Corriente Independiente de La Laguna

Abril 6


Comida para el pensamiento.

Desechamos las falsas creencias

A medida que trabajamos los pasos del programa TA, nuestras nuevas acciones producen nuevos pensamientos. Cuando estamos listos, nuestro Poder Superior revela nuevas verdades y nos da nuevos conocimientos acerca de nosotros mismos.

Gradualmente vamos desechando esas viejas creencias falsas. Nos damos cuenta de que nos habíamos colocado en el centro del universo, y vemos esto como un engaño. Quizá en secreto nos considerábamos mejores que quienes nos rodeaban. Una vez que hacemos un inventario honesto y encaramos nuestros defectos, ya no lo creemos así. Otra ilusión frecuente es la de que las metas materiales nos darán una satisfacción plena. Cuando admitimos el dolor que nos hemos causado a nosotros mismos y a los demás con nuestros antojos y demandas insaciables de cosas materiales, vemos que éstas no son la respuesta.

Muchos de nosotros hemos albergado la ilusión de que algún día nos habremos librado por completo de la tentación de comer en exceso, y que entonces podremos relajar nuestros esfuerzos. Nuestra experiencia nos ha demostrado que se necesita un esfuerzo continuo para guardar la abstinencia y que únicamente dedicándonos diario a alimentar el espíritu recibiremos cordura, fortaleza y satisfacción por parte de nuestro Poder Superior.

Señor, toma mis falsas creencias y muéstrame Tu verdad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Todo tragon tiene un problema de personalidad. Traga para escapar de la vida, para contrarrestar un sentimiento de soledad o de inferioridad, o a causa de algún conflicto emocional dentro de él, de suerte que no puede adaptarse a la vida. Su tragonismo es un síntoma de desorden de personalidad. Un tragón no puede dejar de tragar, a menos que encuentre una forma de resolver su problema de personalidad. Por eso es que el hacer promesas normalmente no resuelve nada, y el tragar es un escape, pero tampoco resuelve nada.

–  ¿Se resolvió alguna vez mi problema de personalidad al continuar tragando o al hacer promesas?

Meditación del Día.

Dios irradia su vida con el calor del espíritu. Usted tiene que abrirse como una flor a esta divina irradiación. Suelte su apego a la tierra, a sus inquietudes y preocupaciones. Desahogue el lazo que tiene con las cosas materiales, rompa su atadura, y la marea de la paz y de la serenidad fluirá. Abandone todo lo material, y vuélvalo a recibir de Dios. No se aferre a los tesoros de la tierra tan firmemente que sus manos estén demasiado ocupadas para alcanzar las manos de Dios cuando El se las tiende con amor.

Oración del Día.

Ruego poder estar dispuesto a recibir la bendición de Dios. Pido poder estar dispuesto a abandonar mi apego por las cosas materiales, para recibirlas de nuevo de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Un proceso para toda la vida

“Teníamos dificultades en nuestras relaciones interpersonales, no podíamos controlar nuestra naturaleza emocional, éramos presa de la miseria y de la desesperación, no encontrábamos un medio de vida, teníamos la sensación de ser inútiles, estábamos llenos de temores, éramos infelices, parecía que no podíamos serviles para nada a los demás . . .”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 48

Estas palabras me recuerdan que yo tengo más problemas que el alcohol, que el alcohol es solamente un síntoma de una enfermedad más penetrante. Cuando dejé de beber empecé un proceso para toda la vida de recuperación de emociones turbulentas, de relaciones dolorosas y de situaciones inmanejables. Este proceso es demasiado para la mayoría de nosotros sin la ayuda de un Poder Superior y de nuestros amigos en la Comunidad. Cuando empecé a trabajar los Pasos muchos de estos hilos enmarañados se deshicieron, pero poco a poco se fueron reparando los lugares más despedazados de mi vida. Un día a la vez, casi imperceptiblemente me sané. Disminuyeron mis temores como un termostato que se hubiera bajado. Empecé a experimentar momentos de alegría. Mis emociones se hicieron menos volubles. Ahora, de nuevo, soy parte de la familia humana.

El lenguaje del adiós.

Paciencia.

Qué hartos y fastidiados nos sentimos cuando la gente nos dice que seamos pacientes o que aprendamos a tener paciencia. Cuán frustrante puede ser querer tener finalmente algo, o ir hacia delante, y que luego eso no suceda.

Qué irritante que alguien nos diga que esperemos cuando nuestras necesidades no han sido satisfechas y nosotros estamos en medio dela ansiedad, de la frustración y de la inacción.

No confundas la sugerencia de ser paciente con aquella vieja regla de no tener sentimientos.

¡Ser paciente no significa que atravesamos el proceso a veces abrumador de la vida y de la recuperación sin experimentar sentimientos! Siente la frustración. Siente la impaciencia. Enójate cuanto sea necesario porque tus necesidades no están satisfechas.

Siente tu miedo.

¡Controlar tus sentimientos no hará que controles el proceso! Descubrimos la paciencia sometiéndonos a nuestros sentimientos. A la paciencia no se le puede forzar. Es un don que sigue de cerca a la aceptación y a la gratitud. Cuando manejemos nuestros sentimientos para aceptar totalmente lo que somos y lo que tenemos, estaremos listos para ser y tener más.

Hoy me dejaré experimentar mis sentimientos mientras practico la paciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: