Corriente Independiente de La Laguna

Junio 17


Comida para el pensamiento.

Conflictos

Estar vivos es tener conflictos.  Tenemos desacuerdos con otras personas y conflictos con nosotros mismos.  Con frecuencia, las cosas que queremos son mutuamente excluyentes, por ejemplo, más dinero y más tiempo libre, más comida y menos kilos.

Nuestro Poder Superior no nos promete liberarnos de los conflictos, por lo menos, no en esta vida.  Como todos los organismos vivos, luchamos con fuerzas que se oponen.  A menudo, nuestra forma excesiva de comer es un intento por escapar de los conflictos que deberíamos afrontar.  A veces necesitamos ser más asertivos con los que nos rodean en vez de tratar en vano de suprimir con comida una justificada indignación.  Hay veces en que necesitamos luchar por lo que legítimamente nos corresponde.

No siempre podemos resolver nuestros conflictos internos sin haber librado una larga y penosa batalla.  Con frecuencia se necesitan tiempo y madurez para apreciar un problema en su justa perspectiva.  Con algunos problemas tenemos que luchar mientras vivamos.  Tener fe en la luz,  aunque no podamos verla, hace soportable nuestra oscuridad.

Señor, ilumina nuestras tinieblas.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Nosotros en TA tenemos el privilegio de vivir dos vidas durante el transcurso de una. Una vida de tragones activos, fracaso y derrota. Después, a través de TA, otra vida de abstinencia, tranquilidad de pensamiento y servicio. Los que estamos recuperándonos hemos alcanzando la abstinencia, somos milagros modernos y estamos viviendo un tiempo extra que se nos ha concedido. Algunos de nosotros podríamos haber estado muertos hace mucho tiempo. Pero se nos ha bridado otra oportunidad para vivir.

 –  ¿Tengo una deuda de gratitud con TA que no podré pagar mientras viva?.

Meditación del Día.

Pensando en Dios con amor y veneración se aleja el mal. Ese es el pensamiento ante el cual huyen las huestes del mal. El pensamiento de un Poder Superior es la llamada a una tabla salvadora que nos rescata de la tentación. El pensamiento de Dios desvanece la soledad y disipa la tristeza. Da lugar a la ayuda para vencer los defectos. Hay que pensar en Dios tan a menudo como sea posible. Hay que utilizar ese pensamiento en forma suplicante y con buen propósito. Apartará los pensamientos de las cosas materiales y los encauzará hacia las cosas espirituales que hace de la vida digna de vivirse.

Oración del Día.

Ruego poder pensar en Dios con frecuencia. Pido poder descansar con tranquilidad ante el pensamiento de amor y cuidado.

Reflexión diaria A.A.

“En lo más profundo de nosotros mismos”

Encontramos la Gran Realidad en lo más profundo de nosotros mismos. En última instancia, solamente allí es donde El puede ser encontrado . . (busca) diligentemente dentro de ti mismo . . . Con esta actitud, no puedes fallar. El conocimiento consciente de tu creencia te llegará con seguridad.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 51-52

 

Yo busqué ayuda de A.A. desde las profundidades de la soledad, de la depresión y de la desesperación. Según iba recuperándome y enfrentándome al vacío y la ruina de mi vida, empecé a abrirme a la posibilidad de sanar que la recuperación ofrece por medio del programa de A.A. Asistiendo a las reuniones, manteniéndome sobrio y practicando los Pasos, tuve la oportunidad de escuchar con creciente atención a las profundidades de mi alma. Con esperanza y gratitud esperé diariamente esa creencia segura y amor constante que tanto deseaba en mi vida. En este proceso encontré a mi Dios como yo lo concibo.

El lenguaje del adiós.

Sometimiento.

Aprende las lecciones de tus circunstancias actuales.

No tenemos que ir hacia delante resistiendo lo que es indeseable en nuestra vida hoy. Adelantamos, crecemos, cambiamos a través de la aceptación.

La evitación no es la clave; es el sometimiento lo que abre las puertas.

Escucha esta verdad: todos estamos en nuestras circunstancias actuales por una razón. Hay una lección, una valiosa lección, que debemos aprender antes de poder seguir adelante.

Algo importante está obrando en nosotros y en los que nos rodean.

Quizá no lo identifiquemos hoy, pero podemos saber que es importante. Podemos saber que es bueno.

Vence no por la fuerza, sino por el sometimiento. La batalla se libra, y se gana, en nuestro interior. Debemos librarla hasta que aprendamos, hasta que aceptemos, hasta que sintamos gratitud, hasta que nos libremos.

Hoy estaré abierto a las lecciones de mis circunstancias actuales, no tengo que etiquetar, saber o entender lo que estoy aprendiendo; a su tiempo lo veré claramente. Para hoy, la confianza y la gratitud bastan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: