Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘compulsión’

Aprender la moderación


Si nosotros hubiéramos sabido cómo practicar la moderación, no nos hubiéramos vuelto comedores compulsivos. Segur los lineamientos de la abstinencia nos permiten comer con moderación. Trabajar los Doce Pasos nos enseña a aplicar la moderación en otras actividades.

Saber cuándo detenernos implica conocernos a nosotros mismos. Tendemos a dejarnos llevar por nuestra determinación a terminar un trabajo hoy, a explicar la historia de nuestra vida a un nuevo amigo en una sola tarde, a terminar un proyecto importante en un tiempo récord. La tendencia a devorar la vida en enormes bocados puede ser tan perjudicial como la compulsión por comer. Esa compulsión por no dejar nada pendiente, en especial la comida.

Es la serenidad que adquirimos del contacto con nuestro Poder Superior lo que nos salva de desgastarnos en forma compulsiva. Estar conscientes del callado Poder y del orden que sostiene toda vida calma nuestra personalidad sobreestimulada. Depender de Dios, tal como cada uno de nosotros lo concibe, nos brinda el apoyo y la confianza para contentarnos con esfuerzos y logros moderados.

Enséñame a practicar la moderación.

Primero lo primero


Mi prioridad en la vida debe ser recuperarme de la compulsión por la comida. Si no estoy bien con la comida, nada está bien en mi vida. Cuando dejar de comer compulsivamente se convierte en mi prioridad, elijo ir a una reunión, o trabajar el programa antes que hacer otras cosas. Eso me da paz, tranquilidad y recuperación. Una vez he hecho lo que tenía que hacer hoy para estar bien con la comida, me queda tiempo para hacer otras cosas. Si estoy mal con la comida, terminare antes o después en brazos de la depresión, las indigestiones, de la cocina al sofá. Y entonces no tendré tiempo para nada, solo habrá comida en mi cabeza Lo primero soy yo, por encima de todo, y para tenerme a mi mismo necesito trabajar el programa de TA’. Si no, no tengo nada, porque me pierdo en mi obsesión por la comida.

¿Cómo van a poder?


Cuando los especialistas me dieron el alta médica con la recomendación de no dejar este grupo que me estaba ayudando,  yo les llevé ya al principio todo tipo de información pero como era un tema que “desconocían” pues ahí estaba su duda, pensando “si nosotros como profesionales no pudimos con ella que casi se muere ¿Cómo van a poder un grupo de gente que esta tan mal como ella? ….pues si ese fue el secreto.. que mis compañeros me entendían y los demás por muy médicos que fueran como no sabían lo que yo sentía cuando comenzaba a comer y no podía parar no entendían porque no podía comer aunque fuera mucho pero a las horas y no tanto pastel ni chocolate ni bocadillos que era de lo que prácticamente me alimentaba.

 


Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: