Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 15


Comida para el pensamiento.

Los tigres internos.

Con frecuencia, lo que tememos enfrentar y manejar está en nuestro interior. Quizá traslademos nuestro miedo e irritación a las circunstancias externas y a la gente que nos rodea, cuando lo que necesitamos es ver hacia nuestro interior. Por lo general, nosotros somos nuestro peor enemigo.

Nuestros miedos se remontan a la época en que éramos aún muy pequeños y estábamos relativamente desamparados. Quizá todavía temamos al rechazo, a sentirnos inferiores, a lastimarnos y que no haya nadie quien nos cuide. Podemos sentir un miedo irracional a la inseguridad económica que viene de una época en la que estábamos conscientes de que había problemas económicos, pero éramos demasiado chicos para comprenderlos.

Ya sea que nuestros tigres internos sean reales o de papel, necesitamos enfrentarlos en lugar de comer para aplacarlos. A medida que nos recuperamos de la compulsión de comer, afloran a la conciencia muchos de los miedos que habíamos tratado de enterrar con la comida. Con el Poder que es superior a nosotros mismo, podemos domar a estos tigres internos.

 Seguro en Tu cuidado, que no tema yo al autodescubrimiento.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Una vez que se es tragón, se sigue siéndolo para siempre. Si comenzamos a tragar después de un período de sobriedad, pronto volvemos a estar tan mal como antes. Si hemos admitido que somos tragones, no tenemos que tener reservas de ninguna especie ni alguna noción oculta de que algún día seremos inmunes al alcohol. ¿Qué clase de pensamiento domina a un tragón que repita una y otra vez el arriesgado experimento de comer ese bocado compulsivo? Paralela al razonamiento cuerdo corre alguna excusa locamente trivial para tragar ese bocado. Poco se piensa en lo terrible que pueden ser las consecuencias.

– ¿He renunciado yo a todas las excusas para comer ese bocado compulsivo?

Meditación del Día.

“Allí donde estén congregados dos o tres, me hallaré en medio de ellos”. Cuando Dios encuentra a dos o tres personas reunidas, que únicamente desean que se haga su voluntad, que solamente desean servirle, Él tiene un proyecto que puede serles revelado. La gracia de Dios puede llegar a las personas que se hallan reunidas en un lugar con un propósito unánime. Una unión como ésta opera milagros. Dios está en condiciones de hacer uso de esas personas. Únicamente el bien puede venir a través de esta congregación de personas, de esos grupos unificados por un solo propósito y con un solo pensamiento.

Oración del Día.

Ruego poder formar parte de un grupo unificado. Pido poder aportar mi contribución a su propósito consagrado.

Reflexión diaria A.A.

¿No hicimos daño a nadie?

Algunos de nosotros, sin embargo, tropezamos con un obstáculo muy diferente. Nos aferrábamos a la pretensión de que cuando bebíamos no le habíamos hecho daño a nadie sino a nosotros mismos.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85

Este Paso parecía tan sencillo. Yo identificaba a alguna gente a quienes había hecho daño, pero ellos ya no estaban a mi alcance. No obstante, me sentía incómodo con este Paso y evitaba las conversaciones que tenían que ver con él. Más tarde aprendí a investigar aquellos Pasos y áreas de mi vida que me hacían sentir incómodo. Mi búsqueda puso de manifiesto a mis padres, quienes habían sido profundamente heridos por mi aislamiento de ellos; mi patrón, quien se preocupaba por mis ausencias, por mis pérdidas de memoria, por mi temperamento; y los amigos a quienes había vuelto la realidad del daño que había hecho, el Paso Ocho cobró un nuevo significado. Ya no estoy incómodo y me siento limpio y liviano.

El lenguaje del adiós.

Deja espacio para los sentimientos.

Necesitamos darnos espacio a nosotros mismos y dárselo a los demás para trabajar con nuestros sentimientos.

Somos gente, no robots. Una parte importante de nosotros –quiénes somos, cómo crecemos, cómo vivimos- está conectada a nuestro centro emocional. Tenemos sentimientos, a veces difíciles, a veces desgarradores, a veces explosivos, sobre los que necesitamos trabajar.

Al afrontar estos sentimientos y trabajar en ellos crecemos nosotros y los demás. En las relaciones, ya sea en una relación amorosa, en una amistad, en una relación familiar o en una relación de negocios, la gente necesita espacio para experimentar sus sentimientos y trabajar en ellos.

Algunos le llaman ” atravesar el proceso”.

Es irracional esperar de nosotros mismos o de los demás que no necesitamos tiempo y espacio para trabajar sobre nuestros sentimientos. Estaríamos disponiéndonos a nosotros mismos y a nuestras relaciones al fracaso si no nos damos este tiempo y este espacio en nuestra vida.

Necesitamos tiempo para trabajar con los sentimientos. Necesitamos espacio y permiso para trabajar con estos sentimientos de la manera embarazosa, incómoda, a veces desordenada en que la gente trabaja sobre ellos

Así es la vida. Así es el crecimiento. Así está bien. Podemos darle espacio a los sentimientos. Podemos dejar que la gente tenga tiempo y permiso para trabajar sobre sus sentimientos. No tenemos que mantenernos a nosotros mismos y mantener a los demás bajo una rienda tan tirante. Mientras trabajamos sobre nuestros sentimientos no tenemos que gastar energía innecesaria reaccionando a cada sentimiento que tengamos nosotros mismos o los demás. No tenemos porqué tomar tan en serio nuestros sentimientos, ni los sentimientos de los demás, mientras nosotros o ellos estamos en el proceso de trabajar sobre ellos.

Deja que los sentimientos fluyan y confía a dónde te está llevando este flujo.

Puedo fijar límites razonables para una conducta y, aun así dejar espacio para todo un rango de emociones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: