Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Dejarse guiar’

Un don inapreciable


Para esta etapa, según toda probabilidad, hemos alcanzado hasta cierto punto la liberación de nuestras desventajas más arrolladoras. Disfrutamos de momentos en los cuales hay algo parecido a la verdadera tranquilidad de espíritu. Para aquellos de nosotros que hasta ahora sólo hemos conocido la excitación, depresión o ansiedad (en otras palabras, todos nosotros), esta paz recién encontrada resulta un don inapreciable.

Estoy aprendiendo a “desprenderme” y “dejarlo en manos de Dios”, a tener una mente abierta y un corazón dispuesto a recibir la gracia de Dios en todos mis asuntos; de esta manera puedo experimentar la paz y libertad que vienen como resultado de la entrega. Se ha demostrado que un acto de entrega, que se origina en la desesperación y en la derrota, puede convertirse en un continuo acto de fe, y que la fe significa libertad y victoria.

Construye tu camino hacia el sano juicio


Este programa es de acción. Por años, muchos de nosotros hemos intentado analizar por qué comíamos compulsivamente. Lo cierto es que ninguna cantidad de razonamientos va a cambiar nuestro apetito.

Para cambiar debemos actuar

Actuamos al escribir nuestro plan de comida. Levantando el teléfono y llamando a nuestro padrino o madrina de comida. Asistiendo a nuestras juntas. Actuamos al comprar la comida que  necesitamos para nuestro plan. Actuamos al planear el día de tal manera que pasemos el menor tiempo posible dentro de la cocina, durante los periodos en que nos sentimos débiles.

Actuamos al huirle a la comida que no está en nuestra abstinencia programada.

Al trabajar los Doce Pasos realizamos acciones que derivan en cambios de carácter concretos. Al realizar la acción correcta nuestro modo de pensar cambia, nos llegan pensamientos adecuados, pero primero debemos actuar.

¿Qué acción debo realizar el día de hoy? Señor, dirige mis acciones.

Pensamiento del día

El programa de TA, es más bien un camino para construir una nueva vida y no solamente una forma para dominar la comida. Porque en TA no solo dejamos de comer. Eso lo hicimos en tiempos pasados, cuando ya “nos llevaba el tren”. Desde luego, siempre volvíamos a empezar a comer porque solamente estábamos esperando recuperarnos físicamente. Una vez que hemos logrado la sobriedad mediante el programa de TA empezamos a marchar hacia arriba. En nuestros días de comedores íbamos cuesta abajo, cada vez peor. Nos hundimos o nos levantamos.

“¿Estoy yendo hacia arriba, cada vez mejor?”

Meditación del día.

Tratare de obedecer la voluntad de Dios dia y noche, lo mismo en las desiertas planicies que en la cima de los monies de la experiencia. Es en los esfuerzos diarios donde cuenta la perseverancia. Creo que Dios es el Senor de las pequeñas cosas, el Divino Inspector de los pequenos acontecimientos. Perseverare en este nuevo modo de vivir. Se que nada en el dia es demasiado insignificante para formar parte del designio de Dios.

Oración del día.

Ruego porque las piedrecillas que coloco en el mosaico de mi vida puedan formar un patrón que merezca la pena. Pido para que pueda perseverar y hallar así la armonía y la belleza.

Estar dispuesto a hacer cualquier cosa


Para lograr la recuperación física, mental y espiritual con este programa, debemos estar dispuestos a hacer cualquier cosa que sea necesaria. Queremos dejar de comer compulsivamente más que ninguna otra cosa. Estamos entonces dispuestos a seguir los doce pasos que han llevado a la recuperación a cientos de compañeros que los han seguido antes que nosotros.

Cuando comprendemos que estar abstinentes del síntoma es lo mas importante de nuestras vidas, es cuando estamos completamente dispuestos a experimentar periodos de ansiedad y hambre neurótica que se presentan al dejar de ingerir la droga que son las harinas de maíz, de trigo y azúcar refinada. Y en ese momento de hambre, ansiedad y neurosis, tener la humildad de pedir ayuda a nuestros compañeros.

Cuando hemos tocado fondo y comprendemos que son los doce pasos de nuestro programa lo que nos llevara a la paz y a la felicidad, asistimos gozosamente a nuestras juntas, nos dejamos guiar por los que van delante de nosotros y adquirimos una nueva fe en que un Ser Superior bondadoso hará por nosotros lo que no pudimos hacer por nosotros mismos.

Cuando nos dejamos guiar, hora tras hora, día tras día, nuestras vidas adquieren una nueva dimensión en donde la armonía y la serenidad nos dan la felicidad.

RUEGO POR ESTAR SIEMPRE DISPUESTO

 

Pensamiento del día

Cuando llegamos a TA, por primera vez, una vida de sobriedad nos parecía extraña. Pensábamos que clase de vida podría ser sin comer demasiado. Al principio, no nos parecía natural una vida con sobriedad. Pero cuanto mas tiempo llevamos en TA, más natural nos parece esta forma de vivir. Y ahora sabemos que la vida que estamos viviendo en TA, la sobriedad, el compañerismo, la Fe en un Ser Superior como cada quien lo conciba y el tratar de ayudarnos mutuamente, es la forma de vida mas natural posible. “Creo que es esta la forma en que mi Ser Superior, como yo lo concibo, quiere que yo viva”.

Meditación del día

Aprenderé a superarme, porque cada golpe al egoísmo es utilizado para modelar el yo real, eterno, imperecedero. A medida que me supere, obtendré la fuerza que Dios conceda a mi alma. Y también yo seré victorioso. No es tanto las dificultades de la vida, como mi propio egoísmo, lo que tengo que vencer.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: