Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 26


Comida para el pensamiento.

Milagros

TA es testigo de que ocurren milagros en nuestra vida cotidiana. Los cambios físicos, emocionales y espirituales que se dan en quienes practican con sinceridad el programa son verdaderamente milagrosos. Nuestras historias dan testimonio del Poder que puede cambiar vidas y hacer gente nueva.

Sin embargo, estos milagros por lo general ocurren con lentitud. A la mayoría nos llevó años deformar nuestro cuerpo y nuestra mente ingiriendo demasiada comida que no debíamos e imaginando demasiados pensamientos equivocados. El milagro de la recuperación no se da de la noche a la mañana.

Probar el programa de TA con la idea de quitarnos unos cuantos kilos de más para la época de las vacaciones y lucir los trajes de baño es perder de vista el objetivo. Lo que nos hizo perder la línea fue la falta de conocimiento de uno mismo y de comprensión espiritual, y solamente una labor y un compromiso a largo plazo con los principios de TA producirán el cambio milagroso que todos deseamos.

Los milagros suceden, pero es necesario preparar con cuidado el terrero y alimentar diariamente el nuevo crecimiento interior.

Que esté dispuesto a prepararme para Tu milagro.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La cuarta etapa en la labor del doceavo paso es la conversión. Conversión significa cambio. El nuevo prospecto tiene que aprender a cambiar su forma de pensar. Hasta ahora, todo lo que ha hecho ha sido estar unido a la bebida. Ahora tiene que encararse a una nueva clase de vida, sin licor. Tiene que ver y admitir que no puede sobreponerse a la bebida mediante su propia fuerza de voluntad, de suerte que tiene que acudir a un Poder Superior en busca de ayuda. Tiene que empezar cada día pidiendo a ese Poder Superior fortaleza para permanecer sobrio. Esta conversión a la creencia en el Poder Superior viene gradualmente, a medida que él la ensaya y encuentra que funciona.

–  ¿Me preocupo lo bastante por otro alcohólico para ayudarlo a lograr esa conversión?

Meditación del Día.

La propia disciplina es absolutamente necesaria antes de que el poder de Dios sea concedido. Cuando se ve a otros demostrando el poder de Dios, tal vez no se ha visto la disciplina que existió primero. Toda la vida es una preparación para que sea realizado un mayor bien cuando Dios sabe que se está preparando para ello. Por tanto, hay que continuar disciplinándose cada día en la vida espiritual. Hay que aprender tanto de las leyes espirituales que la vida no pueda volver a ser un fracaso. Los demás verán en esta vida diaria la manifestación exterior de una disciplina interior.

Oración del Día.

Ruego poder manifestar el poder de Dios en mi diario vivir. Pido poder disciplinarme para estar preparado para hacer frente a toda oportunidad que se presente.

Reflexión diaria A.A.

Convertir lo negativo en positivo

Nuestro desarrollo espiritual y emocional en A.A. no depende tanto de nuestros éxitos como de nuestros fracasos y reveses. Si tienes esto en cuenta, creo que tu recaída tendrá por efecto el impulsarte hacia arriba y no hacia abajo.

COMO LO VE BILL, p. 184

Basándose en el dolor y la adversidad que nuestros fundadores experimentaron y superaron al establecer A.A., Bill W. nos dejó un claro mensaje: Las recaídas pueden ofrecer una experiencia positiva que nos encamine a la abstinencia y a una vida entera de recuperación. Una recaída da veracidad a lo que repetidamente oímos en las reuniones: “No te tomes ese primer trago”. Refuerza la creencia en la naturaleza progresiva de la enfermedad, y nos hace apreciar la necesidad y la belleza de la humildad en nuestro programa espiritual. Las verdades simples me llegan de manera complicada cuando me dejo llevar por mi ego.

El lenguaje del adiós.

Los chismes.

La intimidad es el cálido don de sentirnos conectados a otros y de disfrutar nuestra conexión con ellos.

A medida que crecemos dentro de la recuperación, encontramos ese don en muchos lugares, a veces sorprendentes. Podemos descubrir que hemos desarrollado relaciones de intimidad con gente en el trabajo, con amigos, con gente de nuestros grupos de apoyo, a veces con miembros de la familia. Muchos de nosotros estamos descubriendo la intimidad en una relación amorosa especial.

La intimidad no es sexo, aunque el sexo puede ser íntimo. La intimidad significa tener una relación mutuamente honesta, cálida, solícita, segura –una relación donde la otra persona puede ser como es y nosotros podemos ser como somos- y ambas personas se valoran.

A veces hay conflictos. El conflicto es inevitable. A veces hay sentimientos molestos que superar. A veces cambian los límites o parámetros de una relación. Pero hay un vínculo de amor y confianza.

Hay muchos obstáculos para la intimidad y para las relaciones de intimidad. Las adicciones y el abuso bloquean la intimidad. Los asuntos de la familia de origen no resueltos impiden la intimidad.

El control inhibe la intimidad. Las relaciones desequilibradas, donde hay una discrepancia de poder demasiado grande, previenen la intimidad. El fastidiar, aislarse y quedarse callado puede perjudicar la intimidad. Lo mismo ocurre con una conducta tan simple como el chisme, por ejemplo, chismear acerca de otro para menospreciarlo y así sentirnos superiores o para juzgar a esa persona. Discutir los asuntos de otra persona, sus defectos o sus fallas con alguien más tendrá un predecible impacto negativo sobre la relación.

Nos merecemos disfrutar de la intimidad en la mayoría de nuestras relaciones, siempre que esto sea posible. Nos merecemos relaciones que no hayan sido saboteadas.

Eso no significa que debamos caminar con la cabeza en las nubes; significa que debemos luchar porque nuestra motivación sea pura cuando hablamos acerca de otras personas.

Si tenemos un asunto serio con alguien, la mejor manera de resolverlo es hablar de ese asunto con esa persona.

Una conversación directa, limpia, despeja la atmósfera y pavimenta el camino hacia la intimidad, hacia los sentimientos agradables acerca de nosotros mismos y de nuestras relaciones con los demás.

Hoy, Dios mío ayúdame a dejar ir mi miedo a la intimidad. Ayúdame a luchar para mantener limpia mi comunicación con los demás y libre de chismes maliciosos. Ayúdame a trabajar hacia la intimidad en mis relaciones. Ayúdame a lidiar con mis sentimientos tan directamente como sea posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: