Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 8


Comida para el pensamiento.

Refleja la luz.

Hemos sido hechos para reflejar la bondad y la luz de nuestro Poder Superior. Para hacerlo, necesitamos estar lo más libres posibles de emociones negativas y del egocentrismo que bloquean la luz de Dios. La luz siempre está aquí. Nuestra labor consiste en liberarnos de los embrollos que nublan nuestra visión.

Nuestro principal medio para permanecer en la luz es abstenernos de la compulsión de comer. Sin una abstinencia estricta, se empañan nuestro pensamiento y nuestras emociones. La luz y el amor de Dios pueden brillar a través de nuestras vidas si estamos físicamente aptos para recibirlos y reflejarlos.

Trabajar los Pasos nos libera de las emociones negativas que bloquean la luz. Al principio, quizá nos preguntábamos cómo era que los Doce Pasos tenían relación con nuestros problemas. A medida que fuimos progresando en el programa, nos dimos cuenta que sin el crecimiento espiritual que éstos promueven, no podríamos abrirnos plenamente a la luz de nuestro Poder Superior.

Prepárame para reflejar Tu luz.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Por algún tiempo volvemos al libro grande ”Alcohólicos Anónimos” y escogemos pasajes de aquí y allá para que pueda llegar a fijarse en nuestras mentes un poco cada vez, día por día, a medida que vamos avanzando. No existe sustituto para la lectura del Libro Grande. Es nuestra ”biblia”. Debemos estudiarlo cuidadosamente y hacer que constituya parte de nosotros mismos. No debemos tratar de cambiar nada de él. Dentro de sus cubiertas se halla la exposición completa del programa de TA. No existe sustituto para él. Debemos estudiarlo con frecuencia.

– ¿He estudiado fielmente el Libro Grande?

Meditación del Día.

Todo en la vida es una fluctuación entre esfuerzo y descanso. Usted necesita de ambos todos los días. Pero el esfuerzo no es verdaderamente efectivo mientras no haya tenido usted primero la preparación adecuada para él, reposando en un tiempo de tranquila meditación. Estos momentos diarios de descanso y meditación le proporcionan la fuerza necesaria para realizar su mejor esfuerzo. Hay días que se pide de usted mucho esfuerzo, y entonces llega un momento en que necesita mucho reposo. No es bueno descansar demasiado tiempo y no es bueno soportar un gran esfuerzo sin reposo por demasiado tiempo. La vida provechosa es el resultado de un equilibrio adecuado entre ambos.

Oración del Día.

Ruego poder estar preparado para hacer el esfuerzo adecuado. Pido poder, también, reconocer la necesidad de descanso.

Reflexión diaria A.A.

“Hicimos una lista ... “

Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido . . .

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 83

Cuando llegué al Octavo Paso, me pregunté cómo podría hacer una lista de todas las cosas que había hecho a otra gente ya que eran tantas personas y algunas de ellas ya no estaban en vida. Algunos de los daños que yo causé no eran muy graves, pero realmente me molestaban. Lo más importante de este Paso era estar dispuesto a hacer lo que fuera necesario para reparar los daños lo mejor que pudiera en ese momento particular. Querer es poder, así es que, si quiero sentirme mejor, tengo que descargar los sentimientos de culpa que tengo. En una mente tranquila no hay sitio para sentimientos de culpabilidad. Yo puedo limpiar mi mente de estos sentimientos con la ayuda de mi Poder Superior, si soy honesto conmigo mismo.

El lenguaje del adiós.

Aprende a decir sí.

Ayer hablamos acerca de aprender a decir no. Hoy hablemos de otra palabra importante: sí. Podemos aprender a decir sí a las cosas que nos hacen sentir bien, a lo que queremos, para nosotros mismos y para los demás. Podemos aprender a decir sí a la diversión. Si a las reuniones, a llamar a un amigo, a pedir ayuda. Podemos aprender a decir sí a las relaciones sanas, a la gente y a las actividades que nos convienen.

Podemos aprender a decir sí a nosotros mismos, a lo que queremos y necesitamos, a nuestros instintos y a la guía de nuestro Poder Superior.

Podemos aprender a decir sí cuando sentimos que es correcto ayudar a alguien. Podemos aprender a decir sí a nuestros sentimientos. Podemos aprender a identificar cuándo necesitamos dar un paseo, tomar una siesta, que nos froten la espalda o comprarnos flores. Podemos aprender a decir sí al trabajo que nos gusta. Podemos aprender a decir sí a todo lo que nos nutre y alimenta. Podemos aprender a decir sí a lo mejor que pueden ofrecernos la vida y el amor.

Hoy diré sí a todo lo que me hace sentir bien y siento que es conveniente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: