Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 29


Comida para el pensamiento.

Ama a Dios y sigue el programa

¡Qué claro se vuelve todo cuando en nuestras vidas, la abstinencia y la recuperación ocupan el primer lugar! A medida que nos recuperamos, crece nuestro amor por el Poder Superior que ha hecho posible esta nueva vida, Amar a Dios y trabajar el programa se vuelve el propósito principal de cada día. De esto sigue todo lo demás.

Cuando estamos confundidos y agobiados por exigencias en conflicto en cuando a nuestro tiempo y atención, necesitamos apartarnos un momento y ponernos de nuevo en contacto con el Dios interior. Mientras estemos tratando sinceramente de hacer Su voluntad, no tienen por qué contrariarnos las respuestas negativas de los demás, sea real o imaginaría su desaprobación.

Al igual que nuestro Poder Superior es un foco de nuestro amor, seguir el programa se convierte también en un foco para nuestras energías y anhelos. Sea cual sea nuestra situación, cada uno de nosotros es capaz de crecer espiritualmente, y son este crecimiento y este progreso los que nos dan una satisfacción profunda y duradera.

Acepta mi amor y mi trabajo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

No podemos seguir adelante sin la oración y la meditación. Al despertar, pensemos acerca de las 24 horas que tenemos por delante. Consideremos nuestros planes para el día. Antes de iniciarlos, pidamos a Dios encaminar nuestro pensamiento. Nuestro pensamiento se colocará en un plano mucho más elevado cuando iniciemos el día con la oración y la meditación. Concluimos este período de meditación con una súplica de que, a través del día, se nos muestre cuál ha de ser nuestro siguiente paso. La base de todas nuestras súplicas es  ”Hágase hoy en mí, y a través de mí, TU voluntad”.-
– ¿Soy sincero en mi deseo de hacer hoy la voluntad de Dios?

Meditación del Día.

Hay que vivir con la inspiración de la bondad y de la verdad. Es el espíritu de la honradez, de la pureza, del altruismo y del amor. Es fácilmente alcanzable si estamos dispuestos a aceptarlo sinceramente. Dios nos ha dado dos cosas: Su espíritu y la facultad de elegir “aceptarlo o no- según lo deseemos. Tenemos el don del libre albedrío. Cuando escogemos la senda del egoísmo, la codicia y el orgullo, estamos rehusando aceptar el espíritu de Dios. Cuando elegimos la senda del amor y del servicio, aceptamos el espíritu de Dios que fluye dentro de nosotros y hacemos nuevas todas las cosas.

Oración del Día.

Ruego poder escoger el justo camino. Pido poder seguirlo hasta el final.

Reflexión diaria A.A.

Escojo el anonimato

Estamos convencidos de que la humildad, por medio del anonimato, es la mayor protección que siempre podrá tener Alcohólicos Anónimos.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 196

Ya que en A.A. no hay reglas, yo me sitúo donde más me conviene, así es que escojo el anonimato. Quiero que mi Dios me utilice a mí, humildemente, como uno de sus instrumentos en este programa. El sacrificio es el arte de dar de mí generosamente, permitiendo que la humildad reemplace a mi ego. Con sobriedad, yo reprimo el deseo de gritar al mundo, “yo soy miembro de A.A.” y experimento alegría y paz interior. Permito que la gente vea los cambios en mí y espero que ellos me pregunten qué me sucedió. Pongo los principios de espiritualidad antes de juzgar, de buscar faltas y de criticar. Quiero amor y cariño en mi grupo para poder desarrollarme.

El lenguaje del adiós.

Adueñémonos de nuestra energía.

Aprende a guardar tu energía en el interior.

Women, Sex, and Addiction(Mujeres, sexo y adicción)Dra. Charlotte Davis Kasl

Por muchas razones podemos haber dominado el arte de regalar nuestra energía. Podemos haberlo aprendido cuando éramos pequeños porque los sentimientos que teníamos eran demasiado abrumadores para sentirlos, y no sabíamos cómo procesarlos.

Gran parte de nuestra obsesión, de nuestra intensa atención en los demás, se hace para facilitar esta experiencia “fuera delcuerpo” que llamamos codependencia.

Nos obsesionamos, balbuceamos, nos ponemos ansiosos. Tratamos de controlar a los demás, de cuidarlos como nanas y de hacer alharacas cerca de ellos. Nuestra energía se desparrama sobre quien sea.

Nuestra energía es nuestra energía. Nuestros sentimientos, pensamientos, asuntos, amor, sexualidad; nuestra energía física, espiritual,, sexual, creativa y emocional es nuestra.

Podemos aprender a tener límites sanos – parámetros sanos – acerca de nosotros y de nuestra energía. Podemos aprender a guardar energía en nuestro interior y a manejar nuestros asuntos.

Si estamos tratando de escapar de nuestro cuerpo, si nuestra energía se está derramando fuera de nosotros en forma enfermiza, podemos preguntarnos qué está pasando, qué nos está lastimando, qué estamos evitando, qué necesitamos afrontar, con qué necesitamos lidiar.

Luego, podemos hacerlo. Podemos volver a casa a vivir dentro de nosotros mismos.

Hoy guardaré mi energía dentro de mi cuerpo. Me mantendré centrado y dentro de mis límites. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de escapar de mí mismo. Ayúdame a enfrentar mis asuntos para que me sienta a gusto viviendo dentro de mi cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: