo mismos.

–  ¿Estoy convencido de que nunca más puedo sacar algo tragando?.

Meditación del Día.

Hay que darle algo a los que estén atravesando por dificultades, a los que tengan pensamientos confusos; algo de nuestra comprensión, de nuestras oraciones, de nuestro tiempo, de nuestro amor y de nuestros pensamientos “en beneficio, de nosotros mismos”. Entonces, hay que brindar nuestra confianza, tal como nos la dieron por la gracia de Dios. Hay que dar lo mejor de nosotros a aquellos que lo necesiten y que lo pueden aceptar. Hay que dar de acuerdo con las necesidades, y no de acuerdo con los méritos. Hay que recordar que dar consejos nunca puede sustituir al hecho de dar de uno mismo.

Oración del Día.

Ruego que dé en la misma medida en que he recibido.

Pido que tenga la contestación apropiada para aquellos que estén confundidos.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: