Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 23


Comida para el pensamiento.

Envidia.

Cuando mi interior veía tu exterior, yo comía en exceso. La envidia de lo que los otros aparentaban ser y de las posesiones que tenían era el principal gatillo que disparaba la conducta de comer en forma compulsiva, ya que recurría a la comida para compensar una carencia aparente. Ninguna cantidad de comida puede satisfacer la envidia.

¿Por qué es que otra persona parece ser mucho más afortunada, talentosa o feliz que nosotros? Estamos dolorosamente conscientes de nuestras incapacidades y presos a envidiar a cualquiera que parezca ”tenerlo todo”. Mirar a la imagen externa o a la máscara es engañoso; sin embargo, nos impide ver que detrás de ella hay un ser humano que también tiene problemas y dificultades, como nosotros.

Quiénes somos, cuál es nuestra situación y qué tenemos son regalos que Dios nos ha dado. Lo que hacemos de nosotros mismos es el regalo que le damos a Dios. Entre más busquemos hacer su voluntad, menos envidiaremos las capacidades y posesiones de nuestro vecino. La paz interior que recibimos a través de este programa nos llena de tal gratitud que cada vez hay menos lugar para la envidia.

Señor, aparta de mí la envidia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Todos los que hemos aceptado los principios de A.A. nos hemos enfrentado con la necesidad de hacer una total limpieza de nuestro yo interior. Debemos ver de frente y deshacernos de todo aquello que dentro de nosotros mismos nos han estado bloqueando. Por eso hacemos un inventario honesto. Buscamos los defectos de nuestro carácter que ocasionaron nuestro fracaso. El resentimiento es uno de los más graves. La vida que encierra resentimientos profundos sólo lleva a la futilidad y a la infelicidad. Si hemos de vivir, debemos liberarnos de la ira.

– ¿Estoy libre del resentimiento y de la ira?

Meditación del Día.

Hay que tener presente la meta por la que se está luchando: la vida buena que se está tratando de alcanzar. No hay que permitir que las pequeñas cosas nos desvíen de la senda. No hay que dejarse vencer por las pequeñas pruebas y molestias de cada día. Hay que tratar de ver el propósito y el proyecto a los que todo va conducido. Si al escalar una montaña se mantiene la vista en cada lugar pedregoso o difícil, ¡qué fatigoso es el ascenso! Pero si se piensa que cada paso conduce a la cúspide de la realización, desde donde se revelará ante nosotros un glorioso panorama, entonces el ascenso será llevadero y se logrará la meta.

Oración del Día.

Ruego porque pueda darme cuenta que la vida, sin una meta, es vana. Pido poder encontrar la vida buena por la que es digno luchar.

Reflexión diaria A.A.

Llevar el mensaje al hogar

¿Podremos llevar a nuestra vida familiar, a veces tan perturbada, el mismo espíritu de amor y tolerancia que llevamos a nuestro grupo de A.A.?

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 118

Los miembros de mi familia sufren los efectos de mi enfermedad. Amarlos y aceptarlos como ellos son – tal como amo y acepto a los miembros de A.A. – hace retornar el amor, la tolerancia y la armonía a mi vida. Ser cortés y respetar las fronteras personales son prácticas necesarias en todos los aspectos de mi vida.

El lenguaje del adiós.

El cuidado de uno mismo.

¿Cuándo nos volveremos dignos de ser amados? ¿Cuándo nos sentiremos seguros? ¿Cuándo tendremos toda la protección, los mimos y el amor que tanto merecemos? Lo tendremos cuando empecemos a dárnoslo a nosotros mismos.

Más allá de la codependencia.

La idea de darnos a nosotros mismos lo que queremos y necesitamos puede causar confusión, especialmente si hemos pasado muchos años no sabiendo que está bien que nos cuidemos a nosotros mismos. Quitar nuestra energía y nuestra concentración de los demás y de sus responsabilidades y poner esa energía sobre nosotros y nuestras responsabilidades es una conducta de recuperación que se puede adquirir.

La aprendemos a través de la práctica cotidiana.

Empezamos por relajarnos, respirar profundamente y dejar ir los miedos lo suficiente para sentirnos lo más en paz que podamos.

Luego, nos preguntamos a nosotros mismos: ¿qué necesito hacer para cuidar de mí mismo hoy, o en este momento? ¿Qué necesito y qué quiero hacer? ¿Qué demostraría amor y autorresponsabilidad? ¿Estoy atrapado en la creencia de que los otros son responsables de hacerme feliz, de que son responsables de mí? Entonces, lo primero que debo hacer es corregir mi sistema de creencias. Yo soy responsable de mí mismo.

¿Me siento ansioso y preocupado por una responsabilidad que he estado descuidando? Entonces, tal vez necesito dejar ir mis miedos y atender esa responsabilidad.

¿Me siento abrumado, fuera de control? Quizás necesite volver al primero de los Doce Pasos.

¿He estado trabajando demasiado? Tal vez lo que necesite hacer sea darme un descanso y hacer algo divertido.

¿He estado descuidando mi trabajo o mis tareas cotidianas? Entonces, tal vez lo que necesite hacer es volver a mi rutina.

No hay una receta, una fórmula, una guía para el cuidado de uno mismo. Cada uno de nosotros tiene una guía, y esa guía está en nuestro interior. Necesitamos hacernos la pregunta: ¿Qué necesito hacer para cuidar amorosa, responsablemente de mí mismo? Luego, necesitamos escuchar la respuesta. Cuidar de uno mismo no es tan difícil. La parte más desafiante está en confiar en la respuesta, y en tener el valor de actuar conforme a ella una vez que la hemos escuchado.

Hoy me concentraré en cuidar de mí mismo.

Confiaré en mí mismo y en mi Poder Superior para guiarme en este proceso.

Anuncios

Comentarios en: "Agosto 23" (1)

  1. nora rosas dijo:

    muy agradecida por sus pensamientos diarios es una fortuna para mi y no saben el provecho que tengo de ellos especialmente el del dia de hoy porque parece el pensamientoexacto a lo que me sucede diario mil gracias lucho dia a dia por llevar este bendito plande alimentacion aun que no he asistido por falta de tiempo al grupo de tragones y no saben cuanto necesito asistir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: