Corriente Independiente de La Laguna

Julio 30


Comida para el pensamiento.

Concéntrate en vivir

Antes de que encontráramos este programa, estábamos obsesionados por la comida y nos preocupaba el comer.  En vez de concentrar nuestras energías en el amor, el trabajo y la recreación, nos inclinábamos por el inadecuado sustituto del comer en exceso.

La abstinencia nos brinda una nueva forma de vivir.  Podemos desarrollar relaciones más satisfactorias con nuestra familia y amigos.  Como hemos tenido el hábito de aislarnos para complacernos con la comida, necesitamos tiempo y esfuerzo para aprender a relacionarnos más de cerca con las personas que amamos.  Para esto también se necesita valor y estar dispuestos a ser abiertos y vulnerables.

En nuestro trabajo tenemos una renovada energía y una mayor capacidad para concentrarnos.  Si antes quizá evitábamos tareas difíciles, ahora tenemos la fuerza y la confianza para desempeñarlas.

Cuando abandonamos la comida como nuestra actividad recreativa favorita, encontramos otras actividades con las que también podíamos disfrutar.  Liberarnos de la esclavitud a la comida y a la grasa nos abre la puerta a todo tipo de nuevas posibilidades.  Comer menos significa vivir más.

Sentimos gratitud por esta vida nueva.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Otro día del que no debemos preocuparnos es el mañana, con sus posibles adversidades, sus cargas, su gran promesa y quizá su pobre resultado. Mañana es algo más allá de nuestro control inmediato. El sol de mañana saldrá, ya sea con esplendor o cubierto por una nube, pero saldrá. Hasta que así sea, no tenemos interés en el mañana, porque todavía no ha nacido.

 ¿Me preocupo todavía demasiado acerca del mañana?

Meditación del Día.

“La fe es la substancia de las cosas esperadas; la evidencia de las cosas no vistas”. Fe no es ver, sino creer. A través de las edades siempre han existido aquellos que obedecieron la visión celestial, no viendo sino creyendo en Dios. Y su fe fue recompensada. En esa misma forma le sucederá a usted. Le sobrevendrán cosas buenas. Usted no puede ver a Dios, pero puede ver los resultados de la fe en las vida humanas, que las ha cambiado de la derrota a la victoria. La gracia de Dios está a disposición de todos los que tienen fe, no viendo, sino creyendo. Con la fe, la vida puede ser victoriosa y feliz.

Oración del Día.

Ruego poder tener fe suficiente para creer sin ver. Pido poder estar satisfecho con los resultados de mi fe.

Reflexión diaria A.A.

Devolverlo.

. . . ha encontrado algo mejor que el oro . . . Puede ser que, de momento, no haya visto que apenas ha arañado un filón inagotable, que le dará dividendos solamente si lo trabaja el resto de su vida e insiste en regalar todo el producto.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 119

Mi parte en la Séptima Tradición significa mucho más que solamente dar dinero para pagar el café. Significa ser aceptado por mí mismo por pertenecer a un grupo. Por primer vez puedo ser responsable porque puedo escoger. Puedo aprender los principios de resolver problemas de mi vida diaria participando en los “negocios” de A.A. Por ser automantenido, puedo devolver a A.A. lo que A.A. me dio a mí. Devolver a A.A. no solamente asegura mi propia sobriedad sino que me permite comprar el seguro de que A.A. estará aquí, para mis nietos.

El lenguaje del adiós.

Acepta la impotencia.

Desde que era niña, he tenido una relación antagónica con una importante parte emocional de mí misma: mis sentimientos.

Constantemente he tratado, ya sea de ignorar, reprimir o forzar mis sentimientos a que se alejen.

He tratado de crear sentimientos no naturales o de forzar a que se alejen sentimientos que estaban presentes.

He negado que estaba enojada, cuando de hecho estaba furiosa. Me he dicho a mí misma que algo estaba mal conmigo por sentirme enojada, cuando la ira era la respuesta razonable y lógica para la situación.

Me he dicho a mí misma que las cosas no me dolían, cuando me dolían muchísimo. Me he contado a mí misma historias tales como “esa persona no tenía la intención de lastimarme”… “el o ella no saben actuar de otra manera”…”necesito ser más comprensiva”. El problemaera que yo ya había sido demasiado comprensiva con la otra persona y no tan comprensiva y compasiva conmigo misma.

Y no sólo he estado en guerra con los sentimientos grandes; he luchado contra todo el aspecto emocional de mí misma. He tratado de usar energía espiritual, energía mental e incluso el agotamiento físico para no sentir lo que necesitaba sentir para estar sana y viva.

No tuve éxito en mis intentos por controlar emociones. El control emocional ha sido una conducta de supervivencia para mí. Puedo darle gracias a esa conducta por ayudarme a atravesar muchos años y situaciones en que no tenía opciones mejores. Pero he aprendido una conducta más sana: acepar mis sentimientos.

Estamos hechos para sentir. Parte de nuestra disfunción es tratar de negar eso o de cambiarlo. Parte de nuestra recuperación significa aprender a dejarnos ir con la corriente de lo que estamos sintiendo y con lo que nuestros sentimientos están tratando de decirnos.

Somos responsables de nuestras conductas, pero no tenemos que controlar nuestros sentimientos. Podemos dejar que se den. Podemos aprender a abrazar, a disfrutar y a experimentar –sentir- nuestra parte emocional.

Hoy dejaré de tratar de forzar y controlar mis emociones. En vez deello, le daré poder y libertad a mi parte emocional.

Anuncios

Comentarios en: "Julio 30" (1)

  1. Gracias por enseñarme que no solo de comida se puede ser Feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: