Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para junio, 2014

Junio 30


Comida para el pensamiento.

¡Alabemos a Dios!

Este programa no lo inventamos solos, como tampoco logramos solos la abstinencia.  Nuestra recuperación es un regalo, al igual que la vida.  La luz, el mundo natural, nuestro alimento espiritual, el talento, el amor y la camaradería, todo ello viene de nuestro Poder Superior.  Nuestro papel es recibir, usar, compartir y disfrutar sabiamente las bendiciones que Dios ha derramado sobre nosotros.

Cuando superamos la idea de que podemos hacer todo solos, nos volvemos receptivos a la fuerza dinámica que nos crea y nos sostiene.  Cuando dejamos de ver la vida desde nuestra visión egoísta, empezamos a ver la gloria de Dios.  Cuando ya no somos esclavos de nuestro apetito y del deseo de tener cosas materiales, somos capaces de regocijarnos en nuestro Poder Superior y de compartir nuestro júbilo con quienes nos rodean.

Nuestra recuperación de la compulsión de comer nos convierte en ejemplo del poder de Dios para curar y renovar.  Por todos Sus milagros, lo alabamos.

En Ti hay un gran gozo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Un tragón, durante su tragonismo activo, es incapaz o no está dispuesto a vivir en el presente. El resultado es que vive en un estado de constante remordimiento y de temor a causa de su pasado, o del futuro incierto y sus vagos presentimientos. Por lo tanto, la única esperanza real para el tragón es hacer frente al presente. Ahora es el momento. El ahora es nuestro. El pasado no puede volver. El futuro es tan incierto como la vida misma. Solamente el ahora nos pertenece.

 –  ¿Estoy viviendo yo en el ahora?

Meditación del Día.

Tengo que olvidar el pasado todo lo posible. El pasado ya no me pertenece. Nada puede hacerse sobre el pasado, excepto hacer la reparación que se pueda. Debo deshacerme del peso de mis pasados fracasos. Tengo que ir adelante con fe. Las nubes desaparecerán y se iluminará el camino. La senda se hará menos pedregosa a cada paso que dé hacia adelante. Dios no tiene reproches por nada de lo que Él ha curado. Puedo sanar y ser libre, aún cuando haya destruido mi vida en el pasado hay que recordar las palabras: “Nada te condenó; marcha y no peques más.

 

Oración del Día.

Ruego porque pueda librarme del peso del pasado. Pido poder desprenderme de él, y avanzar con fe.

Reflexión diaria A.A.

Sacrificio – unidad – supervivencia

La unidad, le efectividad y aun la supervivencia de A.A. dependerán siempre de nuestra continuada buena voluntad de sacrificar nuestros deseos y ambiciones personales en pro de la seguridad y bienestar comunes. El sacrificio significa la supervivencia del individuo, así como también significa la unidad y la supervivencia del grupo y de la comunidad entera de A.A.

COMO LO VE BILL, p. 220

 

He llegado a darme cuenta de que tengo que sacrificar algunos de mis rasgos de personalidad para el bien de A.A. y, como resultado, he sido recompensado con muchos presentes. El falso orgullo puede ser inflado por el prestigio pero, viviendo la Tradición Seis, recibo el regalo de la humildad. La cooperación sin afiliación tiene a menudo consecuencias inesperadas. Si no me relaciono con intereses ajenos, soy libre para mantener autónomo a A.A. Entonces la Comunidad estará aquí, sana y fuerte para las generaciones por veni

El lenguaje del adiós.

Acepta el cambio.

Un día, mi madre y yo trabajábamos juntas en el jardín. Estábamos trasplantando unas plantas por tercera vez. Habiendo crecido a partir de una semilla en un bote pequeño, las plantas habían sido transferidas a un bote grande; y luego trasplantadas al jardín.

Ahora, como me estaba mudando de casa, las estábamos trasplantando otra vez.

Siendo inexperta como jardinera, me volví a mi experimentadísima madre.

“¿No les hace daño?”, le pregunté mientras las desenterrábamos y les sacudíamos la tierra de las raíces.

“¿ No les hará daño a estas plantas que se les des enraíce y se les trasplante tantas veces?”,

“Ay, no” respondió mi madre.

“Trasplantarlas no les hace daño. De hecho, es bueno para las que sobreviven. Así es como se les fortalecen las raíces. Sus raíces crecerán en lo profundo, y las plantas se pondrán fuertes.

“A menudo me he sentido como esas pequeñas plantas: desarraigada y boca arriba. A veces he soportado el cambio con buena disposición, a veces con renuencia, pero por lo general mi reacción ha sido una combinación de ambas.

¿No será duro esto para mí?, pregunto ¿No sería mejor que las cosas permanecieran igual? Ahí es cuando me acuerdo de las palabras de mi madre: así es como las raíces crecen en lo profundo y se fortalecen.

Hoy, Dios mío, ayúdame a recordar que durante los tiempos de transición están siendo fortalecidos mi yo y mi fe.

Junio 29


Comida para el pensamiento.

La alegría de abstenerse

Para alguien que ha sufrido la angustia física, emocional y espiritual de la compulsión de comer, abstenerse no es una restricción sino un alivio.  Nos aliviamos de la indigestión, del letargo, de la grasa y del tormento de un antojo que nunca se satisface.

Si solamente pensamos en los aspectos negativos de la abstinencia, por ejemplo, en los alimentos que no podemos comer, nos sentiremos infelices.  Si seguimos concentrados en la comida, en vez de en la vida y el espíritu, nos resultará difícil la abstinencia. El programa TA nos da un nuevo sistema de prioridad y nos abre la puerta a una nueva vida si estamos dispuestos a dejar fuera nuestra preocupación por la comida y entramos de lleno en ella.

Es bueno sentirnos llenos de energía y no llenos de comida.  Es satisfactorio descubrir nuevas maneras de dar.  Hay un gozo profundo en el crecimiento espiritual que logramos día con día.  Todas esas alegrías son producto de la abstinencia.

Damos gracias por las alegrías de la abstinencia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El programa de Tragones Anónimos implica un esfuerzo continuo de mejoramiento. No puede haber un largo período de descanso. Tenemos que tratar de trabajar en él en todo momento. Debemos tener en el pensamiento continuamente que un programa que no puede medirse en años, porque un tragón nunca logra cumplirlo a la perfección, ni se cura jamás. El tragonismo es tan sólo “arrestado” mediante el diario vivir del programa. En todo sentido, es un programa infinito. Lo vivimos día a día, o más exactamente, momento a momento; ahora.

 –  ¿Estoy siempre esforzándome por mejorar?

Meditación del Día.

Toda la vida es una preparación para algo mejor por venir. Dios tiene un plan para cada cual y para su vida, y se realizará si se trata de cumplir su voluntad. Dios tiene proyectadas cosas para cada quien, mucho más allá de lo que pueden imaginarse ahora. Pero hay que prepararse para estar dispuesto a recibir esas cosas mejores que vendrán. Ahora es el momento de usar la disciplina y entrar en oración. El momento de la expresión llegará más tarde. La vida puede inundarse de júbilo y alegría aquí y allá. Por eso, hay que prepararse para esas cosas mejores por venir.

Oración del Día.

Ruego porque pueda prepararme para las cosas mejores que Dios me tiene destinadas. Pido poder confiar en Dios para el futuro.

Reflexión diaria A.A.

Un efecto de onda

Habiendo aprendido a vivir en medio de la felicidad, les enseñaríamos a todos el camino . . . Sí, los miembros de A.A. soñábamos esos sueños. Y era natural, pues la mayoría de los alcohólicos somos idealistas en bancarrota . . . Porque, entonces, no podíamos compartir nuestro modo de vivir con todos los demás.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 164

 

El gran descubrimiento de la sobriedad me llevó a sentir la necesidad de divulgar las “buenas nuevas” al mundo de mi alrededor. Regresaron los grandioso pensamientos de mis días de bebedor. Más tarde, me di cuenta de que concentrarme en mi propia recuperación era un proceso de plena dedicación. A medida que me iba convirtiendo en un ciudadano sobrio de este mundo, observaba un efecto de onda el cual, sin ningún esfuerzo consciente de mi parte, alcanzaba cualquier “entidad allegada o empresa ajena”, sin desviarme de mi propósito primordial de mantenerme sobrio y ayudar a otros alcohólicos a lograr la sobriedad.

El lenguaje del adiós.

La voluntad de Dios.

La voluntad de Dios se da a pesar de nosotros, no a causa de nosotros.

Podemos tratar de averiguar lo que Dios tiene en mente para nosotros, buscando, hurgando, hiper vigilantes para investigar la voluntad de Dios como si fuera un tesoro enterrado, escondido más allá de nuestro alcance. Si lo encontramos, ganamos el premio. Pero si no tenemos cuidado, lo perdemos. No es así como funciona.

Podemos creer que tenemos que caminar sobre cascarones, diciendo, pensando y sintiendo lo correcto, al tiempo que de alguna manera nos obligamos a estar en el lugar correcto en el momento correcto para descubrir la voluntad de Dios. Pero eso no es cierto.

La voluntad de Dios para nosotros no está escondida como un tesoro enterrado. No tenemos que controlarla ni que forzarla. No tenemos que caminar sobre cascarones para que se dé.

Está justo dentro de nosotros y alrededor nuestro. Está ocurriendo ahora mismo. A veces es callada y sin novedades, e incluye las disciplinas cotidianas de la responsabilidad y del aprender a cuidar de nosotros mismos. A veces nos está curando cuando estamos envueltos en circunstancias que disparan viejas penas y asuntos inconclusos.

A veces es grandiosa.

Nosotros desempeñamos una parte. Tenemos responsabilidades, incluyendo la de cuidar de nosotros mismos. Pero no tenemos que controlar la voluntad de Dios para nosotros. Se nos está cuidando.

Estamos protegidos. Y el Poder que cuida de nosotros y nos protege nos ama muchísimo.

Si es un día callado, confía en la quietud. Si es un día de acción, confía en la actividad. Si es tiempo de esperar, confía en la pausa.

Si es tiempo de recibir lo que hemos estado esperando, confía en que eso ocurrirá claramente y con fuerza, y recibe el regalo con alegría.

Hoy confiaré en que se está haciendo la voluntad de Dios en mi vida como es necesario. No me pondré ansioso ni me alteraré indagando vigorosamente la voluntad de Dios, tomando las acciones necesarias para controlar el curso de mi destino o preguntándome si la voluntad de Dios me ha pasado de largo y la he perdido!

Junio 28


Comida para el pensamiento.

El despertar espiritual

Muchos de nosotros recordamos una vaga época en nuestra niñez cuando nuestro mundo nos parecía bueno y estábamos llenos de entusiasmo.  De alguna manera, en algún punto del camino perdimos ese sentimiento de bienestar y seguridad.

Quienes experimentamos un despertar espiritual por medio del programa de TA redescubrimos esa fe de la niñez, la cual adquiere un nuevo significado.  Quizá perdimos de vista nuestro verdadero yo y abandonamos nuestra fe original en un Poder Superior.  Cuando tenemos un despertar espiritual como resultado de los Doce Pasos, todo toma su sitio, y entonces recuperamos lo que habíamos perdido, y muchas otras cosas más.

Este despertar espiritual se mantiene mientras continuamos trabajando el programa.  Le da un significado nuevo a nuestras vidas actuales y una nueva esperanza al futuro.  Nos damos cuenta que el crecimiento espiritual es “donde debemos estar” y que ninguna otra cosa satisfará nuestras necesidades y anhelos.

Que siga yo despertando.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Usted puede probarse a sí mismo que la vida es, básica y fundamentalmente, una actitud interior. Trate tan sólo de recordar lo que le perturbaba hace una semana. Probablemente encontrará difícil recordarlo. ¿Por qué, pues, debe usted preocuparse o enojarse indebidamente por los problemas que surjan hoy? Su actitud hacia ellos puede ser cambiada poniéndose usted mismo y sus problemas en manos de Dios, y confiando en que Él verá que todo suceda perfectamente, siempre que usted esté tratando de hacer bien las cosas. Su transformada actitud mental hacia sus problemas lo libera de sus cargas, y puede usted hacerles frente sin temor.

 –  ¿He cambiado mi actitud mental?

Meditación del Día.

Usted no puede ver el futuro. Es una bendición que no pueda hacerlo. No podría soportar conocer todo el futuro. Es por eso que Dios solamente se lo revela a usted día por día. El primer paso de cada día es poner su voluntad ante Dios como una ofrenda, dispuesto a que Dios haga lo que mejor le convenga a usted. Tenga la seguridad que si confía usted en Dios, lo que Él haga por usted será para su bien. El segundo paso es tener confianza en que Dios es lo bastante poderoso para hacer cualquier cosa que Él desee y que con Él ningún milagro es imposible en las vida humanas. Por lo tanto, deje el futuro a Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda dejar alegremente mi futuro en manos de Dios. Pido poder tener confianza en que, mientras me halle sobre la buena senda, sucederán cosas buenas.

Reflexión diaria A.A.

La determinación de nuestros fundadores

Año y medio más tarde, estos tres habían tenido éxito con siete más.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 147

 

Si no hubiera sido por la tensa determinación de nuestros fundadores, A.A. se habría desvanecido rápidamente como muchas otras llamadas buenas causas. Echo una mirada a los cientos de reuniones semanales en la ciudad donde vivió y sé que A.A. está disponible veinticuatro horas al día. Si yo hubiera tenido que persistir con nada más que esperanza y deseo de no beber, experimentando rechazo dondequiera que fuera, habría buscado el camino más fácil y cómodo y habría regresado a mi anterior manera de vivir.

El lenguaje del adiós.

Cuando las cosas no funcionan.

Frecuentemente, al enfrentarnos a un problema, podemos intentar resolverlo de un modo en particular. Cuando ese modo no funciona, podemos seguir tratando de resolver el problema de esa misma manera.

Podemos frustrarnos, esforzarnos más, frustrarnos más y luego ejercer más energía e influencia para forzar la misma solución que ya hemos probado y que no funciona.

Ese método nos vuelve locos. Tiende a dejarnos atorados y atrapados.

De eso está hecha la ingobernabilidad

Podemos quedar atrapados en este mismo patrón difícil en las relaciones, en las tareas, en cualquier área de nuestra vida.

Iniciamos algo, no funciona, no fluye, nos sentimos fatal, luego probamos más duro con el mismo método, aunque no esté funcionando ni fluyendo.

A veces es apropiado no ceder y esforzarnos más duramente. A veces resulta más apropiado dejarlo ir, desapegarse y dejar de estar esforzándonos tanto.

Si no funciona, si no fluye, tal vez la vida nos está tratando de decir algo. La vida es una maestra amable. No siempre nos manda señales de neón para guiarnos. A veces, las señales son más sutiles.

¡Algo que no está funcionando puede ser una señal! Déjalo ir. Si nos hemos llegado a frustrar a causa de repetidos esfuerzos que no están produciendo los resultados deseados, podemos estar tratando de forzarnos a tomar el camino equivocado. A veces resulta apropiado una solución diferente. A veces se abre un camino distinto. Con frecuencia, la respuesta surgirá más claramente en la quietud del dejar ir que en la urgencia, la frustración y la desesperación de estar esforzándose más duro.

Aprende a reconocer cuando algo no está funcionando o no está fluyendo. Da un paso atrás y espera una guía clara.

Hoy no me volveré loco probando repetidas soluciones que han probado no tener éxito. Si algo no está funcionando, daré un paso atrás y esperaré la guía.

Junio 27


Comida para el pensamiento.

Tú puedes lograrlo

Si realmente quieres lo que TA te ofrece, no hay nada que te impida tener éxito con el programa.  El programa funciona si nosotros lo seguimos.  TA no nos pasa la recuperación en charola, pero las herramientas para la recuperación están disponibles y son probadamente eficaces si estamos dispuestos a usarlas!

Asiste a una reunión hoy.  Relee tu literatura del grupo.  Llama a otro miembro.  Llama a varios miembros.  Búscate un padrino si no lo tienes todavía.  Escribe lo que te está molestando.  Encuentra una manera de servirle en algo a alguien.  Abstente ahora.

Y lo más importante, date tiempo para escuchar a tu Poder Superior.  Pide la comprensión espiritual que necesites. Recuerda que ahora estás comprometido a seguir la voluntad de Dios en tu vida, no tu propia voluntad. Busca la inspiración que proviene de las personas y de los libros que te elevan el espíritu y te muestran el camino.  Y luego síguelos.

Señor, guíame.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Si puede usted aceptar sus disgustos tal y como vienen; si puede conservar su tranquilidad y presencia de espíritu en medio de las agobiantes obligaciones e interminables compromisos; si puede levantarse por encima de las aflictivas y perturbadoras circunstancias en las que se encuentra, habrá usted descubierto un inapreciable secreto del diario vivir. Es más, si está usted forzado a pasar por la vida sobrecargado por alguna inescapable desventura o desventaja, y sin embargo vive cada día como se presenta, con equilibrio y paz de pensamiento, habrá usted triunfado allí donde la mayoría de las personas han fracasado. Habrá usted realizado una hazaña mayor que la de una persona que gobierna una nación.

 –  ¿He logrado equilibrio y paz de pensamiento?

Meditación del Día.

Vaya donde vaya, lleve siempre consigo una bendición por eso, bendiga a los demás. Esos acopios de bendiciones le están esperando en los meses y años que se hallan por delante. Transmita sus bendiciones. La bendición puede, y lo hace, dar la vuelta al mundo pasando sobre las corrientes de hombre a hombre. Derrame una pequeña bendición en el corazón de una persona. Esta persona es alentada a transmitirla y así viaja el mensaje vivificador, portador de alegría, de aliento de Dios. Sea un transmisor de las bendiciones de Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda transmitir mis bendiciones. Pido porque puedan fluir en las vidas de los demás.

Reflexión diaria A.A.

Conformidad con la manera de a.a.

. . . seguimos los Pasos y las Tradiciones de A.A. porque realmente deseamos aprovecharlos. Ya no se trata de decidir entre el bien o el mal; nos amoldamos porque sinceramente deseamos amoldarnos. Tal es el proceso de crecimiento en la unidad y en servicio. Tal es la evidencia de la gracia de Dios entre nosotros.

A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 102

 

Me encanta verme a mí mismo crecer en A.A. Me resistía a conformarme con los principios de A.A. desde el momento que ingresé, pero del dolor de mi beligerancia llegué a saber que, al elegir practicar la manera de vivir en A.A., me abría para recibir la gracia y el amor de Dios. Entonces empecé a conocer el significado completo de ser un miembro de Alcohólicos Anónimos

El lenguaje del adiós.

Logra la armonía.

Cuando un pianista aprende una nueva pieza musical, no se sienta e instantáneamente la toca a la perfección. A menudo, un pianista debe practicar la labor de cada mano por separado para aprenderse el ritmo, para aprender el sonido. Con una mano practica una parte hasta que la toca con ritmo y facilidad. Luego, el músico practica con la otra mano, tocando las notas, una por una, hasta que se aprende la tarea de esa mano. Cuando cada una de las manos ha aprendido su parte –el sonido, el sentimiento, el ritmo, los tonos-entonces pueden tocar juntas ambas manos.

Durante el tiempo de práctica, la música puede no sonar bien. Puede sonar desconectada, no particularmente bella. Pero cuando ambas manos están listas para tocar juntas, se crea la música, se forma una pieza en armonía y belleza.

Cuando empezamos la recuperación puede parecernos que nos pasamos meses, años incluso, practicando conductas individuales, aparentemente desconectadas, en partes separadas de nuestra vida.

Llevamos nuestras nuevas habilidades a nuestro trabajo, a nuestra carrera, y empezamos a aplicarlas lentamente, haciendo más sanas nuestras relaciones de trabajo. Llevamos nuestras destrezas a nuestras relaciones, a veces a una relación a la vez. Batallamos con nuestras nuevas conductas en nuestras relaciones amorosas.

Tocando una parte a la vez, practicamos nuestra nueva música nota por nota.

Trabajamos en nuestra relación con nuestro Poder Superior, en nuestra espiritualidad. Trabajamos en amarnos a nosotros mismos.

Trabajamos en creer que nos merecemos lo mejor. Trabajamos sobre nuestras finanzas. En nuestras aficiones. A veces en nuestra apariencia. A veces en nuestra casa.

Trabajamos sobre los sentimientos. Sobre las creencias. Sobre las conductas. Dejamos ir lo viejo, adquiriendo lo nuevo. Trabajamos y trabajamos y trabajamos. Practicamos. Batallamos. Vamos de un extremo al otro, y a veces regresamos y volvemos a empezar.

Hacemos un pequeño progreso, tenemos un retroceso y luego seguimos adelante otra vez.

Todo puede parecer estar desconectado. Puede no sonar como una armoniosa, bella pieza de música, solo notas aisladas. Luego un día, algo ocurre. Estamos listos para tocar con ambas manos, para reunir la música.

En lo que hemos estado trabajando, nota por nota, se convierte en una canción. Esa canción es una vida plena, una vida completa, una vida en armonía. La música se reunirá en nuestra vida si seguimos practicando por partes.

Hoy practicaré mis conductas de recuperación en partes individuales de mi vida. Confío en que, un día, las cosas se reunirán en una sola, completa canción.

Junio 26


Comida para el pensamiento.

Abstenerse no es fácil

Abstenerse no es fácil, ¡pero es mucho más sencillo que comer en exceso!  La razón por la cual pensamos que es fácil comer en exceso es porque hacerlo era un hábito.  De hecho, procesar la comida extra era difícil, tanto en lo físico como en lo emocional y espiritual.

Cuando nos abstenemos, rompemos un viejo hábito y adquirimos uno nuevo.  La transición requiere concentración y dedicación.  Nos abstenemos cada minuto del día y de la noche.  Hasta cuando estamos comiendo, nos estamos absteniendo, ya que únicamente estamos tomando alimentos de nuestro plan, en cantidades moderadas.  No estamos comiendo en exceso en forma compulsiva, de acuerdo con el capricho y la presión irracional.

Aparentemente, algunos de nosotros tenemos que pasar por un periodo de “abstinencia obligatorio” antes de llegar al punto donde es más fácil abstenerse que no hacerlo.  Otros somos capaces desde el principio de relajarnos y abstenernos con comodidad.  Sea cual sea nuestra experiencia individual, cada uno de nosotros tenemos a nuestro Poder Superior para ayudarnos.

Que permanezca contigo cuando el camino se torne difícil.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Tenemos que determinar la naturaleza de nuestra flaqueza antes de que podamos saber cómo tratarla. Cuando somos sinceros en cuanto a su presencia, podemos descubrir que es imaginaria y que puede ser vencida con un cambio de pensamiento. Admitimos que somos tragones, y estaríamos locos si rehusásemos aceptar nuestra debilidad para hacer algo acerca de ella. Así, enfrentándonos sinceramente a nuestra flaqueza y teniendo siempre presente el conocimiento de que para nosotros el tragonismo es una enfermedad de la que nos vemos afligidos, podemos dar los pasos necesarios para detenerla.

–  ¿He aceptado yo totalmente mi debilidad?

Meditación del Día.

Existe el momento adecuado para todo. Tengo que aprender a no hacer las cosas en el momento inconveniente, esto es, antes de que esté preparado o que las condiciones sean adecuadas. Existe siempre la tentación de hacer las cosas inmediatamente, en lugar de esperar el momento propicio. La determinación del tiempo es importante. Tengo que aprender, en las pequeñas situaciones de la vida, a demorar la acción hasta que esté seguro de la vida, a demorar lo debido en el momento adecuado. En las decisiones importantes y en las crisis de la vida se puede solicitar la orientación de Dios, pero en las pequeñas situaciones de la misma, se marcha solo, cuando en todo momento debería estarse con El.

Oración del Día.

Ruego poder demorar la acción hasta que me sienta seguro de que estoy haciendo lo que debo. Pido poder no marchar solo.

Reflexión diaria A.A.

Un regalo que crece con el tiempo

Para la mayoría de la gente normal, beber significa jovialidad, grata compañía y una imaginación vívida. Quiere decir liberación de los cuidados, del fastidio y de las preocupaciones. Es alegre intimidad con los amigos y sentimientos de que la vida es buena.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 139

Cuanto más perseguía estas emociones elusivas con el alcohol, más fuera de mi alcance se ponían. Sin embargo, aplicando este pasaje a mi sobriedad, me di cuenta de que describía la magnífica vida nueva puesta a mi disposición por el programa de A.A. Todo “mejora” verdaderamente un día la vez. El calor, el amor y la alegría tan simplemente expresadas en estas palabras crecen en amplitud y profundidad cada vez que las leo. La sobriedad es un regalo que crece con el tiempo.

El lenguaje del adiós.

Sobrevivamos a los atorones.

Un atorón puede durar varios días. Nos sentimos perezosos, faltos de concentración y a veces abrumados por sentimientos que no logramos clasificar. Podemos no entender qué nos está pasando. Hasta nuestros intentos por practicar conductas de recuperación parecen  no funcionar. Todavía no nos sentimos emocional, mental y espiritualmente tan bien como quisiéramos.

En un atorón podemos descubrirnos revirtiéndonos instintivamente a viejos patrones de pensamiento, de sentimiento y de comportamiento, aunque ahora sepamos mejor cómo hacer las cosas. Podemos descubrir que nos estamos obsesionando, aunque sepamos que eso es precisamente lo que estamos haciendo y que no funciona.

Podemos descubrirnos buscando frenéticamente a otra persona que nos haga sentir mejor, sabiendo todo el tiempo que nuestra felicidad y bienestar no están en los demás.

Podemos empezar a tomarnos personalmente cosas que no son asunto nuestro y a reaccionar en formas que bien hemos aprendido que no funcionan.

Estamos en un atorón. No durará para siempre. Estos periodos son normales, necesarios incluso. Estos son los días que debemos superar. Son días para concentrarse en conductas de recuperación, aunque las recompensas ocurran o no en forma inmediata. Estos, a veces, son días para dejarnos ser como somos y amarnos a nosotros mismos tanto como podamos.

No tenemos por qué sentirnos avergonzados, no importa cuánto tiempo hayamos estado en recuperación. No tenemos por qué esperar de una manera poco razonable “más ” de nosotros mismos. Ni siquiera tenemos que esperar de nosotros mismos que vivamos la vida a la perfección.

Atraviesa el atorón. Este terminará. A veces, un atorón puede durar varios días y luego, en el curso de una hora, ver que salimos de ély nos sentimos mejor. A veces puede durar un poco más.

Practica una conducta de recuperación en un área pequeña y empieza a subir cuesta arriba. Pronto, el atorón desaparecerá. Nunca podemos juzgar dónde estaremos mañana por el sitio donde nos encontramos hoy.

Hoy me concentraré en practicar una conducta de recuperación en uno de mis asuntos, confiando en que esta práctica me hará seguir adelante. Recordaré que la aceptación, la gratitud y el desapego son un buen lugar para empezar.

Junio 25


Comida para el pensamiento.

Abstente ahora.

Me abstengo hoy.  Ayer quizá me abstuve, tal vez no.  No prometo nada para mañana, la semana que entra o el año próximo, pero me abstengo hoy.

El aspecto más importante de la abstinencia es la calidad de vida que tenemos cuando la guardamos.  El tiempo que hemos pasado en abstinencia es secundario.  Los días pasados ya se fueron, hayan sido día de abstinencia o de exceso en el comer.  Ahora, en el momento presente, celebro el privilegio de la abstinencia.

No me preocuparé por el tiempo durante el cual seré capaz de mantener la abstinencia.  Lo único con lo que tengo que lidiar es con el ahora.  Muy bien sé cómo serían las cosas si estuviera comiendo en exceso.  Doy gracias por la cordura, la fortaleza y la paz que me da mi Poder Superior cuando me abstengo.  Doy gracias porque puedo continuar a salvo en los límites del ahora y dejar que mi Poder Superior se haga cargo del pasado y del futuro.

Te doy gracias por mi abstinencia de hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Uno de los hechos más alentadores de la vida es que su flaqueza puede llegar a ser su mayor caudal. Las velas de las naves y los aviones se elevan contra el viento. Al trepar una elevada montaña, necesitamos de los despeñaderos pedregosos y de los lugares ásperos para ayudarnos en nuestro ascenso. Así, la flaqueza puede llegar a ser un caudal si se sabe enfrentarse a ella, analizarla y seguir su rastro hasta su origen. Hay que tenerla en el centro del pensamiento. Ninguna flaqueza, como la comida, se transformó jamás en algo positivo hasta que fue debidamente enfrentada primero.

 –  ¿Estoy convirtiendo mi flaqueza en mi mayor caudal?.

Meditación del Día.

Cuando los hombres tratan de venerar a Dios piensan en el gran universo que Dios gobierna, en la creación, en la ley y en el orden todopoderoso que hay en todo el universo. Entonces, los hombres sienten el temor que procede a la veneración. Yo también tengo que sentir temor, sentir el deseo de venerar a Dios con maravillada admiración. Mi pensamiento se encuentra en una caja de tiempo y de espacio, y está formado de tal manera que no puedo concebir lo que se halla más allá del espacio y del tiempo: lo ilimitado y eterno. Pero sé que tiene que haber algo más allá del espacio y el tiempo y que ese algo tiene que ser el ilimitado y eterno Poder que hay detrás del universo. También sé que puedo experimentar ese poder en mi vida.

Oración del Día.

Ruego poder aceptar el Espíritu Ilimitado y Eterno. Pido poder expresarlo a Él en mi vida.

Reflexión diaria A.A.

Una calle de dos sentidos.

Si se lo pedimos, Dios ciertamente perdonará nuestras negligencias. Pero sin nuestra cooperación, en ningún caso nos vuelve blancos como la nieve y nos conserva en esa forma.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 69

 

Cuando yo rezaba, acostumbraba omitir muchas cosas por las cuales necesitaba ser perdonado. Creía que si no mencionaba esas cosas a Dios, El nunca sabría nada de ellas. No sabía que si yo me perdonaba por algunas de mis deudas pasadas Dios también me perdonaría. Siempre se me había enseñado a prepararme para el viaje a través de la vida, sin darme cuenta nunca hasta llegar a A.A. – cuando sinceramente llegué a estar dispuesto a que se me enseñara el perdón y el perdonar – que la vida en sí es el viaje. El viaje de la vida es un viaje feliz, siempre que esté dispuesto a aceptar el cambio y la responsabilidad.

El lenguaje del adiós.

Apartarse.

A veces, para protegernos, nos cerramos a una persona con la cual tenemos una relación. Nuestro cuerpo podrá estar presente, pero nosotros no lo estamos. No estamos en disposición de participar en la relación.

Nos cerramos.

A veces es apropiado y saludable cerrarse en una relación. Podemos legítimamente necesitar estar un tiempo solos.

A veces es autoderrotista cerrarnos en una relación.

Dejar de ser vulnerable, honesto y de estar presente para otra persona puede poner fin a la relación. La otra persona no puede hacer nada en la relación si nosotros nos salimos de ella. Cerrarnos nos hace inaccesibles en esa relación.

Es común pasar por periodos temporales en que nos cerramos dentro de una relación. Pero es enfermizo hacer de esto una práctica corriente. Puede ser una de nuestras artimañas para sabotear nuestras relaciones.

Antes de cerrarnos, necesitamos preguntarnos lo que estamos tratando de lograr al cerrarnos. ¿Necesitamos tiempo para hacer un trato? ¿Para curarnos? ¿Para crecer? ¿Para analizar las cosas? ¿Necesitamos salirnos un tiempo de esta relación? ¿O estamos regresando a nuestras viejas costumbres, escondiéndonos, echando a correr o terminando una relación porque nos da miedo no poder cuidar de nosotros mismos de ninguna otra manera? ¿Necesitamos cerrarnos porque la otra persona en realidad no es segura, es manipuladora, miente, o está actuando adictiva o abusivamente? ¿Nos estamos cerrando porque la otra persona se ha cerrado y ya no queremos estar disponibles para ella? Cerrarnos, encerrarnos en nosotros mismos y retirar nuestra presencia emocional de una relación es una herramienta poderosa.

Necesitamos usarla cuidadosamente y responsablemente. Para lograr intimidad y cercanía en una relación, necesitamos estar emocionalmente presentes. Necesitamos estar disponibles.

Dios mío, ayúdame a estar emocionalmente presente en las relaciones que he elegido tener.

Junio 24


Comida para el pensamiento.

Un programa para vivir

El programa TA hace mucho más que promover nuestra recuperación de la compulsión de comer, por más esencial que esto sea.  Esto nos da estructura en nuestra vida diaria.  Antes de llegar a TA, buscábamos ilusiones y nos desesperábamos cuando éstas nos decepcionaban.  Ahora tenemos un plan concreto de acción para vivir una vida más rica, más plena.

Hemos encontrado amigos afines a nosotros que nos ayudan y alientan.  En vez de aislarnos y consumir, estamos experimentando la camaradería del compartir. Descubrimos que entre más contribuimos con TA, más obtenemos de  ella.

Practicar los Doce Pasos involucra todos los aspectos de nuestra vida.  No podemos ser honestos en nuestro esfuerzo por seguir este programa sin ser honestos en todos nuestros asuntos.  Lo que aprendemos de nosotros mismos en TA lo podemos aplicar también a otras actividades.  Comíamos de manera compulsiva porque no sabíamos cómo manejar el resto de nuestra vida.  A medida que nos preparamos mejor para la vida a través de la guía de nuestro Poder superior nos recuperamos de nuestra enfermedad.

Señor, bendice nuestro programa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La comida es nuestra debilidad. El origen de nuestro tragonismo puede ser atribuido en gran parte a nuestras emociones inestables. Sufrimos de conflictos mentales de los que buscamos escapar ahogando nuestros problemas en la comida. Tratamos, a través de la comida, de huir de las realidades de la vida. Pero la comida en exceso no alimenta, no construye, únicamente vive a cuenta del futuro y, en definitiva, lo destruye. Tratamos de ahogar nuestros sentimientos con objeto de escapar de las realidades de la vida, dándonos escasa cuenta o preocupándonos poco de que con el continuo tragar no estamos sino multiplicando nuestros problemas.

 –  ¿He obtenido yo el control sobre mis inestables emociones?.

Meditación del Día.

Cuando permito que los incidentes personales y los resentimientos interfieran con lo que yo sé que es mi conducta adecuada, voy por el camino errado y estoy deshaciendo todo lo que he levantado mediante una manera justa de ser. Jamás debo permitir que los incidentes personales interfieran con la manera de vivir que sé Dios desea que siga. Cuando no tenga una clara orientación de Dios, he de seguir adelante tranquilamente por la senda del deber. La actitud de tranquila fe recibirá su recompensa tan seguramente como la actuación basada en la directa orientación de Dios. No tengo que debilitar mi fuerza espiritual permitiendo que me trastornen los incidentes individuales.

Oración del Día.

Ruego poder no llegar a estar demasiado trastornado. Pido poder seguir adelante con la tranquilidad, por la senda que he escogido.

Reflexión diaria A.A.

Un jardín de infancia espiritual

No dirigimos sino un jardín de infancia espiritual, en el que se hace posible a los borrachos superar la bebida y encontrar la gracia para vivir de mejor manera.

COMO LO VE BILL, p. 95

 

Cuando llegué a A.A. estaba agotado por la botella y quería perder mi obsesión por la bebida, pero realmente no sabía cómo hacerlo. Decidí quedarme el tiempo suficiente para aprender de los que me habían precedido. ¡De repente estaba pensando en Dios! Se me dijo que encontrara un Poder Superior y yo no tenía idea de cómo sería éste. Descubrí que hay muchos Poderes Superiores. Se me dijo que encontrara a Dios como yo lo concibo, que en A.A. no había doctrina sobre la Divinidad. Encontré lo que me daba resultados y luego le pedí a ese Poder Superior que me devolviera mi sano juicio. Se me quitó la obsesión de beber y – un día a la vez – mi vida continúa y he aprendido a vivir sobrio.

El lenguaje del adiós.

Desapego.

El desapego no se da de manera natural para muchos de nosotros. Pero una vez que nos damos cuenta del valor de este principio de recuperación, comprendemos cuán vital es el desapego. La siguiente historia ilustra cómo una mujer llegó a comprender el desapego.

“La primera vez que practiqué el desapego fue cuando solté a mi marido alcohólico. Había estado bebiendo desde hacía siete años, desde que me casé con él. Durante todo ese largo tiempo, estuve negando su alcoholismo y tratando de que dejara de beber.

Hice cosas indignantes para que dejara de beber, para hacerlo ver la luz, para que se diera cuenta de cuánto me estaba lastimando. Realmente pensaba que estaba haciendo lo correcto al tratar de controlarlo.

Una noche vi las cosas claramente. Me di cuenta que mis intentos por controlarlo nunca resolverían el problema. También vi que mi vida era ingobernable. No podría obligarlo a hacer nada que él no quisiera. Su alcoholismo me estaba controlando, aunque yo no bebía.

Lo dejé en libertad para que hiciera lo que quisiera. La verdad es que de todas maneras él hacía lo que quería. Las cosas cambiaron la noche en que me desapegué. El lo percibió, y yo también. Cuando lo deje en libertad, me liberé yo misma para vivir mi propia vida.

Desde entonces he tenido que practicar muchas veces el principio del desapego. He tenido que desapegarme de gente enferma y de gente sana. Nunca me ha fallado. El desapego funciona”.

El desapego es un regalo. Se nos dará cuando estemos listos para ello. Cuando dejemos a la otra persona en libertad, nos liberamos nosotros.

Hoy, cuando sea posible, me desapegaré con amor.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: