Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 31


Comida para el pensamiento.

Los amigos están para ayudar.

Ahora que hemos encontrado nuestro sitio en una asociación de amigos comprensivos, ya no tenemos por qué sentirnos solos. Tenemos amigos que nos entienden, aunque lo único que sepamos de ellos sea su nombre. Como todos somos comedores compulsivos, compartimos experiencias y sentimientos similares.

Ponernos en contacto con otras personas dentro del programa nos ayuda a comprendernos y a aceptarnos mejor. Tenemos que compartir la nueva vida que TA nos brinda para poder conservarla. Llamar por teléfono a los que acaban de ingresar, compartir el transporte, mantenernos en contacto con alguien que tiene problemas, son acciones que fortalecen nuestras defensas contra los viejos hábitos y nos previenen de volver a caer en la soledad. Los amigos que hacemos a través de TA están relacionados con nosotros a través de un profundo vínculo espiritual.

Cuando tenemos problemas, debemos hacer a un lado nuestro orgullo y pedir ayuda. Esta enfermedad no podemos controlarla solos. Una llamada telefónica a otro miembro en tiempos de dificultad no es una imposición, sino un eslabón más en la cadena de apoyo mutuo.

Que yo dé y reciba ayuda y amistad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

No esperaré a ser reclutado para servir a mis semejantes. Me ofreceré como voluntario. Seré leal en mi ayuda, generoso en mi dádiva, amable en mi crítica, constructivo en mis sugestiones, afectuoso en mis actitudes. Daré en TA. mi interés, mi entusiasmo, mi devoción y, lo más importante de todo, daré de mí mismo.  ¿Acepto esto también como mi credo de TA.?

Meditación del Día.

Hay muchas clases de oraciones, pero cualquier tipo de oración significa la elevación del alma y de la mente a Dios. Por eso, ya sea que la oración sea solamente un resplandor de fe, una mirada o una palabra del amor, o tan solo un sentimiento de confianza en la bondad y propósito del universo, el resultado de esta oración es una mayor fortaleza para hacer frente a todas las tentaciones y sobreponerse a ellas. Es más, aún cuando no se exprese súplica, toda provisión de fortaleza necesaria es concedida. Porque el alma, estando ligada y unida a Dios, recibe de Él toda la ayuda espiritual que necesite. El alma, cuando se encuentra en el cuerpo humano, necesita siempre de las cosas que no encuentran en la morada celestial.

Oración del Día.

Ruego porque se me pueda enseñar cómo orar. Pido poder estar ligado, a través de la oración, al pensamiento y a la voluntad de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Disposición para servir a otros

Nuestra Sociedad . . . ha llegado a la conclusión . . . de que . . . tiene sólo una alta misión que cumplir: llevar el mensaje de A.A. a todos quienes aún ignoran que tienen salvación.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 160

La “luz” hacia la libertad resplandece en mis compañeros alcohólicos mientras unos a otros nos desafiamos a desarrollarnos. Los “Pasos” hacia el mejoramiento personal tienen pequeños comienzos, pero cada Paso es un escalón más de la “escalera” que va desde el abismo de la desesperación hacia una nueva esperanza. La honestidad se convierte en mi “herramienta” para soltar las “cadenas” que me atan. Un padrino, que es una persona que sabe escuchar, me puede ayudar a oír verdaderamente el mensaje que me guía a la libertad.

Le pido a Dios valor para vivir de tal manera que la Comunidad pueda ser un testimonio de sus favores. Esta misión me libera para compartir mis regalos de bienestar por medio de una disposición de espíritu para servir a otros.

El lenguaje del adiós.

¿Qué tal si?

Un día estaba hablando con una amiga acerca de algo que había planeado hacer. De hecho, me estaba preocupando de cómo reaccionaría una persona en particular hacia lo que yo tenía intención de hacer.

“¿Qué tal si no lo sabe manejar muy bien?, le pregunté. “Entonces”, me dijo mi amiga, “serás tú la que tendrás que manejarlo bien.”Los “qué tal si” nos pueden volver locos. Ponen el control sobre nuestra vida en las manos de otro. Los “qué tal si” son una señal de que hemos regresado a pensar que la gente tiene que reaccionar de una manera particular para que nosotros podamos seguir nuestro curso.

Los “qué tal si” son también una clave de que podemos estar pensando si podemos confiar en nosotros mismos y en nuestro Poder Superior para hacer lo que mejor nos conviene. Estos son retazos de maneras codependientes de pensar, de sentir y de comportarse, y son señales de miedo.

Las reacciones, sentimientos, gustos o desagrados de otros no tienen por qué controlar nuestras conductas, sentimientos y dirección. No necesitamos controlar la forma como los otros reaccionan ante lo que hemos elegido. Podemos confiar en que nosotros, con la ayuda de un Poder Superior, manejaremos cualquier resultado, aun el más incómodo. Y, amigo mío, podemos confiar en que lo manejaremos bien.

Hoy no me preocuparé de las reacciones de los demás o de los eventos que están fuera de mi control. Mejor me concentraré en mis reacciones. Manejaré bien mi vida hoy y confiaré en que, mañana, podré hacer lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: