Corriente Independiente de La Laguna

Abril 13


Comida para el pensamiento.

Gula

¿A cuántos de nosotros nos está matando nuestra gula? A pesar de todo lo que comemos, seguimos vacíos. El consumo excesivo nos deprime el espíritu aun antes de destruir nuestro cuerpo.

¿Por qué estamos tan vacíos? ¿Es porque buscamos la satisfacción donde no la hay? ¿Esperamos una satisfacción permanente al comprar ropa nueva, más comida, una casa más grande? Cuando la adquisición de estas cosas no nos satisface  por largo tiempo, pensamos que debemos salir a comprar más ropa, mejor comida y una casa más elegante.

A veces, nuestra avidez surge del miedo, miedo de no tener lo suficiente. Gibrán dice: “¿Qué es el miedo a la necesidad sino la necesidad misma? ¿No es el temor a la sed cuando tu pozo está lleno, la sed que es insaciable?”.

Todos somos hijos de un Padre que satisface nuestra necesidad, pero no nuestra voracidad. Confiar en que Él proveerá abundantemente todo lo que en verdad necesitamos es liberarnos del miedo y también de la voracidad.

Señor, aparta de mí la gula.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Habiendo encontrado mi camino a este nuevo mundo por la gracia de Dios y la ayuda de A.A., ¿voy a beber aquella primera copa cuando sé que solamente una copa cambiará mi mundo entero? ¿Voy a retroceder deliberadamente al sufrimiento del mundo alcohólico? ¿O voy a abrazarme a la felicidad de este mundo de sobriedad? ¿Existe alguna duda acerca de la respuesta?.

– ¿Con la ayuda de Dios ¿voy a aferrarme a A.A. con ambas manos?

Meditación del Día.

Trataré de hacer un mundo mejor y más feliz mediante mi presencia en él. Trataré de ayudar a otras personas a encontrar el camino en que Dios que quiere vivan. Trataré de estar en el lado del bien, en la corriente de lo justo. Cumpliré mi deber con persistencia y firmeza, dando todo de mí mismo. Seré cortés con todas las personas. Trataré de ver las dificultades de los demás, y ayudarlos a corregirlas. Siempre rogaré a Dios para tratar de actuar como interprete entre la otra persona y yo.

Oración del Día.

Ruego poder vivir en el espíritu de la oración. Pido poder depender de Dios en cuanto a la fortaleza que necesito para que pueda hacer lo que esté de mi parte en la lucha por lograr un mundo mejor.

Reflexión diaria A.A.

El Falso Consuelo De La Autoconmiseración

“La autoconmiseración es uno de los defectos más infelices y que más nos carcomen que conozcamos. Es un obstáculo para todo progreso espiritual y puede cortar toda efectiva comunicación con nuestros compañeros, debido a su reclamación exagerada de atención y simpatía. Es una forma sensiblera del martirio que difícilmente nos podemos permitir.”

COMO LO VE BILL, p. 238

El falso consuelo de la autoconmiseración me saca de la realidad sólo momentáneamente y después exige, como una droga, que yo tome dosis cada vez mayores. Si yo sucumbo a esto, me puede llevar a una recaída en la bebida. ¿Qué puedo hacer? Un antídoto eficaz es poner mi atención, aunque sea muy ligeramente al principio, en otros que son verdaderamente menos afortunados que yo y preferiblemente en otros alcohólicos. Mi propio sufrimiento exagerado disminuirá en el mismo grado en que demuestre activamente mi simpatía con ellos.

El lenguaje del adiós.

Disfrute.

Una de las prohibiciones que muchos de nosotros aprendimos en la niñez es la tácita regla “No te diviertas ni disfrutes de la vida”.

Esta regla crea mártires, gente que no se permite aceptar los placeres de la vida cotidiana.

Muchos de nosotros asociábamos el sufrimiento con alguna especie de santidad. Ahora, lo asociamos con la codependencia. Podemos ir viviendo el día haciéndonos sentir ansiosos, culpables, desgraciados y privados. O podemos permitirnos vivir ese mismo día sintiéndonos bien. En la recuperación, eventualmente aprendemos que la elección es nuestra.

Hay mucho de qué disfrutar cada día, y está bien sentirse bien. Podemos permitirnos disfrutar nuestras tareas. Podemos aprender a relajarnos sin sentimientos de culpa. Podemos aprender incluso a divertirnos.

Trabaja para aprender a divertirte. Aplícate con dedicación a aprender a disfrutar. Trabaja tan duro para aprender a divertirte como lo hiciste para sentirte desgraciado.

Nuestro trabajo se verá recompensado. Lo divertido se volverá divertido. La vida se convertirá en algo que vale la pena vivir. Y cada día encontraremos muchos placeres que disfrutar.

Hoy me permitiré disfrutar de la vida al ir viviendo el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: