Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 19


Comida para el pensamiento.

Resentimientos

Cuando nos aferramos a los resentimientos, nos envenenamos a nosotros mismos. Los comedores compulsivos no nos podemos dar el lujo del resentimiento, ya que éste exacerba nuestra enfermedad. Si no nos deshacemos de nuestra ira y amargura, sufriremos más que nadie. A la larga, el buscar venganza nos hará daño.

Muchos hemos llevado a cuestas viejas rencillas que nos hacían comer cuando nos acordábamos de ellas. No necesitamos la comida ni tampoco las rencillas. Cuando abandonamos los resentimientos, nos sentimos mucho más ligeros de cuerpo  y de espíritu. Ahora que hemos encontrado a TA, tenemos una forma de deshacernos del rencor y de la indignación que nos han estado envenenando.

Es esencial hacer un inventario y reparar los daños para poder enterrar el resentimiento. Primero necesitamos estar conscientes de ellos antes de poderlos desterrar. Por lo general se necesitan seguir estos pasos una y otra vez, cada vez que un material negativo amenace nuestro bienestar físico, emocional espiritual.

Señor, llévate mis resentimientos.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La confraternidad es un elemento importante para la conservación de la sobriedad. Los médicos la llaman terapia de grupo. Jamás acudimos a una reunión de TA sin aprender algo de ella. A veces no nos sentimos con el deseo de asistir a una reunión y pensamos en excusas para no ir. Pero normalmente acabamos por asistir en todo caso y siempre obtenemos algún alivio en cada reunión. Las reuniones son una de las bases de la conservación de nuestra sobriedad. Y obtenemos mucho más de una reunión si tratamos de contribuir en ella en alguna forma.

 –  ¿Estoy contribuyendo con mi participación en las reuniones?

Meditación del Día.

“Me extrajo de un horrible pozo, fuera del fangoso lodo y colocó mis pies sobre una roca, y afianzó mis pies  La primera parte, “Me extrajo de un horrible pozo”, significa que, acudiendo a Dios y poniendo en sus manos mis problemas, estoy en condiciones de vencer mis pecados y tentaciones. “Colocó mis pies sobre una roca” quiere decir que, cuando confío en Dios para todo, tengo seguridad verdadera. “Afianzó mis pasos” significa que trato honradamente de vivir en la forma en que Dios desea que viva. Tendré la orientación de Dios en mi diario vivir.

Oración del Día.

Ruego porque mis pies se asienten en una roca. Pido poder confiar en Dios para guiar mis pasos.

Reflexión diaria A.A.

Dar sin esperar nada

Y se da perfecta cuenta de que su propia vida se ha enriquecido, como dividiendo por haber dado a otra persona sin exigirle nada a cambio.

COMO LO VE BILL, p. 69

Al principio de ingresar en el programa, la idea de dar sin condiciones era difícil de comprender. Cuando otros querían ayudarme, tenía sospechas. Pensaba, “¿Qué quieren ellos a cambio?” Pero pronto llegué a conocer la alegría de ayudar a otro alcohólico y a comprender por qué ellos estaban ahí para mí al principio. Cambiaron mis actitudes y quise ayudar a otros. Algunas veces me ponía inquieto porque yo quería que ellos supieran de las alegrías de la sobriedad, que la vida puede ser preciosa. Cuando mi vida está llena del Dios amoroso de mi entendimiento y doy amor a mis compañeros alcohólicos, me siento poseedor de una riqueza tan especial que es difícil de explicar.

El lenguaje del adiós.

Resolvamos problemas.

“La vergüenza es el primer sentimiento que me pega cada vez que yo, o alguien a quien amo, tiene un problema,” dijo una mujer en recuperación.

Muchos de nosotros fuimos educados con la creencia de que tener un problema era algo de lo que debíamos avergonzarnos.

Esta creencia puede hacernos mucho daño. Puede impedirnos identificar nuestros problemas; nos puede hacer sentir enajenados e inferiores cuando los tenemos, o los tiene alguien a quien amamos.

La vergüenza puede impedirnos solucionar un problema y encontrar el regalo que constituye ese problema.

Los problemas son parte de la vida. Lo mismo las soluciones. La gente tiene problemas, pero nosotros, y nuestra autoestima, somos algo aparte de nuestros problemas.

Todavía no conozco una persona que no tenga problemas que resolver, ¡pero he conocido a muchas que se sentían avergonzadas de hablar acerca de los problemas que ya habían resuelto! Nosotros somos más que nuestros problemas. Aunque nuestro problema sea nuestra propia conducta, el problema no es lo que somos, es lo que hicimos.

Está bien tener problemas. Está bien hablar acerca de los problemas, en el momento adecuado, y con gente segura.

Está bien resolver problemas.

Y estamos bien. Aunque tengamos problemas, o los tenga alguien a quien amamos. No tenemos por qué perder nuestro poder personal o nuestra autoestima. Hemos resuelto exactamente los problemas que hemos necesitado resolver para convertirnos en lo que somos.

Hoy dejaré ir mi vergüenza acerca de los problemas.

Anuncios

Comentarios en: "Mayo 19" (1)

  1. muy bien el comentario, gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: