Corriente Independiente de La Laguna

Junio 30


Comida para el pensamiento.

¡Alabemos a Dios!

Este programa no lo inventamos solos, como tampoco logramos solos la abstinencia.  Nuestra recuperación es un regalo, al igual que la vida.  La luz, el mundo natural, nuestro alimento espiritual, el talento, el amor y la camaradería, todo ello viene de nuestro Poder Superior.  Nuestro papel es recibir, usar, compartir y disfrutar sabiamente las bendiciones que Dios ha derramado sobre nosotros.

Cuando superamos la idea de que podemos hacer todo solos, nos volvemos receptivos a la fuerza dinámica que nos crea y nos sostiene.  Cuando dejamos de ver la vida desde nuestra visión egoísta, empezamos a ver la gloria de Dios.  Cuando ya no somos esclavos de nuestro apetito y del deseo de tener cosas materiales, somos capaces de regocijarnos en nuestro Poder Superior y de compartir nuestro júbilo con quienes nos rodean.

Nuestra recuperación de la compulsión de comer nos convierte en ejemplo del poder de Dios para curar y renovar.  Por todos Sus milagros, lo alabamos.

En Ti hay un gran gozo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Un tragón, durante su tragonismo activo, es incapaz o no está dispuesto a vivir en el presente. El resultado es que vive en un estado de constante remordimiento y de temor a causa de su pasado, o del futuro incierto y sus vagos presentimientos. Por lo tanto, la única esperanza real para el tragón es hacer frente al presente. Ahora es el momento. El ahora es nuestro. El pasado no puede volver. El futuro es tan incierto como la vida misma. Solamente el ahora nos pertenece.

 –  ¿Estoy viviendo yo en el ahora?

Meditación del Día.

Tengo que olvidar el pasado todo lo posible. El pasado ya no me pertenece. Nada puede hacerse sobre el pasado, excepto hacer la reparación que se pueda. Debo deshacerme del peso de mis pasados fracasos. Tengo que ir adelante con fe. Las nubes desaparecerán y se iluminará el camino. La senda se hará menos pedregosa a cada paso que dé hacia adelante. Dios no tiene reproches por nada de lo que Él ha curado. Puedo sanar y ser libre, aún cuando haya destruido mi vida en el pasado hay que recordar las palabras: “Nada te condenó; marcha y no peques más.

 

Oración del Día.

Ruego porque pueda librarme del peso del pasado. Pido poder desprenderme de él, y avanzar con fe.

Reflexión diaria A.A.

Sacrificio – unidad – supervivencia

La unidad, le efectividad y aun la supervivencia de A.A. dependerán siempre de nuestra continuada buena voluntad de sacrificar nuestros deseos y ambiciones personales en pro de la seguridad y bienestar comunes. El sacrificio significa la supervivencia del individuo, así como también significa la unidad y la supervivencia del grupo y de la comunidad entera de A.A.

COMO LO VE BILL, p. 220

 

He llegado a darme cuenta de que tengo que sacrificar algunos de mis rasgos de personalidad para el bien de A.A. y, como resultado, he sido recompensado con muchos presentes. El falso orgullo puede ser inflado por el prestigio pero, viviendo la Tradición Seis, recibo el regalo de la humildad. La cooperación sin afiliación tiene a menudo consecuencias inesperadas. Si no me relaciono con intereses ajenos, soy libre para mantener autónomo a A.A. Entonces la Comunidad estará aquí, sana y fuerte para las generaciones por veni

El lenguaje del adiós.

Acepta el cambio.

Un día, mi madre y yo trabajábamos juntas en el jardín. Estábamos trasplantando unas plantas por tercera vez. Habiendo crecido a partir de una semilla en un bote pequeño, las plantas habían sido transferidas a un bote grande; y luego trasplantadas al jardín.

Ahora, como me estaba mudando de casa, las estábamos trasplantando otra vez.

Siendo inexperta como jardinera, me volví a mi experimentadísima madre.

“¿No les hace daño?”, le pregunté mientras las desenterrábamos y les sacudíamos la tierra de las raíces.

“¿ No les hará daño a estas plantas que se les des enraíce y se les trasplante tantas veces?”,

“Ay, no” respondió mi madre.

“Trasplantarlas no les hace daño. De hecho, es bueno para las que sobreviven. Así es como se les fortalecen las raíces. Sus raíces crecerán en lo profundo, y las plantas se pondrán fuertes.

“A menudo me he sentido como esas pequeñas plantas: desarraigada y boca arriba. A veces he soportado el cambio con buena disposición, a veces con renuencia, pero por lo general mi reacción ha sido una combinación de ambas.

¿No será duro esto para mí?, pregunto ¿No sería mejor que las cosas permanecieran igual? Ahí es cuando me acuerdo de las palabras de mi madre: así es como las raíces crecen en lo profundo y se fortalecen.

Hoy, Dios mío, ayúdame a recordar que durante los tiempos de transición están siendo fortalecidos mi yo y mi fe.

Anuncios

Comentarios en: "Junio 30" (2)

  1. estoy triste porque ya no me envian mensajes los extraño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: