Corriente Independiente de La Laguna

Mayo 4


Comida para el pensamiento.

La comida no basta

La comida es necesaria, pero no en cantidades industriales. Necesitamos hacer tres comidas al día de acuerdo con los requisitos para una nutrición sana, pero no vivimos nada más de la comida.

Necesitamos de un contacto cercano con los amigos. Necesitamos involucrarnos en el trabajo productivo y en actividades estimulantes. Necesitamos dar servicio en aquellas áreas en las que estamos mejor capacitados. Necesitamos usar los talentos y capacidades que Dios nos ha dado en vez de sentarnos sobre ellos. De manera especial necesitamos las virtudes espirituales de la fe, la esperanza y el amor.

En el pasado, quizá abandonamos la “religión”. A través del programa de TA, descubrimos que nuestro Poder Superior no nos abandonó. Él nos guio hacia este plan de recuperación y nos está ofreciendo a cada uno de nosotros la posibilidad de una vida más rica y satisfactoria. Dios nunca quiso que nos sintiéramos satisfechos con la comida y las cosas materiales. Él nos ofrece a diario mucho más.

Señor, llena mi espíritu.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando trago, siempre adoptaba una actitud grandilocuente. Acostumbraba contar maravillosos cuentos acerca de mí. Los refería tan a menudo que todavía los creo a medias, aunque sé que no son ciertos. Solía haraganear por la cocina para poder sentirme superior a los otros. La razón por la que siempre trataba de aparecer grandioso era que, en el fondo de mi alma, yo sabía que en realidad no valía nada. Era una defensa contra mi sentimiento de inferioridad.

 –  ¿Continúo adoptando una actitud grandilocuente?

Meditación del Día.

Dios pensó en el universo y lo puso en existencia. Su pensamiento me hizo ser. Debo tener los pensamientos que Dios espera de mí. Debo mantener con frecuencia ocupada mi mente con pensamientos acerca de Dios y meditar sobre la forma en que Él quiere que yo viva. Tengo que disciplinar mi mente constantemente, en los tranquilos momentos de comunión con Dios. Es labor de toda una vida alcanzar espiritualmente una altura plena. Para esto es para lo que estoy en la tierra.

Oración del Día.

Ruego poder tener los pensamientos que Dios espera que tenga. Pido poder vivir como Él quiere que viva.

Reflexión diaria A.A.

Completamente honrados.

“Si esperamos vivir largo tiempo o felizmente en este mundo, necesariamente tenemos que ser completamente honrados con alguien.”

Alcohólicos anónimos, p. 68

La honradez, como todas las virtudes, tiene que ser compartida. Empezó después que compartí  ” . . . toda la historia (de mi) vida con alguien . . . ”  a fin de encontrar mi lugar en la Comunidad.  Más tarde compartí mi vida con el fin de ayudar al recién llegado a encontrar su lugar con nosotros. Este compartimiento me ayuda a aprender a ser honrado en todos mis asuntos y a saber que el plan que Dios tiene para mí se hace realidad por medio de una honrada franqueza y buena voluntad.

El lenguaje del adiós.

Pensamiento del Día.

“Libérate de los trastornos compulsivos. Gracias por haberme mantenido sobrio ayer. Por favor ayúdame a permanecer sobrio hoy.”

Paráfrasis de Alcohólicos Anónimos.

Cuando empecé a recuperarme de la codependencia, estaba furiosa por tener que empezar otro programa de recuperación. Siete años antes había empezado a recuperarme de la dependencia química. No me parecía justo que una persona tuviera que tratar dos cuestiones importantes en una sola vida.

He superado mi ira. He aprendido que mis recuperaciones no están aisladas una de la otra. Muchos de nosotros nos estamos recuperando de la codependencia y de cuestiones relativas al hecho de ser hijos adultos de alcohólicos y también de adicciones: al alcoholismo, a otra dependencia a las drogas, al juego, a la comida, al trabajo o a la adicción sexual. Algunos de nosotros estamos tratando deliberarnos de otros trastornos compulsivos, que van desde cuidar obsesivamente a los demás a sentirnos compulsivamente desgraciados, culpables o avergonzados.

Una parte importante de nuestra recuperación de la codependencia es permanecer sobrios y libres de nuestras conductas compulsivas o adictivas. La recuperación es un gran salón al que hemos entrado y que se llama vivir sanamente.

Podemos hacer ondear la bandera blanca o someternos a todas nuestras adicciones. Podemos volvernos a un Poder Superior a nosotros mismos para que nos libere de nuestra conducta compulsiva. Eso lo sabremos ahora. Una vez que empecemos a trabajar activamente un programa de recuperación, Dios nos liberará de nuestras adicciones. Todas las mañanas pídele a Dios que te ayude a permanecer libre de tus adicciones y compulsiones. Dale gracias por haberte ayudado el día anterior.

Hoy, Dios mío, ayúdame a poner atención a todas las cuestiones de mi recuperación. Ayúdame a saber que antes que pueda trabajar en los puntos más sutiles de mi recuperación, tales como mis relaciones, debo estar libre de conductas adictivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: