Corriente Independiente de La Laguna

Junio 11


Comida para el pensamiento.

Nuestra manta protectora

Volvemos hacia la comida cuando sentimos miedo, es una tendencia que muchos de nosotros compartimos.  Al igual que cuando de pequeños nuestra madre nos alimentaba infundiéndonos seguridad, así los tragones buscamos algo de comer cuando sentimos ansiedad o miedo.  Cuando la ansiedad no desaparece, comemos más.

La necesidad de seguridad es básica para todos nosotros.  Desafortunadamente, la buscamos en lugares equivocados.  Una fortaleza de grasa no es gran protección contra las heridas y peligros a los que somos vulnerables como seres humanos.  Comer en exceso no nos mantiene a salvo de amenazas reales o imaginarias.

Necesitamos aceptar el hecho de que no existe  la seguridad  absoluta.  Todos somos mortales y estamos expuestos al peligro y a la destrucción.  Paradójicamente, nuestra seguridad consiste en poner nuestras vidas al cuidado de nuestro Poder Superior.  Cuando sentimos seguridad al estar centrados en Él, tenemos el valor para asumir riesgos y dejar nuestras viejas mantas protectoras.

Confío en que Tú me cuidarás, Señor.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Los tragones tenemos que creer en un Poder Superior a nosotros mismos. Sí tenemos que creer en Dios. No creer en un Poder superior nos lleva al ateísmo. El ateísmo, ya se ha dicho antes, es la fe ciega en la extraña proposición en que este universo tuvo su origen en la nada, y se mueve desesperadamente hacia ninguna parte. Esto es prácticamente imposible de creer. Así, acudimos a aquel Divino Principio del Universo al que llamamos Dios.

 –  ¿He dejado de tratar de gobernar mi propia vida?.

Meditación del Día.

“Señor, te damos gracias por el inmenso don de la paz, esa paz que escapa de todo conocimiento, esa paz que el mundo no puede dar ni quitar.

Esa es la paz que solamente Dios puede dar en medio de un mundo agitado y rodeado de problemas y dificultades. Conocer esa paz es haber recibido la imagen del reino de Dios. Cuando se ha ganado esa paz, se está capacitado para juzgar entre los falsos y verdaderos valores, entre los valores del reino de Dios y los valores de todo lo que el mundo tiene que ofrecer.

Oración del Día.

Ruego porque hoy pueda tener paz interior. Pido porque hoy pueda estar en paz conmigo mismo.

Reflexión diaria A.A.

Obligaciones familiares

. . . un desarrollo espiritual que no incluya . . . obligaciones con la familia no puede ser tan perfecto.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 119

 

Puede que esté haciendo progresos en el programa – aplicándolo en las reuniones, en el trabajo y en las actividades de servicio – y mientras tanto las cosas se estén desbaratando en casa. Espero que mis seres queridos lo entiendan, pero no pueden. Espero que ellos vean y aprecien mi progreso, pero no lo hacen – a menos que yo se lo haga ver. ¿Ignoro sus necesidades y deseos de tener mi atención y mi interés?. ¿Soy irritable y aburrido cuando estoy con ellos? ¿Son mis “reparaciones” sólo un “lo siento” mascullando, o tienen la forma de paciencia y tolerancia? ¿Les sermoneo tratando de reformarlos o “arreglarlos”? ¿He hecho una verdadera limpieza de casa con ellos?. “La vida espiritual no es una teoría. Tenemos que practicarla”. (Alcohólicos Anónimos, p. 77).

El lenguaje del adiós.

Vayamos hacia delante.

Por mucho que nos gustara, no podríamos traer a todo el mundo con nosotros en este viaje llamado recuperación. No estamos siendo desleales al permitirnos seguir adelante. No tenemos por qué esperar a que los que amamos decidan cambiar también.

A veces necesitamos darnos a nosotros mismos permiso para crecer, aunque la gente que amemos no esté lista para cambiar. Podemos necesitar incluso dejar atrás a la gente en su disfunción o en su sufrimiento porque no podemos recuperarnos por ella. No necesitamos sufrir con ella.

No sirve de nada.

No nos sirve de nada quedarnos atascados porque alguien que amamos está atascado. El potencial para ayudar a los demás es mucho mayor cuando nos desapegamos, trabajamos en nosotros mismos y dejamos de tratar de forzar a los demás a que cambien junto con nosotros.

Cambiar nosotros mismos, permitirnos crecer mientras otros buscan su propio camino, es como tenemos el impacto más benéfico sobre la gente que amamos. Nosotros somos responsables de nosotros mismos.

Ellos son responsables de ellos. Los dejamos ir y nos dejamos crecer a nosotros.

Hoy afirmaré que es mi derecho crecer y cambiar, aunque alguien a quien ame pueda no estar creciendo y cambiando junto conmigo.

Anuncios

Comentarios en: "Junio 11" (1)

  1. nora rosas dijo:

    gracias mil por enviarme sus pensamientos del dia dios los bendigay nos ayude a seguir con esteplan de alimentacion bay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: