Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 6


Comida para el pensamiento.

Comunícate

Si no le decimos a la gente lo que nos está preocupando, ellos no podrán ayudarnos. A veces fuimos demasiado orgullosos o demasiado tímidos como para permitir que los demás supieran cómo nos sentíamos. En vez de tratar de comunicarnos con las personas cercanas a nosotros, comíamos. El comer en vez de comunicarnos aumentaba cada vez más nuestro aislamiento e infelicidad. Exponer nuestros sentimientos nos hace vulnerables por lo que a menudo tememos que nos lastimen o nos ignoren. Quizá estemos tratando de conservar la falsa imagen de ser autosuficientes o estar libres de problemas. Cualesquiera que sean nuestras razones para negarnos a comunicarnos, nos estamos engañando a nosotros mismos. Al “enconcharnos” nos privamos del amor y los cuidados de aquellos que nos aman

El hecho de compartir honestamente con los demás despeja el camino para el crecimiento interior y el cambio. El expresar en voz alta nuestros pensamientos y sentimientos a otra persona nos capacita para comprender y manejar mejor aquello que nos está molestando. Y lo que es más importante, profundizamos nuestras relaciones con amigos y familiares cuando estamos dispuestos a comunicarnos a un nivel significativo.

Dame el valor para comunicarme.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Me he dado cuenta de que aquellos que más hacen por TA no tienen el hábito de alardear de ello. El peligro que hay de que me ensalce a sí mismo demasiado es que, si lo hago, puedo tener una recaída. Esa manera de pensar lleva a tragar. Si un costado de un barco se eleva demasiado fuera del agua, está expuesto a zozobrar. El ensalzarse y la tragadera marchan juntos. Lo uno conduce a la otra. Por eso, si he de permanecer sobrio, debo conservarme en mi dimensión.

 –  ¿He alcanzado la verdadera perspectiva de mí mismo?

Meditación del Día.

A veces, el camino parece largo y cansado. ¡Tantas personas están cansadas! El cansancio de los hombres con frecuencia tiene que ser compartido con los demás. El cansado y el sobrecargado, cuando vengan a mí, deben ser ayudados a encontrar descanso que yo he encontrado. Solamente existe un remedio seguro para el cansancio del mundo, y es encaminarse a lo espiritual. Para poder realizar el retorno a Dios después de haber andado por ese mundo fatigado, tengo que atreverme a sufrir, a vencer el egoísmo en mí, a pensar de toda la fatiga que encuentre en el mundo.

Oración del Día.

Ruego poder ser una ayuda para las personas desalentadas. Pido poder tener el valor para realizar lo que necesita el fatigado mundo, pero que no sabe cómo lograr.

Reflexión diaria A.A.

No esconder nada.

“Las verdaderas pruebas de la situación son nuestra buena voluntad para confiar nuestros secretos y la total confianza en la persona que hemos escogido para compartir el primer autoexamen preciso . . . Mientras tratemos de no esconder nada, nuestra sensación de alivio aumentará minuto a minuto. Esas emociones que hemos represado durante tantos años rompen su confinamiento y milagrosamente se desvanecen a medida que las vamos exponiendo. Al disminuir el dolor, una saludable tranquilidad va a tomar su lugar.”

Doce pasos y doce tradiciones, p. 65-66

Cuando empecé por primera vez a asistir a reuniones de A.A., comenzó a desarrollarse una pequeña semilla de sentimientos aprisionados y entonces el conocimiento de mí mismo se convirtió en una tarea de aprendizaje para mí. Este nuevo conocimiento acarreó un cambio en mis reacciones a las situaciones de la vida. Me di cuenta de que tenía el derecho de tomar decisiones, y la dictadura de mis hábitos personales lentamente iba perdiendo su fuerza.

Creo que si busco a Dios puedo encontrar una mejor manera de vivir y diariamente le pido a El que me ayude a vivir una vida sobria.

El lenguaje del adiós.

Siéntete bien.

Hazte sentir bien!

Nuestra primera labor es hacernos sentir mejor, y luego, hacernos sentir muy bien. La recuperación no es solamente detener los sentimientos dolorosos, sino crearnos una vida nueva.

No tenemos por qué negarnos las actividades que nos ayuden a sentirnos bien. Asistir a las reuniones, asolearnos, hacer ejercicio, dar un paseo o pasar un rato con un amigo o amiga son actividades que nos ayudan a sentirnos bien. Cada uno de nosotros tiene su lista. Si no la tenemos, ahora somos libres de explorar, de experimentar y de desarrollar esa lista.

Cuando encontremos una conducta o actividad que nos produzca un sentimiento agradable, pongámosla en la lista. Luego, desempeñémosla frecuentemente.

Dejemos de negarnos a nosotros mismos los sentimientos agradables y empecemos a hacer las cosas que nos hacen sentir bien.

Hoy desarrollaré una actividad o conducta que sé que me provocará un sentimiento agradable. Si no estoy seguro de qué me gusta, experimentaré hoy con una conducta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: