Corriente Independiente de La Laguna

Abril 18


Comida para el pensamiento.

Preocuparnos en la justa medida

“Enséñanos a ocuparnos y a no preocuparnos. Enséñanos a quedarnos quietos”.

Sabemos que Dios se preocupa por nosotros y tratamos de darle a las personas que amamos los cuidados que Él quiere que les demos. Sin embargo, a veces nos ocupamos y nos preocupamos tanto, ya sea por nosotros mismos o por los demás, que nos olvidamos de escuchar a nuestro Poder Superior.

Para poder trabajar la parte espiritual del programa, necesitamos pasar un rato a solas en silencio escuchando la voz interior. Necesitamos de un rato de soledad a diario, para ponernos en contacto con el centro de nuestro ser.

Cuando estamos en sintonía con nuestro Poder Superior, somos capaces de darnos a aquellos que son importantes para nosotros. Nuestras preocupaciones caen en su justo lugar y nos liberamos de la preocupación egoísta. Nuestras acciones se vuelven más efectivas y nuestros corazones más abiertos a las necesidades de los que amamos.

Enséñanos a preocuparnos.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando retrospectivamente miro mi carrera de tragón, ¿comprendo que de la vida se obtiene lo que en ella se ha depositado? Cuando introduje en mi “comida en exceso”, ¿no obtuve cantidad de cosas malas? ¿Visitas al médico y hospitales? ¿enfermedades por tragar sin control? ¿Pérdidas de trabajos? ¿Pérdidas del hogar, de la esposa y de los hijos?

– ¿Cuando en mi vida introduje la “tragonería”, ¿casi todo lo que obtenía era malo?

Meditación del Día.

Debo esforzarme por lograr dar una amistad y ayuda que pueda afectar a todo aquel que se acerque a mí. Debo tratar de ver en ellos algo que amar. Debo recibirlos bien, otorgarles pequeñas cortesías y una gran comprensión para poder ayudarlos cuando lo soliciten. No debo despedirme de ninguno sin una palabra de consuelo, sin un sentimiento que realmente me preocupo por él. Dios puede haber puesto en el pensamiento de algún desesperado el impulso de venir a mí. Puede tener profundas necesidades que no me expresará sino hasta estar seguro de una cálida recepción.

Oración del Día.

Ruego poder recibir cálidamente a todos lo que vengan a mí buscando ayuda. Pido poder hacerles sentir que realmente me preocupo por ellos.

Reflexión diaria A.A.

Honestidad Con Uno Mismo

“El engaño a los demás casi siempre tiene sus raíces en el engaño a nosotros mismos . . . Cuando somos honrados con otra personas, tenemos la confirmación de que hemos sido honrados con nosotros mismos y con Dios.”

COMO LO VE BILL, p. 17

Cuando yo bebía, me engañaba a mí mismo respecto a la realidad, corrigiéndola para que fuera como yo la quería. Engañar a otros es un defecto de carácter – aunque sea una pequeña exageración o un “lavadito” de mis motivos para que otros piensen bien de mí. Mi Poder Superior puede quitarme este defecto de carácter, pero primero tengo que ayudarme a mí mismo a estar dispuesto a recibir esa ayuda, no practicando el engaño. Todos los días tengo que recordar que engañarme a mí mismo es sentar las bases para el fracaso o la desilusión en la vida y en Alcohólicos Anónimos. Una relación íntima y honesta con un Poder Superior es la única base sólida que he encontrado para ser honesto conmigo y con otros.

El lenguaje del adiós.

Libertad.

Muchos de nosotros fuimos oprimidos y victimados cuando niños. Ya de adultos, podemos seguir sintiéndonos oprimidos.

Algunos de nosotros no reconocemos que cuidar excesivamente a los demás y no fijar límites nos hará sentirnos victimados.

Algunos de nosotros no entendemos que pensar que somos victimas nos hace sentir oprimidos.

Algunos de nosotros no sabemos que tenemos la llave de nuestra propia libertad. Esa llave está en honrarnos a nosotros mismos y cuidar de nosotros mismos.

Podemos decir lo que queremos y querer lo que decimos.

Podemos dejar de esperar que los demás nos den lo que necesitamos y asumir la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos.

Cuando lo hagamos, se abrirán de par en par las puertas de la libertad.

Pasa por ellas.

Hoy comprenderé que yo tengo la llave de mi libertad. Dejaré de participar en mi opresión y mi victimización. Asumiré la responsabilidad que tengo para conmigo mismo y dejaré que los otros hagan lo que quieran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: