Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘antojo’

Enero 14


Comida para el pensamiento.

Estar dispuestos a todo

Para lograr el éxito en este programa, tenemos que estar dispuestos a todo. Más que ninguna otra cosa, queremos dejar de comer en forma compulsiva. Estamos dispuestos a seguir los pasos que llevaron al éxito a cientos de personas que los siguieron antes que nosotros.

Cuando la abstinencia ocupa el primer lugar en nuestras vidas, estamos dispuestos entonces a experimentar periodos de hambre y de antojo a medida que nuestro apetito y nuestro cuerpo se van adaptando al nuevo plan de alimentación. Estamos dispuestos a comer de acuerdo con nuestras necesidades, o de acuerdo con nuestra gula.

Aun en tiempos de estrés y de dificultades, estamos dispuestos a continuar con el programa, ya sea acudiendo a reuniones extra, haciendo más llamadas telefónicas, dedicando más tiempo a estudiar la literatura del grupo y a meditar. Sea lo que sea que necesitemos hacer para seguir en abstinencia, eso es lo que estamos dispuestos a hacer.

Y lo que es más importante, estamos dispuestos a dejar nuestras vidas al cuidado de Dios, según lo conciba cada uno de nosotros. A medida que nos dejemos conducir por Él cada hora, cada día, nuestras vidas se organizarán, y sentiremos júbilo interior y serenidad.

Oro porque siempre esté dispuesto.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando llegamos a TA., por primera vez, una vida de abstinencia nos parecía extraña. Pensábamos ¿qué clase de vida podría ser sin tragar? Al principio, no nos parecía natural una vida así. Pero cuanto más tiempo llevamos en TA, más natural nos parece esta forma de vivir. Y ahora sabemos que la vida que estamos viviendo en TA, la abstinencia, el compañerismo, la fe en Dios y el tratar de ayudarnos mutuamente, es la forma de vida más natural posible.

– ¿Creo que es ésta la forma en que Dios quiere que yo viva?

Meditación del Día.

Aprenderé a superarme, porque cada golpe al egoísmo es utilizado para modelar el yo real, eterno, imperecedero. A medida que me supere, obtendré la fuerza que Dios conceda a mi alma. Y también yo seré victorioso. No es tanto las dificultades de la vida, como mi propio egoísmo, lo que tengo que vencer.

Oración del Día.

Ruego que obedezca a Dios, que camine junto a Él, y que lo escuche. Pido que me esfuerce por vencer mi propio egoísmo.

Reflexión Diaria A.A.

Sin limitaciones

No nos lamentaremos por el pasado ni desearemos cerrar la puerta que nos lleva a él.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78

Una vez que logré mi sobriedad, empecé a ver el desperdicio que mi vida había sido y experimenté sentimientos sobrecogedores de culpabilidad y de arrepentimiento. Los Pasos Cuatro y Quinto del programa me ayudaron enormemente a aliviar aquellos molestos arrepentimientos. Supe que mi egocentrismo y deshonestidad retoñaban en alto grado de mi forma de beber y que yo bebía porque soy un tragón. Ahora veo que aun mis más desagradables experiencias pueden transformarse en oro porque, como tragón sobrio, puedo compartirlas para ayudar a mis compañeros tragones, y en particular a los recién llegados. Ahora, varios años sobrio en TA., ya no me lamento del pasado; simplemente estoy agradecido por estar consciente del amor de Dios y por la ayuda que puedo dar a otros en la Comunidad.

El lenguaje del Adiós

Acepta la ira.

“La ira es uno de los efectos más profundos que tiene la vida sobre nosotros. Es una de nuestras emociones. Cuando se cruce en nuestro camino, vamos a sentirla, a menos que la reprimamos.”

Ya no seas codependiente.

Si estuviera llevando bien el programa, no me enojaría…. si fuera un buen cristiano, no sentiría ira… si realmente estuviera usando mis afirmaciones acerca de lo feliz que soy, no sentiría enojo….

Estos son viejos mensajes que nos seducen para, otra vez, no sentir. La ira es parte de la vida. No necesitamos permanecer en ella o desterrarla, pero no nos podemos dar el lujo de ignorarla.

En la recuperación aprendemos que podemos sentir sin vergüenza todos nuestros sentimientos, incluyendo la ira y, aún así, asumir la responsabilidad de lo que hacemos cuando nos sentimos enojados. No tenemos que permitir que la ira nos controle, pero seguramente lo hará si nos negamos a sentirla.

Ser agradecidos, positivos, sanos, no significa que nunca sintamos ira. Ser agradecidos, positivos y sanos significa que sentimos la ira cuando tenemos necesidad de hacerlo.

Hoy me permitiré sentir ira, si necesito hacerlo. Puedo sentir mis emociones y liberarlas constructivamente, incluyendo la ira. Sentiré gratitud por la ira que sienta y por las cosas que ésta está tratando de mostrarme. Puedo sentir y aceptar todas mis emociones sin vergüenza y asumir la responsabilidad de mis actos.

Anuncios

Adicción a…


Los azúcares y las harinas son mi adicción, es una adicción que tengo que controlar cada día porque, al poco tiempo, mis procesos mentales me justifican. Siempre traigo antojo de nieve con Brownie, muchas veces me he dado el gusto y el antojo no se va, la abstinencia se convierte en ansiedad.

Como no hay forma de dejar de alimentarnos, lo que he encontrado para poder vivir más o menos abstinente es medir con tazas, cucharas y báscula cada componente de mis comidas. Porque, de no hacerlo, termino excediéndome.

Ahora traigo el antojo, es hora de apoyarme.

Coincido que al menos en mi experiencia estas sustancias (cuando viene de diferente fuente de las porciones de mi alimentación) son drogas para mi.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: