Corriente Independiente de La Laguna

Abril 17


Comida para el pensamiento.

Es fácil

El esfuerzo y la tensión son mayores cuando tratamos de hacerlo todo solos, a nuestro modo. Queremos que se den cambios positivos inmediatamente y esperamos que ocurran milagros de acuerdo con nuestro calendario personal. A veces sentimos que si nuestro Poder Superior nos está guiando, debemos ser capaces de lograr cosas grandes y maravillosas constantemente.

Acordarnos de “poco a poco” es darnos cuanta humildemente de que no somos todopoderosos y de que Dios no espera que lo seamos todo para toda la gente. El crecimiento es lento, el tiempo le pertenece a Dios, y el cambio ocurrirá de acuerdo con Su plan. Si hacemos las tareas que se nos han dado a realizar durante este periodo de 24 horas, nuestro Poder Superior se hará cargo del mañana. Cuánto más agradable es la vida cuando no queremos abarcar demasiado, sino que admitimos nuestra debilidad y confiamos en que Dios cuidará de nosotros. No escatimamos nuestra contribución, pero no tratamos de llevar la carga completa. Sólo nuestro Poder Superior tiene la fuerza suficiente para hacerlo.

Quita de nuestras vidas la tensión y el estrés.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cada vez que asistimos a una reunión de T.A., cada vez que decimos el Padre Nuestro, cada vez que tenemos un momento de tranquilidad antes del desayuno, estamos pagando una prima de nuestro seguro contra el acto de “tragar” el primer bocado compulsivo. Y cada vez que ayudamos a otro tragón, estamos haciendo un fuerte pago de nuestro seguro contra la “tragada”. Estamos asegurándonos que nuestra póliza no caduque.

–  ¿Estoy constituyéndome una dotación de serenidad, paz y felicidad que me pondría sobre un camino fácil para el resto de mi vida?

Meditación del Día.

Obtengo fe por mi propia experiencia del poder de Dios en mi vida. El reconocimiento constante y persistente del espíritu de Dios en todas mis relaciones personales, la evidencia siempre creciente sobre la dirección de Dios, los innumerables casos en los que hay huellas de una maravillosa coincidencia con el propósito de Dios en mi vida, todas estas cosas engendran gradualmente un sentimiento de admiración, humildad y gratitud hacia Dios. Éstas, a su vez, traen como consecuencia, una fe más segura y permanente en Dios y en sus designios.

Oración del Día.

Ruego porque mi fe pueda ser fortalecida cada día. Pido porque pueda hallar confirmación de mi fe en las cosas buenas que han entrado en mi vida.

Reflexión diaria A.A.

El Amor Y El Temor Como Cosas Opuestas

“Todos estos traspiés generan miedo, que es en sí mismo una enfermedad del alma.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 52

“El temor llamó a la puerta; contestó la fe; nadie estaba allí”. Yo no sé quién dijo lo anterior, pero la verdad es que indica muy claramente que el temor es una ilusión. Yo mismo creo la ilusión.

Es mi juventud, yo experimenté el temor y pensaba equivocadamente que su mera presencia me hacía un cobarde. No sabía que una de las definiciones de “valor” es la “disposición de hacer lo correcto a pesar del temor”. El valor entonces no es necesariamente la ausencia del temor.

Durante las épocas en que yo no tenía amor en mi vida, con toda seguridad tenía temor. Temer a Dios es tenerle miedo a la alegría. Mirando retrospectivamente, me doy cuenta de que, durante las épocas en que más temía a Dios, no había alegría en mi vida. Según aprendí a no temer a Dios, aprendí también a experimentar alegría.

El lenguaje del adiós.

Cuidemos de nosotros mismos

Con frecuencia nos referimos a la recuperación de la codependencia y de ser hijos adultos de alcohólicos con el término “auto cuidado”. El cuidado de uno mismo no es, como algunos pudieran pensar, una moda de la “generación yo”. No es auto indulgencia. No es egoísmo, en la interpretación negativa de esa palabra

Estamos aprendiendo a cuidar de nosotros mismos, en vez de concentrarnos obsesivamente en otra persona. Estamos aprendiendo la auto responsabilidad, en vez de sentirnos excesivamente responsables de los demás. Cuidarse a uno mismo significa también cumplir con nuestras verdaderas responsabilidades hacia los otros; y esto lo hacemos mejor cuando no nos sentimos demasiado responsables.

Cuidarse a uno mismo a veces significa “yo primero”, pero por lo general, significa “yo también”. Significa que somos responsables de nosotros mismos y que podemos escoger ya no seguir siendo víctimas.

Cuidarse a uno mismo significa aprender a amar a la persona de la que somos responsables: nosotros mismos. No lo hacemos para invernar dentro de un capullo de aislamiento y auto indulgencia; lo hacemos para poder amar mejor a los demás y para aprender a dejar que ellos nos amen.

Cuidarse a uno mismo no es egoísmo, es autoestima.

Hoy, Dios mío, ayúdame a amarme a mí mismo. Ayúdame a dejar ir la sensación de que soy excesivamente responsable de los que me rodean.

Enséñame qué necesito hacer para cuidarme a mí mismo y para ser adecuadamente responsable con los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: