Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 11


Comida para el pensamiento.

Señales corporales

Cuando comíamos en forma compulsiva, nuestros cuerpos parecían estar enviando siempre la señal de un antojo constante. Ahora que estamos practicando una forma sana de comer, encontramos que nuestros cuerpos responden mejor a lo que depositamos en ellos.

Descubrimos que estamos más satisfechos con pequeñas cantidades de alimento de alta calidad que en enormes cantidades de chatarra. Nuestros cuerpos funcionan mejor y empezamos a sentir antojo por comida entera y natural en vez de sentirlo, como antes, por azúcares y harinas refinadas.

Antes nada nos bastaba. Ahora, comemos lentamente y le damos tiempo a nuestro cuerpo para enviar la señal de que ya no tiene hambre. Terminamos una comida sintiéndonos satisfechos y llenos de energía, en vez de retacados y perezosos. Nos levantamos más frescos después de menos horas de sueño.

Ahora podemos aceptar como buenos los periodos de hambre antes de las comidas, en vez de tomarlos como algo terrible que había que evitar a toda costa. No hay ninguna ley que prohíba tener hambre a veces; esto aumenta el disfrute de nuestra comida. A medida que nuestros cuerpos se vuelven más saludables, experimentamos más conciencia y mayor placer.

Haz que yo responda a las señales de mi cuerpo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Podemos confiar en aquellos miembros de cualquier grupo que lo hayan entregado todo por el programa. Asisten a las reuniones. Trabajan con otros tragones. No tenemos que preocuparnos por la posibilidad de que vayan a sufrir recaídas. Son miembros leales al grupo.

Yo estoy tratando de ser un miembro leal del grupo. Cuando me siento tentado a comer descontroladamente me digo que si lo hiciera, estaría defraudando a los demás miembros que son los mejores amigos que tengo.

–  ¿Voy a defraudarlos si puedo evitarlo?

Meditación del Día.

Dondequiera que existe verdadera confraternidad y amor entre los personas, el espíritu de Dios se encuentra presente como el Divino Tercero. En todas las relaciones humanas, el Espíritu Santo es el que las mantiene unidas. Cuando se transforma una vida por conducto de otra persona, es Dios, el Divino Tercero, quien realiza el cambio utilizando a la persona como un medio. El poder impulsor detrás de todas las cosas espirituales, de todas las relaciones personales, es Dios, el Divino Tercero, quien siempre está allí. Ninguna relación personal puede ser totalmente armónica sin la presencia del Espíritu de Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda ser utilizado como un conducto por el espíritu de Dios. Pido porque pueda sentir que el Divino Tercero está siempre presente para ayudarme.

Reflexión diaria A.A.

Una Nueva Sensación De Pertenecer

“Mientras no hubimos charlado con completa sinceridad acerca de nuestros conflictos, y escuchado a alguien más hacer lo mismo, no llegamos a sentir que pertenecíamos a algo.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 61

Después de cuatro años en A.A. al fin pude liberarme de la carga de emociones escondidas que tenía y que me habían causado tanto dolor. Con la ayuda de A.A. y otro asesoramiento fui liberado del dolor y pude sentir una sensación de pertenecer y de paz interior. También pude sentir una alegría y un amor a Dios que nunca había experimentado antes de eso. Me llena de admiración el poder del Paso Cinco.

El lenguaje del adiós.

Perfección.

Muchos de nosotros nos criticábamos sin misericordia antes de la recuperación. También podemos tener la tendencia a criticarnos después de empezar la recuperación.

“Si realmente me estuviera recuperando, no estaría haciendo eso de nuevo…” Debería estar más adelantada de lo que estoy”. Estas son afirmaciones en las que caemos cuando estamos sintiendo vergüenza.

No necesitamos tratarnos a nosotros mismos de esa manera. No hay ningún beneficio en ello.

Recuerda, la vergüenza nos bloquea, pero el amor propio y la aceptación nos permiten crecer y cambiar. Si realmente hemos hecho algo de lo que nos sentimos culpables, podemos corregirlo con una reparación del daño y con una actitud de auto aceptación y amor.

Aunque recaigamos en nuestras viejas, codependientes maneras de pensar, de sentir y de comportarnos, no necesitamos sentirnos avergonzados. Todos tenemos regresiones de vez en cuando. Así escomo aprendemos a crecer. La recaída, o reciclaje, es una parte importante y necesaria de la recuperación. Y la manera de salir del reciclaje es no avergonzándonos a nosotros mismos. Eso nos hunde más hondo en la codependencia.

El exceso de dolor viene de tratar de ser perfectos. La perfección es imposible a menos que pensemos en ella de una nueva manera: perfección es ser quiénes somos y donde estamos hoy; es aceptarnos y amarnos tal como somos. Todos estamos justo donde debemos estar en nuestra recuperación.

Hoy me amaré y me aceptaré como soy sin importar dónde esté dentro de mi proceso de recuperación. Estoy justo donde necesito estar para ir desde ahí a donde voy a ir mañana.

Anuncios

Comentarios en: "Mayo 11" (1)

  1. gracias, que Dios los bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: