Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 9


Comida para el pensamiento.

Inventario diario.

Cuando no estamos funcionando con constancia, necesitamos descubrir cuál es el problema. Si el día comienza a desmoronarse y nos sentimos agobiados e incapaces de afrontarlo, puede ser una buena idea detenernos y hacer un inventario.

Un buen lugar para comenzar es examinar la calidad de nuestra abstinencia. ¿Hemos permitido pensamientos que implican hacer una pequeña excepción aquí y otra allá? ¿Estamos pensando demasiado en lo que vamos a comer en la próxima comida? ¿Sustituimos algo por una cantidad mayor de carbohidratos que la que podemos ingerir?

Si el problema no es con la abstinencia, entonces debe ser en relación con nuestra vida emocional o espiritual. ¿Hemos albergado resentimientos que nos están envenenando? ¿Hemos cometido algún error que no queremos admitir? ¿Hay algo que necesitemos hacer por algún miembro de la familia que hayamos estado postergando? ¿Estamos negándonos una necesidad legítima propia?

Señor, dame la honestidad para confrontar mis debilidades.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Somos alérgicos a los carbohidratos y las grasas. La acción de ellos sobre los tragones  crónicos es una manifestación de una alergia. Nosotros, individuos alérgicos, no podemos hacer uso de esa comida en ninguna de sus formas. No podemos reconciliarnos con la idea de una vida sin tragar, a menos que podamos experimentar un cambio psíquico completo. Una vez que se ha producido este cambio psíquico, nosotros, que parecíamos sentenciados, nosotros que teníamos tantos problemas que nos desesperaban y que no podíamos resolver, nos hallamos capacitados para controlar nuestro deseo de tragar.

– ¿He tenido un cambio psíquico?

Meditación del Día.

Pida a Dios en su oración diaria que le conceda fortaleza para cambiar. Cuando usted pide a Dios que lo cambie, tiene que confiar en Él totalmente al mismo tiempo. Si no confía en Él completamente, Dios puede responder a su plegaria como lo hace un rescatador con un hombre que se está ahogando, pero que se esfuerza por luchar demasiado. El rescatador tiene que inutilizar aún más al que se ahoga, hasta que queda totalmente a merced del rescatador. Exactamente así tenemos que estar nosotros, a merced de Dios antes de por ser salvados.

Oración del Día.

Ruego poder estar diariamente dispuesto a ser cambiado. Pido poder ponerme totalmente a merced de Dios.

Reflexión diaria A.A.

... De todas aquellas personas …

. . . y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83

Una de las palabras claves en el Octavo Paso es la palabra todas. Yo no puedo seleccionar unos pocos nombres para la lista e ignorar los demás. Es una lista de todas aquellas personas que he ofendido. Inmediatamente puedo ver que este Paso supone el perdón, porque si no estoy dispuesto a perdonar a alguien, hay muy poca probabilidad de que ponga su nombre en la lista. Antes de escribir el primer nombre en mi lista, rezo una pequeña oración: “Perdono a cualquier ay a todos los que me han perjudicado en cualquier ocasión y bajo cualquier circunstancia”.

Es muy conveniente para mí que piense en una pequeña pero significativa palabra cada vez que se ora el Padre Nuestro. La palabra es como. Yo pido, “Perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”. En este caso, como significa, ‘de la misma manera’. Pido que se me perdone de la misma manera que yo perdono a otros. Si estoy abrigando odio o resentimiento mientras digo esta parte de la oración, estaré invitando más resentimientos cuando debería estar invocando el espíritu del perdón.

El lenguaje del adiós.

Pidamos lo que necesitamos.

Decide lo que quieres y necesitas, luego acude a la persona que telo puede dar y pídeselo.

A veces se necesita trabajar duro y con mucha energía para obtener lo que queremos y necesitamos. Tenemos que pasar por el dolor de identificar lo que queremos, y luego luchar por creer que lo merecemos. Luego, quizá tengamos que experimentar la decepción de pedírselo a alguien y que esa persona nos lo niegue, y después imaginar lo que vamos a hacer a continuación.

A veces, obtener lo que queremos y necesitamos no es tan difícil; lo único que tenemos que hacer es pedirlo.

Podemos acudir a otra persona, o a nuestro Poder Superior, y pedirle lo que necesitamos.

Pero por lo difícil que puede ser a veces obtener lo que queremos y necesitamos, podemos quedar atrapados en el ánimo de creer que siempre será igual de difícil. A veces, por no querer tener una disputa, por tener pavor a luchar, o por miedo, convertimos lo que queremos o necesitamos en algo mucho más difícil de lo que realmente es.

Podemos enojarnos antes de pedirlo, decidiendo que nunca obtendremos lo que queremos, o anticipando la “pelea” que tendremos que soportar. Para cuando hablamos con alguien acerca de lo que queremos, podemos estar ya tan enojados que estemos exigiendo, no pidiendo; así, nuestra ira nos lanza a un juego de poder que no existía excepto en nuestra mente.

O podemos hartarnos tanto que no pedimos, o desperdiciamos mucha más  energía de la necesaria luchando contra nosotros mismos, sólo para descubrir luego que la otra persona, o nuestro Poder Superior, está feliz de darnos lo que queremos.

A veces tenemos que luchar y trabajar, y esperar por lo que queremos y necesitamos. A veces podemos obtenerlo simplemente pidiéndolo o comunicando qué es lo que queremos. Pide. Si la respuesta es no, o no es la que queremos, entonces podremos decidir qué hacer a continuación.

Hoy no provocaré una situación difícil que no existe con otras personas, o con mi Poder Superior, acerca de obtener lo que quiero y necesito. Si hay algo que necesite de alguien, se lo pediré primero, antes de empezar a batallar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: