Corriente Independiente de La Laguna

Abril 8


Comida para el pensamiento.

El enemigo interno

¿Por qué nos autodestruimos? El problema del mal ha estado siempre con nosotros desde que la serpiente tentó a Eva para que se comiera la manzana. A menudo sentimos una guerra interior, donde una parte nuestra lucha con otra parte de nosotros.

Hay fuerzas que quisieran que abandonáramos nuestro programa, aunque generalmente descubrimos que la tentación viene de nuestro interior. Nos volvemos descuidados, nos aburrimos, nos hacemos indiferentes a nuestros esfuerzos. En vez de disciplinarnos para crecer más en lo espiritual, nos dormimos en nuestros laureles ¡y luego nos preguntamos porque nos estamos yendo cuestan abajo!

No hay nada de malo con nuestros apetitos corporales excepto cuando los dejamos asumir el control. Es entonces cuando nos destruyen. El vivir de una manera sana, saludable, requiere que reconozcamos nuestras necesidades espirituales. Cuando nuestro Poder Superior tiene el control, trabajamos por nuestro crecimiento espiritual y emocional, al igual que por la satisfacción física. En vez de estar divididos internamente, nos integramos. Sometemos al enemigo interno de la única manera posible, por el Poder de Dios.

Señor, derrota a mi enemigo interno.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Otra de las bases de recuperación es que el tragón recobra su fe en un Poder Superior a sí mismo. Admite que es importante por sí mismo y acude a aquel Poder Superior en busca de ayuda. Entrega su vida a Dios, como él lo concibe. Pone en manos de Dios su problema de la comida compulsiva y allí lo deja. Recobra su fe en un Poder Superior que puede ayudarlo.

–  ¿He recobrado yo mi fe?

Meditación del Día.

Tiene que tener un lugar para Dios. Los que creen en Dios son considerados como gente peculiar. Usted tiene que estar dispuesto hasta a ser considerado como un loco por la razón de su fe. Tiene que estar dispuesto a apartarse y dejar que desaparezcan las costumbres del mundo, si esos son los propósitos de Dios. Sea reconocido por las características que distinguen a un creyente, y que son la sinceridad, la integridad, el desinterés, el amor, la gratitud y la humildad.

Oración del Día.

Ruego poder estar dispuesto a profesar mi creencia en Dios ante los hombres. Pido poder no ser desviado por el escepticismo y el cinismo de los que no creen.

Reflexión diaria A.A.

Una mirada adentro

Queremos hallar exactamente cómo, cuándo y dónde se han deformado nuestros deseos naturales. Tratamos de ver honradamente la infelicidad que por esta causa se ha inferido a otras personas y a nosotros mismos. Al descubrir nuestras deformaciones emocionales, podemos movilizarnos hacia su corrección.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 45-46

Hoy ya no soy esclavo del alcohol, sin embargo, hay muchas maneras en que la esclavitud todavía me amenaza – a mi persona, a mis deseos, incluso a mis sueños. Empero, sin sueños yo no puedo existir; sin sueños no hay nada que me mantenga moviéndome hacia adelante.

Para liberarme debo mirarme por dentro. Tengo que recurrir al poder de Dios para enfrentarme a la persona que más he temido, mi verdadero yo, la persona que Dios quería que yo fuera. A menos que pueda o hasta que lo haga, siempre seguiré huyendo y nunca seré verdaderamente libre. Diariamente le pido a Dios que me enseñe tal libertad.

El lenguaje del adiós.

Cuidado de uno mismo

“Yo no sé qué es precisamente lo que necesites hacer para cuidar deti mismo, pero sí sé que lo puedes averiguar.”

Más allá de la codependencia.

Descansa cuando estés cansado. Toma un vaso de agua fría cuando tengas sed.

Llama a un amigo a amiga cuando te sientas solo. Pídele ayuda a Dios cuando te sientas abrumado.

Muchos de nosotros hemos aprendido a privarnos de muchas cosas y a descuidarnos a nosotros mismos. Muchos de nosotros hemos aprendido a esforzarnos duro, cuando el problema está en que ya nos hemos esforzado demasiado.

Muchos de nosotros tememos no terminar el trabajo si descansamos cuando nos sentimos cansados. Terminaremos el trabajo; lo terminaremos mejor que el trabajo que surge cuando estamos cansados del alma y del espíritu. La gente que se mima, que se prodiga cuidados, que se ama a sí misma y se cuida, es el deleite del universo.

Esta gente va a su ritmo, es eficiente y cuenta con la guía divina.

Hoy practicaré el amoroso cuidado de mí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: