Corriente Independiente de La Laguna

Abril 7


Comida para el pensamiento.

Apetito

El apetito crece cuando lo alimentamos. Entre más comemos, más queremos comer. Si permitimos que cualquier apetito físico se apodere de nosotros -ya sea comida, sexo, seguridad o lo que sea-, nos convertiremos en sus esclavos.

Si no alimentamos nuestra relación con nuestro Poder Superior de manera que Dios sea la última autoridad de todo lo que hacemos y el objeto de nuestro mayor deseo, entonces uno o más de nuestros apetitos físicos nos esclavizarán. Cuando percibimos a Dios como el mayor bien y la fuente de toda alegría y satisfacción, entonces los apetitos físicos toman su lugar.

Primero buscamos el crecimiento espiritual. Nuestro deseo primordial es hacer la voluntad de Dios, tal como El nos vaya capacitando para hacerla. Cuando Él es nuestro Maestro, Su amor satisface nuestro apetito espiritual y empezamos a conocer la paz interior y la satisfacción que el mundo no puede darnos.

Que mi deseo seas siempre Tú.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En A.A. un alcohólico encuentra una forma para resolver su problema de personalidad. Lo hace recuperando varias cosas. Primero, recobra su integridad personal. Se reúne consigo mismo. Se hace sincero consigo mismo y con las demás personas. Se enfrenta a sí mismo y a su problema sinceramente, en lugar de huir. Hace un inventario personal de sí mismo para saber realmente cuál es su situación. Después hace frente a los hechos en lugar de buscar excusas.

–  ¿He recobrado yo mi integridad?

Meditación del Día.

Cuando la dificultad surja, no hay que decir:  ¿Por qué tenía que sucederme esto a mí? No se autoconmisere. Piense en otras personas y en las dificultades de ellas y se olvidará de la propia. Salga de su egocentrismo y conocerá el consuelo del servicio desinteresado prestado a otros. Pasado un tiempo ya no le importará tanto lo que le suceda a usted. Ya no será tan importante, excepto en la medida en que su experiencia pueda ser utilizada para ayudar a otros que se encuentren en la misma clase de dificultades.

Oración del Día.

Ruego poder llegar a ser más desinteresado. Pido poder no desviarme dejando que el viejo egoísmo vuelva a penetrar en mi vida.

Reflexión diaria A.A.

Un ancho arco de gratitud

“Y, por mi parte y por la del Dr. Bob, afirmo con toda gratitud que, si no hubiera sido por nuestras esposas, Anne y Lois, ninguno de los dos podríamos haber vivido para ver los comienzos de A.A.”

COMO LO VE BILL, p. 67

¿Soy capaz de tan generoso tributo y gratitud para con mi esposa, padres y amigos, sin cuyo apoyo nunca hubiera sobrevivido para llegar a las puertas de A.A.? Yo trabajaré en esto y trataré de ver el plan que mi Poder Superior me está enseñando y que vincula nuestras vidas.

El lenguaje del adiós.

Aquellos sentimientos de los viejos tiempos.

“Todavía tengo días malos. Pero está bien. Antes solía tener años malos!”

Anónimo.

A veces se cuelan esos viejos sentimientos. Podemos sentirnos temerosos, avergonzados y desesperados. Podemos no sentirnos tan buenos, indignos de ser amados, victimados, desamparados y resentidos. Eso es codependencia, un estado que algunos describen como “enfermedad del alma”.

Muchos de nosotros nos sentíamos así cuando empezamos la recuperación. En ocasiones recaemos en esos sentimientos después de haber comenzado la recuperación. A veces hay una razón para ello. Un evento puede disparar estas reacciones, como terminar una relación, el estrés, problemas en el trabajo, en casa o con los amigos.

También la enfermedad física.

Finalmente, estos sentimientos regresan sin motivo.

Volver a sentir esos viejos sentimientos no significa que hayamos regresado al primer peldaño de nuestra recuperación. No significa que hayamos fracasado en nuestra recuperación. No significa que ahora nos toque una larga, dolorosa sesión de sentirnos fatal.

Simplemente están ahí.

La solución es la misma: practicar lo básico. Algo de lo básico es amarnos y confiar en nosotros mismos, desapegarnos, manejar los sentimientos, dar y recibir apoyo en la comunidad de recuperación, usar nuestras afirmaciones y divertirnos.

Otro aspecto básico es practicar los pasos. A menudo, el trabajarlos Pasos es lo que nos da la fuerza y nos capacita para practicar los otros aspectos básicos, tales como el desapego y el amor a uno mismo.

Si regresan los viejos sentimientos, da por seguro que hay una forma de salir de ellos que funcionará.

Hoy si me encuentro en el oscuro abismo de la codependencia, practicaré un paso para ayudarme a salir de él!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: