Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 10


Comida para el pensamiento.

Sin concesiones.

En lo que toca a la abstinencia, no puede haber concesiones. Para poder controlar nuestra enfermedad, estamos dispuestos a lo que sea para guardar la abstinencia. No hay otra cosa que sea más importante para nosotros.

Si estamos comiendo en un restaurante donde no hay la clase de verduras que necesitamos, podemos ordenar dos ensaladas o prescindir de la verdura en esa comida, en vez de sustituirla por una harina que active nuestra enfermedad. Aprendemos lo que podemos manejar y lo que no es para nosotros, y luego actuamos conforme a ese conocimiento. Conceder que”sólo por esta vez” es invitar a los problemas.

Así como comemos de cierta manera para poder guardar la abstinencia, tenemos un cierto estilo de vida basado en el principio de una rigurosa honestidad. La honestidad que ponemos en todas nuestras actividades es lo que no hace fuertes y efectivos. En lo que concierne a los principio clave de nuestro programa, no hacemos concesiones.

Por Tu gracia, que mantenga mi integridad en todas las situaciones.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La fantástica realidad para cada uno de nosotros es que hemos descubierto una solución común. Nosotros que hemos encontrado esta solución a nuestro problema de tragonismo, nosotros que estamos debidamente equipados con nuestras propias realidades, generalmente podemos ganar la total confianza de otro tragón. Nosotros que estamos acercándonos a un nuevo prospecto, hemos tenido las mismas dificultades que él ha tenido. Nosotros evidentemente sabemos de lo que estamos hablando; todo nuestro proceder le grita a esa persona que somos personas que tenemos una solución verdadera.

– ¿Soy una persona que tiene la solución verdadera para los problemas alcohólicos de otros?

Meditación del Día.

Para el desvío de la senda recta no existe curación excepto el mantenerse tan cerca del pensamiento de Dios que nada, absolutamente ningún otro interés pueda interponerse gravemente entre Dios y usted. Con esta seguridad, puede usted permanecer al lado de Dios. Conociendo el camino, nada puede impedir que usted continúe en la senda, y nada puede hacer que se desvíe seriamente de ella. Dios ha prometido paz si usted permanece cerca de Él, pero no ocio. Todavía tiene usted que proseguir en el mundo. Él ha prometido paz en el alma y ayuda, pero no placer en el sentido ordinario. La paz y la tranquilidad traen verdadera felicidad interior.

Oración del Día.

Ruego porque pueda conservar mis pies sobre la senda recta. Pido porque pueda permanecer al lado de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Redoblar nuestros esfuerzos.

Hasta cierto grado, él ya ha hecho esto cuando hizo el inventario moral, pero ahora ha llegado el momento de redoblar sus esfuerzos para ver a cuántas personas ha hecho daño y en qué forma.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83

Según sigo creciendo en sobriedad, llego a tener más conciencia de mí mismo como una persona valiosa. En este proceso puedo ver mejor a otros como personas y con esto viene la comprensión de que éstas eran personas a quienes yo había lastimado durante mis días de bebedor. Yo no solamente mentí, mentí respecto a Tono. No solamente engañé, engañé a Pepe. Lo que aparentaban ser solamente acciones impersonales fueron realmente afrentas personales porque eran gente – gente de valor – a quienes yo había ofendido. Necesito hacer algo respecto a la gente que he ofendido para que pueda disfrutar de una sobriedad pacífica.

El lenguaje del adiós.

Deja ir la perfección.

“A media que viajo a través de la recuperación, más y más aprendo que aceptarme a mí mismo y a mis idiosincrasias –riéndome de mi forma de ser- me hace adelantar mucho más que estarme fastidiando yo solo y tratando de ser perfecto. Quizá, en realidad, únicamente se trate de eso, de la auto aceptación absolutamente amorosa, jubilosa, que nutre.”

Anónimo.

Deja de esperar la perfección de ti mismo y de quienes te rodean.

Nos hacemos una cosa terrible, enojosa, a nosotros mismos y a los demás cuando esperamos la perfección. Provocamos una situación en la que los demás, incluyéndonos a nosotros mismos, no se sienten a gusto con nosotros. A veces, esperar la perfección pone a la gente tan tensa que ella y nosotros cometemos entonces más errores de lo normal por estar tan nerviosos y tan concentrados en los errores.

Eso no significa que permitimos conductas inadecuadas con el pretexto de que “nadie es perfecto”. Eso no significa que no tengamos límites y expectativas razonables de la gente y de nosotros mismos.

Pero nuestras expectativas deben ser razonables. Esperar la perfección no es razonable.

La gente comete errores. Cuanto menos ansiosa, intimidada y reprimida esté por las expectativas de ser perfecta, mejor se desempeñará.

Luchar por la excelencia, la pureza en la creatividad, un desempeño armonioso y lo mejor que podemos ofrecer son cosas que no ocurren en la atmósfera frustrante, negativa, provocadora de miedo que se da cuando se espera la perfección.

Ten límites y fíjalos. Ten expectativas razonables. Esfuérzate por dar lo mejor de ti mismo. Alienta a los demás a hacer lo mismo. Pero sabe que nosotros y los demás cometeremos errores. Sabe que nosotros y los demás tendremos experiencias de aprendizaje, cosas que superar.

A veces, nuestras fallas e imperfecciones determinan nuestra calidad de únicos, como sucede en una obra de arte. Saboréemoslas.

Riámonos de ellas. Admitámoslas y admitámonos a nosotros mismos.

Alentemos a los demás y a nosotros mismos a hacer las cosas lo mejor que podamos. Amémonos y nutrámonos a nosotros mismos y a los demás por ser lo que somos. Y luego démonos cuenta de que no somos meramente humanos, que fuimos creados con la intención de ser humanos.

Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de ser perfecto, de insistir irracionalmente en que los otros sean perfectos. No usaré esto para tolerar el abuso ni el maltrato, sino para lograr tener expectativas adecuadas, equilibradas.

Estoy creando una atmósfera sana de amor, de aceptación y de nutrimento a mi alrededor y en mi interior. Confío en que esta actitud hará que surja lo mejor de la gente y de mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: