Corriente Independiente de La Laguna

Junio 7


Comida para el pensamiento.

Perfeccionismo

Parte de la reducción del ego necesaria para nuestra recuperación es el hecho de aceptar que nos somos perfectos ni lo seremos nunca. El perfeccionismo impide la recuperación, porque impone metas imposibles, irreales, que son garantía de fracaso.  Si no pensamos que tenemos que ser perfectos, podemos entonces aceptar nuestras fallas como experiencias de aprendizaje y estar dispuestos a tratar de nuevo.

El tener una profunda amistad con nuestro Poder Superior es un buen seguro contra el perfeccionismo.  Llegamos a creer que Él nos acepta y nos ama como somos, lo que nos da el valor y la humildad para aceptarnos a nosotros mismos.

No somos perfectos, pero estamos creciendo interiormente.  A pesar de nuestras flaquezas, podemos servir a los demás de acuerdo con el plan que Dios tiene para nuestra propia vida. Aceptar nuestras limitaciones nos hace más tolerantes a las faltas y debilidades de quienes nos rodean.  Juntos progresamos.

Doy gracias, porque no necesito ser perfecto.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El tragonismo es una enfermedad progresiva. Pasamos por tres etapas: la del tragón  social, la del tragón problema y la del tragón crónico. Acabamos por caer con los médicos y hospitales. Con el tiempo, perdemos nuestros hogares, nuestras familias y el respecto a nosotros mismos. Sí, el tragonismo es una enfermedad progresiva y sólo se tienen tres opciones con él: el manicomio, la tumba o la total abstinencia.

 –  ¿Elegiré no dar el primer bocado compulsivo?.

Meditación del Día.

No solamente se puede vivir una vida nueva, sino también se puede progresar en gracia, en fuerza y en belleza de espíritu. Hay que caminar siempre hacia delante y mirar hacia arriba, de acuerdo con los más elevados valores espirituales. En el mundo animal, la forma del animal cambia para que pueda conseguir lo que le agrada como alimento. El carácter cambia a medida que se avanza en los valores del espíritu, como son la belleza, el amor, la sinceridad, la integridad y el altruismo. Persiguiendo estos valores, la naturaleza entera llega a transformarse de tal manera que se es más receptivo para mejor deleitarse con la maravilla de la vida plena.

Oración del Día.

Ruego poder caminar hacia delante y mirar hacia arriba. Pido que mi carácter pueda transformarse con la consecución de los valores del espíritu.

Reflexión diaria A.A.

Esperanza a largo plazo

Puesto que la mayoría de nosotros nace con una abundancia de deseos naturales, no es de extrañar que frecuentemente dejemos que éstos se excedan de su propósito. cuando nos conducen ciegamente, o exigimos en forma voluntariosa que nos proporcionen más satisfacciones o placeres de los que son posibles o debidos, ese es el punto en el cual nos apartamos del grado de perfección que Dios desea para nosotros aquí en la tierra. Esta es la medida de nuestros defectos de carácter, o, si se quiere, de nuestros pecados.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 68-69

 

Aquí nace la esperanza a largo plazo y se obtiene la perspectiva de la naturaleza de mi enfermedad y el camino de mi recuperación. La belleza de A.A. está en saber que mi vida irá mejorando con la ayuda de Dios. El viaje en A.A. se hace más fructífero, el conocimiento se convierte en verdad, los sueños se hacen realidad – y el hoy es para siempre.

Al entrar en la luz de A.A., mi corazón se llena de la presencia de Dios.

El lenguaje del adiós.

En órbita.

No importa que ellos se estén haciendo daño a ellos mismos. No importa que nosotros podríamos ayudarlos si tan solo nos escucharan y cooperaran con nosotros. NO IMPORTA, NO IMPORTA, NO IMPORTA, NO IMPORTA.

Ya no seas codependiente.

 

Creo que puedo hacerlo cambiar. Nadie lo ha amado y lo ha apreciado realmente antes. Yo seré quien lo haga, y entonces él cambiará…

Ella nunca ha estado antes con nadie en quien se pueda confiar. Yo demostré lo digno de confianza que soy, y entonces ella será capaz de amar… nadie antes ha sido capaz de llegar hasta ella, de conquistarla. Yo seré quien lo haga…. Nadie le ha dado realmente a él una oportunidad… Nadie antes ha creído realmente en él.

Estas son señales de advertencia. Luces rojas. Banderas rojas. De hecho, si estuviéramos teniendo estos pensamientos, necesitarían ser señales de alto.

Si nos hemos enganchado en creer que de alguna manera nosotros seremos aquél que marque la diferencia en la vida de alguien, si estamos tratando de probar lo buenos que podemos ser para alguien, podemos estar en un lío.

Esto es un juego. Un engaño. No funcionará. Nos volverá locos.

Podemos confiar en ello. No estamos viendo las cosas claramente.

Algo nos está pasando a nosotros. Será contraproducente.

Podremos ser “la persona” correcta, la que acabará de víctima.

El patrón de pensamiento en su totalidad destila codependencia, destila no ser responsable de uno mismo, destila victimización. Cada persona necesita hacer su propio trabajo.

Nadie en el pasado lo comprendió realmente… Nadie ha visto en ella lo que yo veo… Es un artificio. Nos dispone a dejar de prestarnos atención a nosotros mismos al tiempo que nos concentramos demasiado en la otra persona. Nos aleja de nuestro sendero y a menudo nos pone en órbita.

Nadie lo ha apreciado lo suficiente… Nadie ha sido suficientemente bueno con ella o ha hecho por ella lo que yo puedo hacer… Es un rescate. Es una jugada de un juego, de un juego que no tenemos porqué jugar. No tenemos que probar que nosotros somos la persona. Si salimos a enseñarle a la gente que somos lo mejor que alguna vez le ha sucedido, puede ser tiempo de que veamos si ellos son lo mejor que alguna vez nos ha ocurrido.

No hemos sido asignados como ángel guardián, ni como madrina o padrino, o “el que lo hará”.

La ayuda, el apoyo y el aliento que verdaderamente benefician a los demás y a nosotros mismos surge de una manera natural. Déjalos surgir.

Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de satisfacer retos disfuncionales en mis relaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: