Corriente Independiente de La Laguna

Abril 19


Comida para el pensamiento.

Perseverancia

Todos atravesamos periodos en que parecemos estar estancados o en retroceso. A menudo es difícil seguir haciendo nuestro plan alimentario cuando se hace lenta la pérdida de peso o se estaciona. Podemos aburrirnos del programa si nuestra comprensión del mismo es superficial. Muchas veces, las cosas no salen como nos gustaría, por lo que nos sentimos tentados a claudicar.

Recordemos entonces cómo estábamos cuando empezamos y qué mal nos sentíamos antes de encontrar a TA. Si a veces la abstinencia no nos parece tan maravillosa, recordemos cuán peor es la otra alternativa. Ya hemos estado en lo profundo de la desesperación y no queremos regresar a ese estado.

Un día a la vez podemos seguir yendo hacia adelante. Aun cuando no veamos signos de progreso, podemos saber que nuestro Poder Superior está ahora a cargo de nuestra recuperación y que Sus propósitos nunca fallan.

Señor, dame fuerzas para perseverar.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Desde que he venido introduciendo la abstinencia en mi vida, he estado obteniendo cosas buenas. Puedo mejor describirlo como una especie de tranquila satisfacción. Me siento bien. Me siento en paz con el mundo y en el lado seguro de la “tragadrea”. Mientras lleno de abstinencia mi vida casi todo lo que obtengo es bueno. La satisfacción que se obtiene viviendo una vida abstinente está compuesta de muchas pequeñas cosas. Siento la ambición de hacer cosas que no creía factible hacer cuando tragaba.

–  ¿Estoy sintiendo satisfacción por vivir una vida abstinente?

Meditación del Día.

Es un camino glorioso el camino ascendente. Existen maravillosas revelaciones en el reino del espíritu. Existen tiernas intimidades en los callados momentos de comunión con Dios. Hay una sorprendente, casi incomprensible comprensión de los semejantes. En el camino ascendente se puede tener toda la fortaleza que se necesita proveniente del Poder Superior. Nunca son demasiadas las peticiones de fortaleza que se hagan a él. El da toda la fuerza que se necesita a medida que se va recorriendo el camino ascendente.

Oración del Día.

Ruego poder ver adelante los hermosos horizontes del camino ascendente. Pido poder seguir adelante hacia una vida más plena.

Reflexión diaria A.A.

Hermanos Por Nuestros Defectos

“Nosotros los alcohólicos recuperados no somos hermanos por nuestras virtudes, sino hermanos por nuestros defectos y por nuestros esfuerzos comunes para superarlos.”

COMO LO VE BILL, p. 167

La identificación que un alcohólico tiene con otro es misteriosa, espiritual – casi incomprensible. Pero está allí. Yo la “siento”. Hoy, siento que puedo ayudar a otros y que ellos me pueden ayudar.

Preocuparme por alguien es para mí una sensación nueva y emocionante; importarme sus sentimientos, sus esperanzas, sus oraciones; saber de sus tristezas, de sus alegrías, de su horror, de sus pena, de sus pesares; querer compartir estos sentimientos para que alguien pueda encontrar alivio. Nunca sabía cómo hacer esto – ni cómo tratar de hacerlo. Ni siquiera me importaba. La Comunidad de A.A. y Dios me están enseñando a preocuparme de otros.

El lenguaje del adiós.

Acepta el cambio.

Los vientos de cambios soplan en nuestra vida, a veces suavemente, a veces como una tormenta tropical. Sí, tenemos lugares de descanso, tiempo para ajustarnos a otro nivel de vida, tiempo para lograr nuestro equilibrio, tiempo para disfrutar las recompensas. Tenemos tiempo para tomar un respiro.

Sin embargo, el cambio es inevitable y deseable.

A veces, cuando empiezan a susurrar los vientos del cambio, no estamos seguros si el cambio es para mejorar. Podremos llamarlo estrés o un estado temporal, seguros de que volveremos a la normalidad. A veces nos resistimos, agachamos la cabeza y damos de topes al viento, con la esperanza de que las cosas pronto se calmen y vuelvan a ser como eran. ¿Será posible que se nos esté preparando para una nueva “normalidad”? El cambio barrerá nuestra vida, como sea necesario, para llevarnos adonde estamos yendo. Podemos confiar en que nuestro Poder Superior tiene en mente un plan, aun cuando no sepamos a dónde nos conducen los cambios.

Podemos confiar en que el cambio que está teniendo lugar es bueno.

Los vientos nos llevarán a donde necesitemos ir.

Hoy ayúdame, Dios mío, a dejar ir mi resistencia al cambio. Ayúdame a estar abierto al proceso. Ayúdame a creer que el lugar en el que me dejará será mejor que el lugar en donde me levantó. Ayúdame a someterme, a confiar y a aceptar, aunque no lo comprenda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: