Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 3


Comida para el pensamiento.

Hablar de corazón.

A través de la membresía de TA nos ofrecemos mutuo apoyo unos a otros. Como creemos que el Poder Superior trabaja a través del grupo, probablemente lo que alguno de nosotros se siente apremiado a decir es justamente lo que otro miembro necesita escuchar.

A veces nos rehusamos a hablar de corazón por miedo a sentirnos avergonzados, sobajados o traicionados.  Estamos tan acostumbrados a enmascarar nuestros verdaderos sentimientos, que a menudo perderemos contacto con ellos.  En TA se nos asegura que lo que digamos será recibido dentro de un clima de aceptación y amor.  No necesitamos tener miedo de revelar lo que está en lo más profundo de nuestro interior.

Es una experiencia curativa pertenecer a un grupo que está dedicado a la comunicación honesta.  Cuando hacemos un intento genuino por describir en qué lugar nos encontramos dentro de nuestro programa, somos recibidos por una respuesta cálida, de apoyo.  Nuestro Poder Superior despeja el camino para que exista una comunicación significativa y amor muto.

Abre nuestros corazones a Ti y a los demás.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En TA tenemos que recordar que estamos ofreciendo algo intangible. Estamos ofreciendo un programa psicológico y espiritual. No estamos ofreciendo un programa médico. Si una persona necesita tratamiento médico, acudimos a un doctor. Si una persona necesita una receta médica, dejamos que el doctor la prescriba. Si una persona necesita tratamiento de hospital, dejamos que el hospital se haga cargo de él. Nuestra labor vital en TA comienza cuando la persona está físicamente capacitada para captarla.

– ¿Estoy dispuesto a dejar a los médicos el cuidado médico?

Meditación del Día.

Cada momento del día que usted dedique a esta nueva forma de vivir es un presente para Dios. Es una ofrenda de cada momento. Aun cuando su deseo de servir a Dios sea sincero, no es fácil entregarle muchos de estos momentos. Las cosas que usted ha proyectado hacer durante el día, ceden su lugar alegremente para que pueda usted llevar a cabo un buen servicio o decir una palabra amable. Si puede usted ver la intención de Dios en muchas situaciones, será más fácil consagrarle muchos momentos de su día. Toda situación tiene dos interpretaciones: la suya propia y la de Dios. Trate de manejar cada situación en la forma que usted crea que Dios desea que la maneje.

Oración del Día.

Ruego poder dedicar a Dios algo de mí diariamente. Pido no emplear todo mi tiempo egoístamente.

Reflexión diaria A.A.

. . . Ser serviciales.

“Nuestro verdadero propósito es ponernos en condiciones para servir al máximo a Dios y a los que nos rodean.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71

Está claro que el plan de Dios para mí se expresa por el amor. Dios me amó lo suficiente como para sacarme de los callejones y de las cárceles para que pudiera participar últimamente en Su mundo. Mi respuesta es amar a todas Sus criaturas por medio del servicio y de mi ejemplo. Le pido a Dios que me ayude a imitar Su amor por mí por medio de mi amor por otros.

El lenguaje del adiós.

Adueñémonos de nuestro poder en las relaciones.

“Mucho de lo que yo llamo mi codependencia es miedo y pánico, porque pasé gran parte de mi vida sintiéndome abusada, atrapada y no sabiendo cómo cuidar de mí misma en mis relaciones.”

Anónimo

No importa por cuánto tiempo nos hayamos estado recuperado, podemos seguir tendiendo a darle nuestro poder a los demás, sean figuras de autoridad, un nuevo amor o una criatura.

Cuando hacemos esto, experimentamos la serie de emociones y de pensamientos que llamamos “la locura codependiente”. Podemos sentirnos enojados, culpables, temerosos, confundidos y obsesionados. Podemos sentirnos dependientes y necesitados o volvernos demasiado controladores y rígidos. Podemos volver a conductas familiares en épocas de estrés. Y para los que tenemos asuntos de codependencia y de hijos adultos de alcohólicos por resolver, las relaciones pueden significar estrés.

No tenemos que quedarnos atascados en nuestra codependencia. No tenemos que avergonzarnos o culparnos a nosotros mismos, o a la otra persona, por nuestro estado. Simplemente necesitamos acordarnos de adueñarnos de nuestro poder.

Practica!  Practica!  Practica a usar tu poder para cuidar de ti mismo, no importa con qué estés lidiando, en donde estés o qué estés haciendo. Esto es lo que significa la recuperación. Esto no significa que tratemos de controlar a los demás; no significa que nos volvamos cáusticos o abusivos. Significa que nos adueñamos de nuestro poder para cuidar de nosotros mismos. El solo pensar en hacer esto puede generar miedo ¡Eso es normal! Cuida de ti mismo, de todas maneras. Las respuestas, y el poder para hacerlo, están dentro de ti ahora.

Empieza hoy. Empieza desde donde estás. Empieza cuidando lo que tú eres, en el momento presente, al máximo de tu capacidad.

Hoy me concentraré en adueñarme de mi poder para cuidar de mí mismo

No dejaré que los miedos, ni un falso sentido de la vergüenza y la culpa, me impidan cuidarme a mí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: