Corriente Independiente de La Laguna

Abril 27


Comida para el pensamiento.

La comida no es una panacea

A pesar de lo que hayamos creído nosotros, los tragones, la comida no resuelve nuestros problemas emocionales o espirituales. La comida no puede llenar de amor nuestro corazón, no importa cuánto comamos. En vez de diluir nuestras dificultades con la familia, los amigos y con nosotros mismos, la comida las multiplica.

Si nuestro problema fuera que no tuviéramos qué comer, entonces la comida sería la solución. Es posible que estemos excedidos de peso y mal nutridos al mismo tiempo si comemos lo que no debemos. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, el problema es simplemente que nos gusta comer demasiado. La única cura universal para ese problema es ¡comer menos!

La buena noticia para los tragones es que ahora es posible llevar una vida de abstinencia y de control. Nuestra enfermedad no tiene por qué destruirnos. Cuando reconocemos que hemos estado usando la comida para que haga lo que sólo nuestro Poder Superior puede hacer, estamos en camino de la recuperación. En vez de recurrir a la comida para aliviar nuestros dolores y satisfacer nuestros antojos, nos volvemos a Dios.

Gracias por apoyarme.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Sometiéndonos a Dios somos liberados del poder de la comida. Ya no nos tiene sujetos. Somos liberados también de las cosas que nos hundían: el orgullo, el egoísmo y el temor. Y somos libres para progresar en una vida que es incomparablemente mejor que la antigua vida. Esta liberación nos proporciona serenidad y paz con el mundo.

–  ¿Me he liberado del poder de la comida?

Meditación del Día.

Conocemos a Dios mediante la visión espiritual. Sentimos que Él está a nuestro lado. Sentimos Su presencia. El contacto con Dios no se realiza por los sentidos. La conciencia del espíritu reemplaza a la vista. Puesto que no podemos ver a Dios tenemos que percibirlo mediante la percepción espiritual. Dios tiene que ligar lo físico y lo espiritual con el don de la visión espiritual. Más de un hombre, aunque no haya podido ver a Dios, ha tenido una clara conciencia espiritual de Él. Estamos dentro de una caja de espacio y tiempo, pero sabemos que tiene que haber algo fuera de esa caja: espacio ilimitado, eternidad de tiempo y Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda tener una conciencia de la presencia de Dios. Pido que Dios me conceda visión espiritual.

Reflexión diaria A.A.

Descubrimientos Alegres

“Nos damos cuenta de lo poco que sabemos. Dios constantemente nos revelará más, a ti y a nosotros. Pídele a El en tu meditación por la mañana, que te inspire lo que puedes hacer ese día por el que todavía está enfermo. Recibirás la respuestas si tus propios asuntos están en orden. Pero, obviamente, no se puede transmitir algo que no se tiene. Ocúpate, pues, de que tu relación con El ande bien y grandes acontecimientos te sucederán a ti y a infinidad de otros. Esta es para nosotros la Gran Realidad.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 151

La sobriedad es un viaje de descubrimientos alegres. Cada día trae nuevas experiencias, una nueva comprensión, esperanzas mayores, fe más profunda, tolerancia más amplia. Debo mantener estos atributos o no tendré nada que pasar.

Para este alcohólico en recuperación los grandes acontecimientos son las alegrías cotidianas de poder vivir otro día en la gracia de Dios.

El lenguaje del adiós.

Deja Ir La Necesidad De Controlar.

“Las recompensas del desapego son grandes: serenidad, una profunda sensación de paz interior, la capacidad de dar y recibir amor de una manera que nos enaltece y nos llena de energía, y la libertad para encontrar soluciones reales a nuestros problemas.”

Ya no seas codependiente.

Dejar ir nuestra necesidad de controlar puede liberarnos a nosotros y a los demás. Puede liberar a nuestro Poder Superior para que nos envíe lo que es mejor para nosotros.

Si no estuviéramos tratando de controlar algo o a alguien, ¿Qué estaríamos haciendo de otra forma?¿Qué estaríamos haciendo que no nos estamos dejando hacer ahora?¿Adónde iríamos? ¿Qué diríamos?¿Qué decisiones tomaríamos?¿Qué pediríamos? ¿Cuáles límites fijaríamos? ¿Cuándo diríamos sí o no? Si no estuviéramos tratando de controlar si le caemos bien o no a otra persona y su reacción hacia nosotros, ¿Qué haríamos de manera diferente? Si no estuviéramos tratando de controlar el curso de una relación, ¿Qué haríamos de otra manera? Si no estuviéramos tratando de controlar la conducta de otra persona, ¿Cómo pensaríamos, sentiríamos, hablaríamos y nos comportaríamos de manera diferente a como lo hacemos ahora?¿Qué es lo que no nos hemos estado dejando hacer mientras albergábamos la esperanza de que nuestra abnegación influyera sobre una situación o persona en particular? ¿Hay algunas cosas que hemos estado haciendo y que dejaríamos de hacer?¿Cómo nos trataríamos a nosotros mismos de otra manera?¿Nos permitiríamos disfrutar más de la vida y sentirnos mejor ahora mismo? ¿Dejaríamos de sentirnos tan mal? ¿Nos trataríamos mejor a nosotros mismos? Si no estuviéramos tratando de controlar, ¿Qué haríamos en forma diferente? Haz una lista y luego síguela.

Hoy me preguntaré a mí mismo qué estaría haciendo de otra manera sino estuviera tratando de controlar. Cuando escuche la respuesta, lo haré. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de controlar.

Ayúdame a liberarme y a liberar a los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: