Corriente Independiente de La Laguna

Abril 29


Comida para el pensamiento.

No juzgarás

Cuando hemos recibido el don de la abstinencia y nos hemos librado del exceso de peso, a veces tendemos a exagerar nuestras críticas hacia aquellos que aún no han tenido éxito con la parte física del programa. Quizá también critiquemos particularmente a los que es obvio necesitan el programa, pero que aún no están dispuestos a probarlo.

Y también algunos de nosotros resentimos la presencia de aquellos que llegan al programa con muy poco sobrepeso, o de los que tienen un peso normal, pero que sin embargo, sufren de la compulsión de comer en exceso.

En vez de preocuparnos acerca de los demás y de tratar de emitir un juicio acerca de sus necesidades y esfuerzos, sería mejor que nos concentráramos en nuestro propio progreso. Únicamente Dios entiende por completo en donde nos encontramos en un momento dado y solamente Él puede juzgar nuestra sinceridad y crecimiento interior. Podemos ayudarnos y apoyarnos unos a otros, pero cada uno de nosotros es responsable ante nuestro Poder Superior.

Abstenerse de juzgar a los demás es dejar de tratar de comparar las peras con las manzanas. Cada uno de nosotros es único y cada quien crece interiormente de acuerdo con su esquema individual.

Que no desperdicie tiempo y energía juzgando a los demás.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El programa de T.A. es un programa de fe, esperanza y caridad. Es un programa de esperanza porque cuando llega un nuevo miembro a T.A. la primera cosa que obtiene es esperanza. Escucha a los miembros más antiguos contar cómo ellos han pasado por la misma clase de infierno por el que él ha pasado y cómo ellos hallaron el camino a través de T.A. Y esto le brinda esperanza que, si ellos pudieron hacerlo también él puede.

–  ¿Es fuerte todavía la esperanza en mí?

Meditación del Día.

La regla del reino de Dios es orden perfecto, perfecta armonía, perfectas disposiciones, amor perfecto, perfecta honradez, obediencia perfecta. No existe discordia en el reino de Dios, solamente algunas cosas aún no conquistados en los hijos de Dios. Las dificultades de la vida son causadas por la falta de armonía en el individuo, ya sea hombre o mujer. Las personas carecen de fuerza porque carecen de armonía con Dios y entre sí. Piensan que Dios fracasa, porque en sus vidas no está manifestado el poder. Dios no fracasa. La gente fracasa porque no está en armonía con Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda estar en armonía con Dios y con mis semejantes. Pido porque esta armonía dé como resultado la fortaleza y el éxito.

Reflexión diaria A.A.

Autonomía De Grupo

“Algunos pueden pensar que hemos llevado al extremo el principio de la autonomía de los grupos. Por ejemplo, en su forma original “larga”, la Cuarta Tradición declara: “Dos o tres personas que se reúnen con el propósito de adquirir la sobriedad, pueden llamarse a sí mismas un grupo de A.A., siempre y cuando que como grupo no tengan otra afiliación” * . . . Pero esta libertad extrema no es tan peligrosa como parece.

A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 101

Como alcohólico activo, yo abusé de todas las libertades que la vida me ofrecía. ¿Cómo podía A.A. esperar que yo respetara la “libertad extrema” concedida por la Tradición Cuatro? Aprender a respetar se ha convertido en un trabajo para toda la vida.

A.A. ha hecho que yo acepté completamente la necesidad de la disciplina y que, si no me la impongo desde dentro, pagaré las consecuencias. Esto se aplica también a los grupos. La Tradición Cuatro me encamina en una dirección espiritual a pesar de mis inclinaciones alcohólicas.

El lenguaje del adiós.

Inicia relaciones.

Frecuentemente podemos aprender mucho acerca de nosotros mismos de la gente a quien atraemos.

A medida que progresamos en la recuperación, aprendemos que ya no podemos seguir estableciendo relaciones únicamente sobre la base de atracción. Aprendemos a ser pacientes, a permitirnos tomar en cuenta hechos importantes y a procesar información acerca de esa nueva persona.

Por lo que estamos esforzándonos en la recuperación es por tener una atracción sana con la gente. Nos permitimos ser atraídos por gente que ya es, no por su potencial o por lo que tenemos la esperanza de que sea.

Cuanto más trabajemos los asuntos relacionados con nuestra familia de origen, descubriremos que vamos necesitando trabajar menos esas mismas cuestiones con la gente que nos atrae. Resolver nuestros asuntos del pasado nos ayuda a formar nuevas y más sanas relaciones.

Entre más superamos nuestra necesidad de cuidar en exceso a los demás, descubriremos que nos atrae menos la gente que necesita que la estén cuidando constantemente.

Entre más aprendemos a amarnos y a respetarnos, más nos veremos atraídos por gente que nos amará y respetará y a quien podremos amar y respetar, sin peligro.

Este es un proceso lento. Necesitamos ser pacientes con nosotros mismos. El tipo de personas que descubrimos que nos atrae no cambia de la noche a la mañana. Ser atraídos por gente disfuncional es algo que sigue sucediendo ya bien adentrados en la recuperación. Eso no significa que debamos permitirnos que eso nos controle. El hecho es que iniciaremos y mantendremos relaciones con la gente con la que necesitamos estar hasta que aprendamos lo que necesitamos aprender, no importa cuánto tiempo hayamos estado en recuperación.

No importa con quien nos estemos relacionando y qué descubramos que está ocurriendo en la relación, el asunto sigue siendo nuestro, y no de la otra persona. Esa es la médula, la esperanza y el poder de la recuperación.

Podemos aprender a cuidar de nosotros mismos durante el proceso de iniciar y establecer relaciones. Podemos aprender a ir despacio.

Podemos aprender a poner atención. Podemos permitirnos cometer errores, aunque ahora ya sepamos mejor cómo comportarnos.

Podemos dejar de echarle la culpa de nuestras relaciones a Dios y empezar a asumir la responsabilidad de ellas. Podemos aprender a disfrutar de las relaciones sanas y apartarnos más rápido de las que son disfuncionales.

Podemos aprender a ver lo que nos conviene, en vez de lo que le conviene a la otra persona.

Dios mío, ayúdame a prestar atención a mis conductas durante el proceso de iniciar relaciones. Ayúdame a asumir la responsabilidad que tengo para conmigo mismo y para aprender lo que necesito aprender. Confío en que la gente que quiero y necesito vendrá a mi vida. Entiendo que si una relación no me conviene, tengo el derecho y la capacidad para rehusarme a establecerla, aunque la otra persona piense que a ella si le convendría. Estaré abierto a las lecciones que necesito aprender acerca de mí en mis relaciones, para estar preparado para establecer las mejores relaciones posibles con la gente.

Anuncios

Comentarios en: "Abril 29" (2)

  1. Angelica Balino dijo:

    Me gusta lo que publican, quisiera dejar de ser negativa, sostenerme de estas publicacionrs y tomar vuelo para salír de la depresion

    • Por experiencia te puedo decir que las lecturas a mi me ayudaron hasta cierto punto. Pero la ayuda que me dio asistir a las juntas no tiene comparación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: