Corriente Independiente de La Laguna

Junio 24


Comida para el pensamiento.

Un programa para vivir

El programa TA hace mucho más que promover nuestra recuperación de la compulsión de comer, por más esencial que esto sea.  Esto nos da estructura en nuestra vida diaria.  Antes de llegar a TA, buscábamos ilusiones y nos desesperábamos cuando éstas nos decepcionaban.  Ahora tenemos un plan concreto de acción para vivir una vida más rica, más plena.

Hemos encontrado amigos afines a nosotros que nos ayudan y alientan.  En vez de aislarnos y consumir, estamos experimentando la camaradería del compartir. Descubrimos que entre más contribuimos con TA, más obtenemos de  ella.

Practicar los Doce Pasos involucra todos los aspectos de nuestra vida.  No podemos ser honestos en nuestro esfuerzo por seguir este programa sin ser honestos en todos nuestros asuntos.  Lo que aprendemos de nosotros mismos en TA lo podemos aplicar también a otras actividades.  Comíamos de manera compulsiva porque no sabíamos cómo manejar el resto de nuestra vida.  A medida que nos preparamos mejor para la vida a través de la guía de nuestro Poder superior nos recuperamos de nuestra enfermedad.

Señor, bendice nuestro programa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La comida es nuestra debilidad. El origen de nuestro tragonismo puede ser atribuido en gran parte a nuestras emociones inestables. Sufrimos de conflictos mentales de los que buscamos escapar ahogando nuestros problemas en la comida. Tratamos, a través de la comida, de huir de las realidades de la vida. Pero la comida en exceso no alimenta, no construye, únicamente vive a cuenta del futuro y, en definitiva, lo destruye. Tratamos de ahogar nuestros sentimientos con objeto de escapar de las realidades de la vida, dándonos escasa cuenta o preocupándonos poco de que con el continuo tragar no estamos sino multiplicando nuestros problemas.

 –  ¿He obtenido yo el control sobre mis inestables emociones?.

Meditación del Día.

Cuando permito que los incidentes personales y los resentimientos interfieran con lo que yo sé que es mi conducta adecuada, voy por el camino errado y estoy deshaciendo todo lo que he levantado mediante una manera justa de ser. Jamás debo permitir que los incidentes personales interfieran con la manera de vivir que sé Dios desea que siga. Cuando no tenga una clara orientación de Dios, he de seguir adelante tranquilamente por la senda del deber. La actitud de tranquila fe recibirá su recompensa tan seguramente como la actuación basada en la directa orientación de Dios. No tengo que debilitar mi fuerza espiritual permitiendo que me trastornen los incidentes individuales.

Oración del Día.

Ruego poder no llegar a estar demasiado trastornado. Pido poder seguir adelante con la tranquilidad, por la senda que he escogido.

Reflexión diaria A.A.

Un jardín de infancia espiritual

No dirigimos sino un jardín de infancia espiritual, en el que se hace posible a los borrachos superar la bebida y encontrar la gracia para vivir de mejor manera.

COMO LO VE BILL, p. 95

 

Cuando llegué a A.A. estaba agotado por la botella y quería perder mi obsesión por la bebida, pero realmente no sabía cómo hacerlo. Decidí quedarme el tiempo suficiente para aprender de los que me habían precedido. ¡De repente estaba pensando en Dios! Se me dijo que encontrara un Poder Superior y yo no tenía idea de cómo sería éste. Descubrí que hay muchos Poderes Superiores. Se me dijo que encontrara a Dios como yo lo concibo, que en A.A. no había doctrina sobre la Divinidad. Encontré lo que me daba resultados y luego le pedí a ese Poder Superior que me devolviera mi sano juicio. Se me quitó la obsesión de beber y – un día a la vez – mi vida continúa y he aprendido a vivir sobrio.

El lenguaje del adiós.

Desapego.

El desapego no se da de manera natural para muchos de nosotros. Pero una vez que nos damos cuenta del valor de este principio de recuperación, comprendemos cuán vital es el desapego. La siguiente historia ilustra cómo una mujer llegó a comprender el desapego.

“La primera vez que practiqué el desapego fue cuando solté a mi marido alcohólico. Había estado bebiendo desde hacía siete años, desde que me casé con él. Durante todo ese largo tiempo, estuve negando su alcoholismo y tratando de que dejara de beber.

Hice cosas indignantes para que dejara de beber, para hacerlo ver la luz, para que se diera cuenta de cuánto me estaba lastimando. Realmente pensaba que estaba haciendo lo correcto al tratar de controlarlo.

Una noche vi las cosas claramente. Me di cuenta que mis intentos por controlarlo nunca resolverían el problema. También vi que mi vida era ingobernable. No podría obligarlo a hacer nada que él no quisiera. Su alcoholismo me estaba controlando, aunque yo no bebía.

Lo dejé en libertad para que hiciera lo que quisiera. La verdad es que de todas maneras él hacía lo que quería. Las cosas cambiaron la noche en que me desapegué. El lo percibió, y yo también. Cuando lo deje en libertad, me liberé yo misma para vivir mi propia vida.

Desde entonces he tenido que practicar muchas veces el principio del desapego. He tenido que desapegarme de gente enferma y de gente sana. Nunca me ha fallado. El desapego funciona”.

El desapego es un regalo. Se nos dará cuando estemos listos para ello. Cuando dejemos a la otra persona en libertad, nos liberamos nosotros.

Hoy, cuando sea posible, me desapegaré con amor.

Anuncios

Comentarios en: "Junio 24" (1)

  1. gracias por la reflexion, Dios los bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: