Corriente Independiente de La Laguna

Junio 25


Comida para el pensamiento.

Abstente ahora.

Me abstengo hoy.  Ayer quizá me abstuve, tal vez no.  No prometo nada para mañana, la semana que entra o el año próximo, pero me abstengo hoy.

El aspecto más importante de la abstinencia es la calidad de vida que tenemos cuando la guardamos.  El tiempo que hemos pasado en abstinencia es secundario.  Los días pasados ya se fueron, hayan sido día de abstinencia o de exceso en el comer.  Ahora, en el momento presente, celebro el privilegio de la abstinencia.

No me preocuparé por el tiempo durante el cual seré capaz de mantener la abstinencia.  Lo único con lo que tengo que lidiar es con el ahora.  Muy bien sé cómo serían las cosas si estuviera comiendo en exceso.  Doy gracias por la cordura, la fortaleza y la paz que me da mi Poder Superior cuando me abstengo.  Doy gracias porque puedo continuar a salvo en los límites del ahora y dejar que mi Poder Superior se haga cargo del pasado y del futuro.

Te doy gracias por mi abstinencia de hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Uno de los hechos más alentadores de la vida es que su flaqueza puede llegar a ser su mayor caudal. Las velas de las naves y los aviones se elevan contra el viento. Al trepar una elevada montaña, necesitamos de los despeñaderos pedregosos y de los lugares ásperos para ayudarnos en nuestro ascenso. Así, la flaqueza puede llegar a ser un caudal si se sabe enfrentarse a ella, analizarla y seguir su rastro hasta su origen. Hay que tenerla en el centro del pensamiento. Ninguna flaqueza, como la comida, se transformó jamás en algo positivo hasta que fue debidamente enfrentada primero.

 –  ¿Estoy convirtiendo mi flaqueza en mi mayor caudal?.

Meditación del Día.

Cuando los hombres tratan de venerar a Dios piensan en el gran universo que Dios gobierna, en la creación, en la ley y en el orden todopoderoso que hay en todo el universo. Entonces, los hombres sienten el temor que procede a la veneración. Yo también tengo que sentir temor, sentir el deseo de venerar a Dios con maravillada admiración. Mi pensamiento se encuentra en una caja de tiempo y de espacio, y está formado de tal manera que no puedo concebir lo que se halla más allá del espacio y del tiempo: lo ilimitado y eterno. Pero sé que tiene que haber algo más allá del espacio y el tiempo y que ese algo tiene que ser el ilimitado y eterno Poder que hay detrás del universo. También sé que puedo experimentar ese poder en mi vida.

Oración del Día.

Ruego poder aceptar el Espíritu Ilimitado y Eterno. Pido poder expresarlo a Él en mi vida.

Reflexión diaria A.A.

Una calle de dos sentidos.

Si se lo pedimos, Dios ciertamente perdonará nuestras negligencias. Pero sin nuestra cooperación, en ningún caso nos vuelve blancos como la nieve y nos conserva en esa forma.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 69

 

Cuando yo rezaba, acostumbraba omitir muchas cosas por las cuales necesitaba ser perdonado. Creía que si no mencionaba esas cosas a Dios, El nunca sabría nada de ellas. No sabía que si yo me perdonaba por algunas de mis deudas pasadas Dios también me perdonaría. Siempre se me había enseñado a prepararme para el viaje a través de la vida, sin darme cuenta nunca hasta llegar a A.A. – cuando sinceramente llegué a estar dispuesto a que se me enseñara el perdón y el perdonar – que la vida en sí es el viaje. El viaje de la vida es un viaje feliz, siempre que esté dispuesto a aceptar el cambio y la responsabilidad.

El lenguaje del adiós.

Apartarse.

A veces, para protegernos, nos cerramos a una persona con la cual tenemos una relación. Nuestro cuerpo podrá estar presente, pero nosotros no lo estamos. No estamos en disposición de participar en la relación.

Nos cerramos.

A veces es apropiado y saludable cerrarse en una relación. Podemos legítimamente necesitar estar un tiempo solos.

A veces es autoderrotista cerrarnos en una relación.

Dejar de ser vulnerable, honesto y de estar presente para otra persona puede poner fin a la relación. La otra persona no puede hacer nada en la relación si nosotros nos salimos de ella. Cerrarnos nos hace inaccesibles en esa relación.

Es común pasar por periodos temporales en que nos cerramos dentro de una relación. Pero es enfermizo hacer de esto una práctica corriente. Puede ser una de nuestras artimañas para sabotear nuestras relaciones.

Antes de cerrarnos, necesitamos preguntarnos lo que estamos tratando de lograr al cerrarnos. ¿Necesitamos tiempo para hacer un trato? ¿Para curarnos? ¿Para crecer? ¿Para analizar las cosas? ¿Necesitamos salirnos un tiempo de esta relación? ¿O estamos regresando a nuestras viejas costumbres, escondiéndonos, echando a correr o terminando una relación porque nos da miedo no poder cuidar de nosotros mismos de ninguna otra manera? ¿Necesitamos cerrarnos porque la otra persona en realidad no es segura, es manipuladora, miente, o está actuando adictiva o abusivamente? ¿Nos estamos cerrando porque la otra persona se ha cerrado y ya no queremos estar disponibles para ella? Cerrarnos, encerrarnos en nosotros mismos y retirar nuestra presencia emocional de una relación es una herramienta poderosa.

Necesitamos usarla cuidadosamente y responsablemente. Para lograr intimidad y cercanía en una relación, necesitamos estar emocionalmente presentes. Necesitamos estar disponibles.

Dios mío, ayúdame a estar emocionalmente presente en las relaciones que he elegido tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: