Corriente Independiente de La Laguna

Junio 5


Comida para el pensamiento.

Los buenos espíritus

Muchos descubrimos que para sostener la abstinencia necesitamos evitar el alcohol, así como el azúcar y las harinas refinadas.  Es sorprendente la similitud que hay entre la compulsión de comer y el alcoholismo.  Con frecuencia, los alcohólicos son tragones y viceversa.

Tanto el alcohol como el azúcar provocan un bienestar artificial que, para que se mantenga, necesita cada vez más cantidad de la sustancia adictiva.  Tanto la comida como la bebida pueden usarse como un escape para fugarse de las realidades desagradables de la vida, y el abuso de ambos implica defectos de caracteres similares.

Los espíritus que se encuentran en el alcohol y en el azúcar nos derrotan. No hay sustituto para la fe en un Poder Superior, y la paz y la alegría que nos da la fe.  El alcohol distorsiona nuestra percepción de la realidad y con el tiempo actúa como un depresor.  El Espíritu de Dios en nuestro corazón aclara nuestro entendimiento y nos proporciona  entusiasmo y un júbilo profundo.

Señor, necesito Tu Espíritu.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Los tragones somos afortunados por vivir en un momento y en una época en los que existe TA. Antes de que TA cobrara existencia, había poca esperanza para el tragón. TA es un gran reconstructor del naufragio humano. Recoge a un ser humano cuyo problema de personalidad se manifiesta en el tragonismo y le ofrece un programa que, si está dispuesto a aceptarlo, le permite no sólo lograr la abstinencia, sino también encontrar una mejor forma de vivir.

 –  ¿He hallado yo una mejor forma de vivir?

Meditación del Día.

Muy calladamente, Dios habla a través de los pensamientos y sentimientos. Hay que escuchar la voz Divina que se manifiesta en la conciencia. Hay que atenderla, y no habrá que arrepentirse por los resultados. Hay que escuchar esa tenue voz, y los cansados nervios hallarán reposo. La voz Divina llega tanto en forma de energía como en forma de tranquilidad. La fortaleza moral deriva su efectividad de la fuerza que llega cuando pacientemente se escucha la tenue voz de Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda escuchar la tenue voz y leve voz de Dios. Pido poder obedecer los dictados de mi conciencia.

Reflexión diaria A.A.

¿Completamente listo?

“Este es el Paso que separa a los hombres de los muchachos” . . . la diferencia entre “muchachos y hombres” es la diferencia entre esforzarse por un objetivo determinado por nosotros mismos, o esforzarse por el objetivo perfecto que es Dios . . . Se sugiere que deberíamos estar enteramente dispuestos a aspirar a la perfección . . . En el momento en que decimos, “¡No, nunca!” nuestras mentes se cierran a la gracia de Dios . . . Este es el punto exacto en el cual abandonamos los objetivos limitados, y nos encaminamos hacia la voluntad que Dios ha dispuesto para nosotros.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 67-72-73

 

¿Estoy completamente listo a que Dios me libre de estos defectos de carácter? ¿Reconozco por fin que yo no puedo salvarme por mí mismo? He llegado a creer que no puedo. Si soy incapaz, si mis mejores intenciones resultan mal, si mis deseos son motivados por mi egoísmo y si mi conocimiento y voluntad son limitados – entonces estoy listo a abrazar la voluntad de Dios para mi vida.

El lenguaje del adiós.

Combatamos la vergüenza.

La vergüenza puede refrenarnos, oprimirnos y mantenernos mirándonos los pies.

Más allá de la codependencia.

 

Cuidado con la vergüenza.

Muchos sistemas y mucha gente destilan vergüenza. Son controlados por la vergüenza y pueden querer que nosotros les hagamos el juego.

Pueden tener la esperanza de engancharnos y controlarnos por medio de la vergüenza.

No tenemos por qué caer en su vergüenza. En vez de ello, tomaremos los sentimientos agradables: auto aceptación, amor y solicitud.

Las conductas compulsivas, las conductas sexualmente adictivas, el comer en exceso, el abuso de sustancias químicas y la conducta adictiva de apostar son conductas basadas en la vergüenza. Si participamos en ellas, nos sentiremos avergonzados. Es inevitable.

Necesitamos vigilar las conductas adictivas y otras conductas compulsivas porque nos sumergen en la vergüenza.

Nuestro pasado, y el lavado de cerebro que podemos haber sufrido y que nos impuso esa “vergüenza original”, pueden tratar de avergonzarnos. Esto puede suceder cuando estemos completamente solos, al ir caminado por el supermercado o cuando estemos viviendo nuestra vida calladamente. No pienses…No sientas…No cambies ni crezcas… No estés vivo. No vivas la vida. ¡Avergüénzate!

Acaba ya con la vergüenza. Atácala. Declárale la guerra.

Aprende a reconocerla y a evitarla como a una plaga.

Hoy rehusaré deliberadamente quedar atrapado en la vergüenza que va flotando por el mundo. Si no puedo resistirla, la sentiré, la aceptaré y luego la desecharé tan pronto como sea posible. Dios mío, ayúdame a saber que está bien que me ame a mí mismo y ayúdame a rehusar someterme a la vergüenza. Si me salgo de mi curso, ayúdame a aprender a cambiar la vergüenza por sentimientos de culpa, a corregir la conducta y a seguir adelante con mi vida en un estado inmediato de amor propio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: