Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 4


Comida para el pensamiento.

El tiempo para Dios.

Cuando nos sentimos bajo presión y tememos no tener tiempo suficiente para hacer las cosas que creemos que necesitamos hacer, es conveniente detenernos un momento y pensar que todo el tiempo es de Dios.  Quizá queramos hacer más de lo que deberíamos, del mismo modo que antes queríamos comer más de lo que necesitábamos.  El cambiar la compulsión de comer por una actividad compulsiva no es la solución a nuestro problema.

Entregar nuestras vidas a nuestro Poder Superior al empezar cada día le permite a Él programar lo que vamos a hacer y a qué horas.  Él mejor que nadie conoce nuestras capacidades, y nunca nos da a hacer más de lo que podemos.  Para beneficiarnos de Su guía, necesitamos estar en contacto con lo profundo de nosotros mismos y no dejarnos arrastrar por exigencias externas.

En el pasado, tal vez alternábamos entre periodos de improductividad languidez y súbitos periodos de frenética actividad.  En la medida en que permanezcamos bien físicamente absteniéndonos de comer en forma compulsiva, aprenderemos la moderación y el orden, al tiempo que Dios nos mostrará cómo usar el tiempo que Dios nos mostrará cómo usar el tiempo que Él nos da.

Por favor ordena el tiempo que Tú me das cada día.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En TA ofrecemos una especie de programa, tanto psicológico como espiritual. En primer lugar, el individuo tiene que estar en condiciones de aceptarlo. Tiene que haberse hecho a la idea de que desea dejar de tragar y tiene que estar dispuesto a hacer algo al respecto. Hay que ganar su confianza. Tenemos que demostrarle que somos sus amigos, y que estamos sinceramente deseosos de ayudarle. Cuando hayamos ganado su confianza, nos escuchará. Después, el compañerismo de TA es una especie de terapia de grupo. Un recién llegado necesita la comprensión de otros tragones que han tenido el mismo problema. El individuo tiene que aprender a reeducar su manera de pensar. Tiene que aprender a pensar de modo diferente.

– ¿Hago todo lo que puedo para prestar ayuda mental?

Meditación del Día.

“Y es vida eterna el que puedan conocerte”. Es la corriente de la vida eterna a través del espíritu, la mente y el cuerpo lo que limpia, sana, repara y renueva. Hay que buscar cada día un mayor contacto consciente con Dios. Hay que tener continuamente presente durante el día a Dios. Hay que estar conscientes que su espíritu nos ayudará. Todo lo que se hace sin el espíritu de Dios es pasajero. Todo lo que se hace con el espíritu de Dios es vida eterna.

Oración del Día.

Ruego poder hallarme en la corriente de la vida eterna. Pido que pueda ser purificado y curado por el Espíritu Eterno.

Reflexión diaria A.A.

Semillas de fe.

“La fe es absolutamente necesaria, pero ella sola no basta para nuestro propósito. Porque podemos tener fe y al mismo tiempo dejar a Dios por fuera de nuestras vidas.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 37

Cuando niño continuamente ponía en duda la existencia de Dios. Para un “pensador científico” como yo, ninguna respuesta soportaba una disección completa, hasta que una dama muy paciente me dijo finalmente, “Tú debes tener fe“. Con estas simples palabras se sembraron las semillas de mi recuperación.

Hoy en día, según practico mi recuperación – cortando las malas hierbas del alcoholismo – lentamente voy dejando que esas primeras semillas de fe crezcan y florezcan. Cada día de mi recuperación, de jardinería apasionada, se integra más en mi vida el Poder Superior de mi entendimiento. Mi Dios ha estado siempre conmigo a través de mi fe, pero es mi responsabilidad tener la disposición de aceptar Su presencia. Le pido a Dios que me conceda estar dispuesto a hacer Su voluntad.

El lenguaje del adiós.

Vulnerabilidad.

“He aprendido que cuanto más vulnerable me permito ser, en realidad tengo más control de mí mismo.”

Anónimo

Muchos de nosotros sentimos que sólo podemos mostrar nuestro lado fuerte, confiado. Creemos que la cara que tenemos que mostrarle al mundo debe ser siempre de educación, perfección, calma, fortaleza, control.

Aunque ciertamente es bueno y a menudo apropiado estar bajo control, calmados y fuertes, todos tenemos otro lado, esa parte de nosotros que se siente necesitada, que se asusta, que tiene dudas y que se enoja. Esa parte nuestra que necesita cuidados, amor y que la tranquilicen que las cosas van a salir bien. Expresar estas necesidades nos hace vulnerables y menos que perfectos, pero este lado nuestro también necesita de nuestra aceptación.

Permitirnos a nosotros mismos ser vulnerables nos ayudará a formar relaciones duraderas. Compartir nuestra vulnerabilidad nos ayuda a sentirnos cerca de la gente y ayuda a los demás a sentir cercanía con nosotros. Nos ayuda a crecer en amor propio y en autoaceptación.

Nos ayuda a convertirnos en agentes curativos. Nos permite curarnos y ser accesibles a los demás.

Hoy me permitiré ser vulnerable con los demás cuando sea seguro y apropiado hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: