Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 24


Comida para el pensamiento.

Auto sabotaje

Hay veces en que nos sentimos inclinados a la autodestrucción. Quizá estamos de mal humor por las exigencias y las responsabilidades del día y hemos decido auto castigarnos porque no podemos lidiar con todo esto fácilmente. La razón por la que estamos en contra de lo que mejor nos conviene es aún un misterio, pero todos conocemos la frustración y la desesperación que se siente al no hacer lo que deberíamos y de hacer lo que no deberíamos.

Con frecuencia nos dedicamos al auto sabotaje cuando ante una situación reaccionamos en forma emocional en vez de verla de manera racional. A menudo descubrimos que nos habíamos negado a entregarle el problema a nuestro Poder Superior, o bien se nos había olvidado hacerlo. Frecuentemente hemos permitido que los resentimientos se acumulen y nublen nuestra percepción.

Ya sea que nos volvamos a la comida y comamos en exceso, o que nos involucremos en otro tipo de conducta y emociones destructivas, negativas, nos estamos auto saboteando. Nosotros somos los que más sufrimos por nuestra destructividad. Nadie más puede perturbar nuestra serenidad a menos que nosotros se lo permitamos.

Que me acuerde de volverme a Ti en momentos de dificultad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En la labor del doceavo paso, la segunda etapa es la confesión. Compartiendo sinceramente con el nuevo prospecto conseguimos que hable de sus propias experiencias. Se explayará y confesara cosas que no ha sido capaz de decir a otras gentes. Y se sentirá mejor cuando esta confesión haya liberado su espíritu de estas cosas. Es una gran liberación para su mente sacudirse de estas cargas. Lo que ocultamos es lo que pesa en nuestro pensamiento. Tendrá una sensación de liberación y paz cuando nos haya abierto su corazón.

–  ¿Me preocupo lo suficiente de otro tragón para ayudarlo a hacer una confesión?

Meditación del Día.

Debo ayudar a los demás todo lo que pueda. Toda alma afligida que Dios pone en mi camino debe ser ayudada por mí. A medida que trate de ayudar, una provisión de fortaleza me fluirá de Dios. Mi círculo de asistencia se hará cada vez más amplio. Dios me transmite el alimento espiritual y yo lo paso a otros. Jamás tengo que decir que solamente tengo bastante fortaleza para mis propias necesidades. Cuanta más pueda entregar, más adquiriré. Aquella que me reserve para mi será renovada constantemente.

Oración del Día.

Ruego poder tener una sincera disposición para dar. Pido poder no retener para mí únicamente la fortaleza que he recibido.

Reflexión diaria A.A.

“Feliz, alegre y libre”

Estamos seguros de que Dios quiere que seamos felices, alegres y libres. No podemos endosar la creencia de que la vida es un valle de lágrimas, aunque en ocasiones haya sido justamente eso para muchos de nosotros. Pero es bien claro que nosotros mismos forjamos nuestra propia desgracia. Dios no lo hizo. Por lo tanto evite forjar deliberadamente una desgracia; pero si se presentan dificultades, aprovéchelas como oportunidades para demostrar la omnipotencia de El.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 122-123

Durante años yo creía en un Dios castigador y lo culpaba a El por mi desgracia. Me he dado cuenta de que debo dejar las “armas” de mi ego a fin de tomar la “herramienta” del programa de A.A. No me resisto al programa porque es un regalo y yo nunca me he resistido a recibir un regalo. Si algunas veces sigo resistiéndome, es porque todavía estoy aferrado a mis viejas ideas y ” . . . el resultado es nulo”.

El lenguaje del adiós.

Dejar que fluyan los ciclos.

La vida es cíclica, no estática. Nuestras relaciones se benefician cuando les permitimos que fluyan de acuerdo con sus propios ciclos naturales.

Como las altas y bajas de la marea, así son los ciclos dentro de las relaciones. Tenemos periodos de cercanía y periodos de distanciamiento. Tenemos momentos para estar juntos y momentos para separarnos y trabajar en cuestiones individuales.

Tenemos momentos de amor y alegría, y momentos de enojo.

A veces, las dimensiones de las relaciones cambian cuando nosotros atravesamos por cambios. A veces, la vida nos trae nuevos amigos o a otro ser amado para que nos enseñe la siguiente lección.

Eso no significa que los viejos amigos desaparezcan para siempre, significa que hemos entrado en un nuevo ciclo.

No tenemos por qué controlar el curso de nuestras relaciones, sean éstas amistades o relaciones amorosas. No tenemos que satisfacer nuestra necesidad de control imponiendo a las relaciones una forma estática.

Déjalas fluir. Permanece abierto a los ciclos. El amor no desaparecerá. El vínculo con los amigos no se romperá. Las cosas no permanecerán igual para siempre, especialmente cuando estamos creciendo y cambiando a un ritmo tan rápido.

Confía en la corriente. Cuida de ti mismo, pero permanece dispuesto a dejar ir a la gente. Aferrarse a ella la hará desaparecer.

El viejo adagio acerca del amor sigue siendo cierto: “Si está destinado a ser, será. Y si amas a alguien, déjalo ir. Si regresa, es que era tuyo”.

Hoy acepto la naturaleza cíclica de la vida y las relaciones Lucharé por ir con la corriente. Lucharé por la armonía entre mis propias necesidades y las necesidades de las otras personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: