Corriente Independiente de La Laguna

Abril 4


Comida para el pensamiento.

Me tomo un descanso

Nosotros, los comedores compulsivos, a menudo usábamos la comida como estimulante cuando sentíamos la necesidad de ocuparnos en algo. Desde luego, la comida no nos mantenía estimulados largo tiempo, ya que generalmente comíamos demasiado y terminábamos en estupor.

Con este programa, podemos estar más en contacto con lo que realmente sienten nuestros cuerpos. A veces, nuestro antojo de comida puede estar disfrazando nuestra fatiga, ocasiones en las que lo que necesitamos es un descanso, no comida. Cuando estamos cansados y sentimos que no podemos continuar lo que estamos haciendo, es muy posible que necesitemos descansar en vez de comer. Una corta siesta puede refrescarnos más que la comida innecesaria.

El verdadero descanso, tanto para nuestro espíritu como para nuestro cuerpo, proviene de nuestro Poder Superior. Un periodo de meditación puede sacarnos de nuestra depresión mental y emocional. Se necesita sólo un breve momento para quitar nuestra atención de la rutina cotidiana y ponerla en Dios. Esas pausas frecuentes durante el día nos ponen en contacto con un vasto receptáculo de energía y de poder.

Señor, yo reposo en Tu grandeza.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando llegué a T.A. encontré hombres y mujeres que habían pasado por las mismas cosas por las que yo había pasado. Ahora estaban pensando más acerca de cómo podían ayudar a los demás de lo que pensaban en sí mismos. Eran mucho más desinteresados de lo que jamás fui yo. Acudiendo a las reuniones y asociándome con ellos, empecé a pensar un poco menos en mí mismo y un poco más en las otras personas. Aprendí también que no tenía que depender sólo de mí mismo para salir del embrollo en que me hallaba. Podía obtener una fortaleza mayor que la mía propia.

–  ¿Estoy ahora dependiendo menos de mí mismo y más de Dios?

Meditación del Día.

Ningún hombre puede ayudar a menos que comprenda al hombre al que está tratando de ayudar. Para comprender los problemas y tentaciones de sus semejantes, tiene que haber pasado por ellos. Tiene que hacer todo lo que pueda para comprender a sus semejantes. Tiene que estudiar su fondo, sus gustos y desagrados, sus reacciones y sus prejuicios. Cuando usted vea sus debilidades, no se las haga resaltar. Hágale compartir las propias debilidades, pecados y tentaciones de usted mismo y déjelo sacar sus propias conclusiones.

Oración del Día.

Ruego porque pueda servir como un conducto para el poder de Dios y que llegue a las vidas de otros hombres. Pido poder tratar de comprender a mis semejantes.

Reflexión diaria A.A.

Llorar por la luna

“Este verdadero y real sentimiento de inferioridad es agrandado por su sensibilidad infantil y es este estado de cosas lo que genera en él ese insaciable y anormal deseo de aprobación y de éxito a los ojos del mundo. Niño aún, llora por alcanzar la luna. ¡Y la luna parece no dejarse alcanzar por él!”.

* LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 102

Cuando bebía, parecía oscilar entre sentirme totalmente invisible y creerme el centro del universo. La búsqueda de ese elusivo equilibrio entre los dos ha llegado a ser una parte de mi recuperación. La luna por la que constantemente lloraba, ahora en mi sobriedad, rara vez está llena; en vez de eso, me enseña sus otras muchas fases, y en todas ellas hay lecciones que aprender. Un verdadero aprendizaje frecuentemente ha sido presidido por un eclipse, momentos de oscuridad, pero con cada ciclo de mi recuperación, la luz se hace más fuerte y mi visón es más clara.

El lenguaje del adiós.

Negocia los conflictos

“La recuperación trata de algo más que de alejarse. A veces significa aprender a quedarse y a hacer un trato. Trata acerca de construir y mantener relaciones que funcionan.”

Más allá de la codependencia.

Los problemas y los conflictos son parte de la vida y de las relaciones con los amigos, los familiares, los seres amados y en el trabajo. La solución de problemas y la negación de conflictos son destrezas que podemos adquirir y mejorar con el tiempo.

El no estar dispuestos a acatar y resolver problemas en las relaciones conlleva a sentimientos no resueltos de ira y victimización, a ruptura en las relaciones, a problemas no resueltos y a juegos de poder que intensifican el problema y desperdician tiempo y energía. No estar dispuestos a encarar y a solucionar problemas significa que podemos volver a tener ese problema.

Algunos problemas con la gente no se pueden solucionar de una forma mutuamente satisfactoria. A veces, el problema es acerca de un límite que tenemos, y ahí no cabe el negociar. En ese caso necesitamos entender claramente lo que queremos y necesitamos y cuál es nuestra última palabra.

Sin embargo, algunos problemas con la gente se pueden resolver y negociar satisfactoriamente. A menudo hay opciones que funcionan para solucionar problemas que ni siquiera vemos hasta que nos abrimos al concepto de resolver los problemas dentro de nuestras relaciones, en vez de huir de los problemas.

Para negociar los problemas, debemos estar dispuestos a identificar el problema, dejar ir la vergüenza y el echar culpas y con centrarnos en posibles soluciones creativas. Para negociar y resolver con éxito los problemas en nuestras relaciones, debemos saber cuál es nuestra última palabra y cuáles son nuestros límites para no perder tiempo tratando de negociar cosas que no son negociables.

Necesitamos aprender a identificar lo que las dos personas realmente quieren y necesitan, y las diferentes posibilidades que existen para resolver el conflicto. Podemos aprender a ser flexibles sin ser demasiado flexibles. Las relaciones de intimidad, donde hay un compromiso, significan que dos personas están aprendiendo a solucionar juntas sus problemas y conflictos para que esa solución funcione de la manera más conveniente para ambos.

Hoy estaré abierto a negociar los conflictos que tengo con la gente. Lucharé por lograr el equilibrio sin ser demasiado sumiso o demasiado exigente. Lucharé por lograr una flexibilidad adecuada en mis esfuerzos para resolver problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: